Saltar al contenido principal

Nicaragua: Dejan de circular dos periódicos y un medio digital y acusan al Gobierno de Daniel Ortega

Voceador en las calles de Managua ofrece la última edición del periódico El Nuevo Diario, reconocido a nivel nacional por su oposición al Gobierno del presidente Daniel Ortega. Managua, Nicaragua. 27/09/2019.
Voceador en las calles de Managua ofrece la última edición del periódico El Nuevo Diario, reconocido a nivel nacional por su oposición al Gobierno del presidente Daniel Ortega. Managua, Nicaragua. 27/09/2019. Jorge Torres / EFE.

El Nuevo Diario, Metro y Maje, críticos con el Gobierno del presidente Daniel Ortega, dejaron de circular, según argumentaron por las “dificultades económicas, técnicas y logísticas”.

Anuncios

A través de un comunicado, la compañía Editorial Nuevo Amanecer anunció el cierre definitivo de los tres periódicos tanto en sus versiones impresas como digital debido a las dificultades que afronta la empresa que “hacen insostenible su funcionamiento”.

Lo mismo indicaron cada uno de los medios, como Metro, a través de su cuenta en la red social Twitter.

El Gobierno del presidente Daniel Ortega, por medio de la Dirección General de Aduanas, incautó desde hace un año el papel, tinta y otros materiales pertenecientes a la editorial, así como del Grupo Editorial La Prensa que distribuye el diario La Prensa y Hoy de tiraje nacional.

“Ninguna justificación legal o administrativa”

Según confirma Editorial Nuevo Amanecer, la aduana nicaragüense comenzó a bloquear el ingreso al país de las materias primas a partir del 6 de septiembre de 2018, “sin ninguna justificación legal o administrativa”, y el 8 de julio del mismo año permitió solamente la entrega del 20% del papel retenido y una parte de otros insumos.

En el caso de El Nuevo Diario, que inició actividades en 1980 y es el de mayor circulación de los tres que dejaron de operar, indicó “después de casi 40 años de estar informando sin interrupciones a la sociedad nicaragüense”, así indicaron las directivas del medio de comunicación.

“Estamos conscientes de la importancia de El Nuevo Diario como medio de comunicación clave en la cobertura periodística de varias etapas relevantes en la historia reciente de Nicaragua”, indicó el rotativo que a finales de julio pasó de tener formato de periódico estándar al de tabloide de solo ocho páginas para hacer frente a la crisis.

También dejó de circular Metro, que por espacio de seis años fue distribuido de manera gratuita en Managua, la capital. La misma editorial ya había sacado de circulación el periódico popular Q´Hubo por la falta de papel para su impresión.

La aduana nicaragüense no da explicaciones

Hasta el momento la aduana de Nicaragua no se ha referido a las denuncias hechas por los medios de comunicación a los que, desde septiembre del 2018, les tiene retenido el 100% de su materia prima para continuar con sus publicaciones.

Tampoco se ha referido a las otras dos resoluciones presentadas por el Tribunal Aduanero Tribunal Administrativo de Nicaragua, en las que admite tres recursos de apelación que fueron presentadas por la Editorial Nuevo Amanecer, en la que ordena a las autoridades a entregarles la materia prima que mantenía confiscada.

El pasado mes de marzo, el Gobierno nicaragüense ya se había comprometido a liberar una gran cantidad de papel, tinta y otras materias primas que pertenecen a los medios de comunicación independientes, gracias a un acuerdo alcanzado entre el presidente Ortega y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. Todo esto, en el marco de las negociaciones para superar la crisis del país que fueron finalizadas por el mandatario de manera unilateral el 30 de julio.

Foto Prensa Nicaragua
Fachada de la sede principal de la Editorial Nuevo Amanecer, hoy ya cerrada, dueña de los periódicos El Nuevo Diario, Metro y Maje que dejaron de circular debido a la falta de materia prima básica como pale y tinta que la aduana de Nicaragua mantiene retenida. Managua, Jorge Torres / EFE.

90 periodistas han partido al exilio

La persecución gubernamental hacia los medios de comunicación en la nación centroamericana también ha llevado a la cancelación de varios programas de televisión y a la ocupación por parte de la Policía Nacional de las instalaciones de un canal local, así como al saboteo en la señal de al menos dos estaciones de radio.

Así mismo, el asedio y de los militares ha forzado a irse al exilio a por lo menos 90 periodistas, esto según publica la Fundación Violeta Barrio de Chamorro que desde abril de 2018 hasta agosto de 2019, registró uno 1.080 casos de violación de la libertad de prensa que incluyen desde agresiones hasta asesinatos, pasando por censura y amenazas.

Con EFE y Reuters.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.