Saltar al contenido principal

30 ciudades en 30 días: Mauricio Macri busca reconquistar a los argentinos de cara a la reelección

El presidente argentino, Mauricio Macri inicia su campaña 'Sí se puede' en Buenos Aires, el 28 de septiembre de 2019.
El presidente argentino, Mauricio Macri inicia su campaña 'Sí se puede' en Buenos Aires, el 28 de septiembre de 2019. Joaquin Salguero/Reuters

‘Sí se puede' es el eslogan del presidente Mauricio Macri, que en un mes espera recabar el apoyo para las presidenciales de octubre. Su campaña inició después de perder terreno en las primarias de agosto, frente al opositor Alberto Fernández.

Anuncios

En Buenos Aires, el mandatario realizó este sábado la primera jornada multitudinaria con sus seguidores. Miles de personas se movilizaron con banderas y carteles de apoyo hasta el acomodado barrio de Belgrano para escuchar su discurso.

“Hoy comienza la marcha del 'sí se puede', 30 días por todo el país, hombro a hombro, todo este octubre que no nos resignamos porque sabemos que un mejor país es posible y está mucho más cerca de lo que podemos ver”, aseguró Macri.

La denominada ‘marcha del sí se puede’, apoyada por la coalición oficialista ‘Juntos por el Cambio’, busca dar un impulso a la candidatura de Macri, tras el duro revés del pasado 11 de agosto, cuando obtuvo 31.79 % de los votos, contra 47,78 % de su contendor, el peronista alberto Fernández, que va a las elecciones con la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), como fórmula vicepresicencial.

Aunque el presidente admitió que el último año y medio estuvo marcado por la recesión económica, afirmó que "Se puede dar vuelta a esta elección”. Su siguiente parada es este lunes en Junín y el cierre de campaña será en Córdoba.

Los auxilios del FMI para Argentina, en suspenso hasta las elecciones

El Fondo Monetario Internacional puso en espera un adelanto de 5.400 millones de dólares, que pensaba desembolsar este septiembre al país austral, como parte del auxilio negociado y firmado en 2018 por el Gobierno de Macri y que, consiste en un total de 56.300 millones de dólares para enfrentar la crisis cambiaria y la recesión.

El primer tramo del dinero era muy esperado por la administración del Gobierno para reforzar las reservas de la nación. Inicialmente su entrega dependía de una auditoría del FMI sobre las metas fiscales y monetarias del segundo trimestre de este año que, según el Ejecutivo sí se cumplieron; pero ante la persepectiva de una victoria del opositor Alberto Fernández en los comicios del 27 de octubre, llevó al Fondo a posponer la decisión.

Y es que Fernández, no solo superó por casi 16 puntos a Macri en primarias, sino que también criticó al FMI y lo responsabilizó de la crisis que vive Argentina.

Ciudadanos sostienen pancartas en una manifestación contra las medidas económicas del gobierno del presidente argentino Mauricio Macri, en Buenos Aires, Argentina, el 24 de septiembre de 2019.
Ciudadanos sostienen pancartas en una manifestación contra las medidas económicas del gobierno del presidente argentino Mauricio Macri, en Buenos Aires, Argentina, el 24 de septiembre de 2019. Agustín Marcarian/ Reuters

Estas acciones provocaron una venta masiva de los inversionistas en el mercado, buscando asegurar capitales y finalmente el Gobierno se vio obligado a introducir controles de divisas para detener una caída del peso.

Pese a la situación, el portavoz del FMI, Gerry Rice, aseguró el jueves en rueda de prensa que, "Es incorrecto decir que el FMI ha suspendido la relación con el país. Continuamos totalmente comprometidos en ayudar a Argentina a retomar el camino de la estabilidad a largo plazo y el crecimiento sostenible"; sin embargo, también admitió que "no hay plazos" establecidos para el desembolso pendiente.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.