Saltar al contenido principal

El danés Mads Pedersen, nuevo campeón del mundo de ciclismo de ruta

El danés Mads Pedersen celebra luego de cruzar primero la meta en la final masculina de élite del Mundial de Ciclismo de Ruta, en Harrogate, Gran Bretaña, el 29 de septiembre de 2019.
El danés Mads Pedersen celebra luego de cruzar primero la meta en la final masculina de élite del Mundial de Ciclismo de Ruta, en Harrogate, Gran Bretaña, el 29 de septiembre de 2019. Nigel Roddis / EFE / EPA

Contra todo pronóstico, el danés Mads Pedersen, de 23 años, se consagró campeón del mundo de ciclismo de ruta en una carrera marcada por la lluvia y los vientos en Harrogate, Inglaterra.

Anuncios

"No me lo esperaba", esas fueron las palabras que pronunció el danés Mads Pedersen luego de ganar la final masculina de élite en el Mundial de ciclismo de ruta, que terminó este domingo 29 de septiembre de 2019 en Yorkshire, Inglaterra, en el Reino Unido.

Pedersen confesó que el plan de la selección de Dinamarca era que él "estuviera por delante con la fuga para que luego vinieran Valgre y Fuglsang por detrás para rematar". Sin embargo, "no pudieron seguir a Van der Poel y Trentin cuando atacaron y luego ya ha sido todo sobrevivir", comentó el ciclista danés de apenas 23 años que llegó con el lute de tres fugados y logró imponerse en el embalaje o sprint final, por delante del italiano Matteo Trentin y el suizo Stefan Kung.

La carrera, que tenía en principio un recorrido de 280 kilómetros, pero fue reducida por los organizadores a 261 km, estuvo marcada por una lluvia incesante y los vientos que obligaron a varios corredores a abandonarla, entre ellos el campeón defensor, el español Alejandro Valverde, que no pudo retener la camiseta arcoíris.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

El neerlandés Mathieu van der Poel, uno de los favoritos a ganar el oro, fue quien provocó el ataque decisivo en el pelotón a 33 km de la meta, pero reventó a falta de 12 km y sin fuerzas cruzó la meta 10 minutos después de los tres de punta.

Otro de los llamados a ganar el título, el belga Philippe Gilbert, que se pinchó y se cayó a 125 km del final, justo antes de ingresar al circuito final de 14 km al que los pedalistas le dieron 14 vueltas. El campeón mundial del año 2012 recibió la ayuda de su compatriota, Remco Evenepoel, pero no pudieron regresar al pelotón y con ello el equipo de Bélgica, considerado por muchos como el más fuerte, fue el gran damnificado de la jornada.

En cuanto a la cuota latinoamericana, ninguno logró quedar al menos en el top 10, algo previsible dado que el recorrido no los favorecía. El colombiano Carlos Betancur fue el mejor y terminó en la posición 14, mientras que Nairo Quintana, Sebastián Henao, Sebastián Molano y Álvaro Hodeg se retiraron. El segundo mejor ubicado fue Daniel Martínez, que terminó ubicado en la posición 29, y Esteban Chaves, que se pinchó, finalizó en el puesto 38.

Mads Pedersen le da el primer título mundial a Dinamarca

Pedersen logró darle por primera vez a Dinamarca un título en un Mundial de ciclismo de ruta. El espigado pedalista de 1,79 metros y 70 kg de peso, que cumplira 24 años el próximo 18 de diciembre, había ganado el campeonato nacional de ruta de su país en 2017 y fue subcampeón del Tour de Flandes en 2018.

"El sueño de todos los ciclistas es portar la camiseta arcoíris. Para mí, hacerlo ahora es increíble", dijo Pedersen tras su consagración. "Veía la línea de meta y me decía que el dolor se iba a pasar en cuanto la cruzase. Tras seis horas y media montando en bicicleta, ¡todo podía pasar!", añadió.

Tan solo 46 corredores de los 197 que iniciaron la carrera, pudieron finalizar el recorrido. Y la transmisión televisiva fue interrumpida durante una hora por el mal clima que impidió que el helicóptero emitiera las imágenes aéreas de los ciclistas.

Annemiek van Bleuten, la reina del Mundial de ciclismo de ruta

Un día antes de la final masculina, se disputó la femenina bajo mejores condiciones climáticas. En un soleado sábado, la neerlandesa Annemiek van Vleuten fue la ganadora tras una exhibición histórica en la que se escapó del grupo principal a 105 kilómetros de la meta y nadie pudo alcanzarla.

La de van Vleuten fue la tercera victoria consecutiva en campeonatos del mundo para la selección de los Países Bajos, tras los triunfos de Chantal Blaak en Bergen, Noruega, 2017 y Ana van der Breggen en Innsbruck, Austria, en 2018.

"Sí, ha sido una locura pero las locuras tienen este premio", dijo feliz la pedalista neerlandesa y "con la piel de gallina" por el triunfo conseguido y también por el apoyo recibido de la gente.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

"La gente no sabe cómo entreno y lo que me sacrifico. Estaban aquí mi padre, mi madre, muy pendientes (...) ha sido un gran sueño. Ya tenía oros en la crono, pero me faltaba en carretera. ¡Como lo he disfrutado!", señaló emocionada van Vleuten, que en el Mundial del año anterior no pudo competir por una lesión en una de sus rodillas que la obligó a "un período duro de rehabilitación".

Van der Breggen, finalizó segunda y no pudo retener el título, y la australiana Amanda Spratt obtuvo el bronce.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.