Saltar al contenido principal

El papa Francisco hizo un llamado a evitar la discriminación en la Jornada Mundial del Migrante

El papa Francisco junto a una estatua de un grupo de migrantes de diversas culturas y de diferentes épocas históricas, en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el 29 de septiembre de 2019.
El papa Francisco junto a una estatua de un grupo de migrantes de diversas culturas y de diferentes épocas históricas, en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el 29 de septiembre de 2019. Vincenzo Pinto / Pool vía Reuters

Con motivo de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, el papa Francisco lamentó que el mundo sea cada vez más "cruel con los excluidos" e hizo un llamado a recuperar la humanidad y evitar la discriminación.

Anuncios

"El mundo actual es cada día más elitista y cruel con los excluidos", dijo el papa Francisco en la plaza de San Pedro en la Ciudad del Vaticano, durante una misa que presidió con motivo de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que se celebró este domingo 29 de septiembre de 2019.

Alrededor de 40.000 fieles de diversas partes del mundo, entre ellos muchos migrantes y refugiados, escucharon la homilía del sumo pontífice, que a propósito de esta celebración denunció "la cultura de la comodidad", que conduce a la indiferencia ante una crisis global de migración y refugiados.

Francisco reivindicó la necesidad de aceptar a los demás, especialmente a los excluidos, e hizo mención especial a "los forasteros, las viudas y los huérfanos" por ser personas que a menudo "carecen de derechos" y son marginados en la sociedades actuales.

"No podemos ser indiferentes a la tragedia de las viejas y nuevas formas de pobreza, al sombrío aislamiento, el desprecio y la discriminación que experimentan aquellos que no pertenecen a 'nuestro grupo'", dijo Francisco. "No podemos permanecer insensibles, nuestros corazones están abatidos, ante la miseria de tantas personas inocentes. No debemos dejar de llorar. No debemos dejar de responder", añadió.

"Esto significa ser vecino de todos aquellos que son maltratados y abandonados en las calles de nuestro mundo, aliviando sus heridas y llevándolos al refugio más cercano, donde se puedan satisfacer sus necesidades", dijo el máximo jerarca de la iglesia Católica.

El sumo pontífice también hizo un llamado de atención a los países que producen armas para guerras luchadas en el extranjero y que luego se niegan a recibir a refugiados que huyen de los mismos conflictos.

Dijo, además, que "los países en vías de desarrollo siguen agotando sus mejores recursos naturales y humanos en beneficio de unos pocos mercados privilegiados". "Quienes padecen las consecuencias son siempre los pequeños, los pobres, los más vulnerables, a quienes se les impide sentarse a la mesa y se les deja solo las 'migajas' del banquete", expuso.

"Las guerras solo afectan a algunas regiones del mundo, pero las armas de guerra se producen y venden en otras regiones que no están dispuestas a acoger a los refugiados generados por estos conflictos", dijo Francisco.

Una estatua en honor a todos los migrantes y refugiados del mundo

Tras la misa y tras el rezo del Ángelus, el papa Francisco inauguró una estatua de bronce que representa a un grupo de migrantes y refugiados de diferentes partes del mundo y épocas, la cual permanecerá en la plaza de San Pedro de Ciudad del Vaticano en memoria de estas personas.

"La estatua representa a un grupo de migrantes de diversas culturas y de diferentes períodos históricos. Quería traer este trabajo artístico aquí a la plaza de San Pedro para recordar a todos el desafío evangélico de la hospitalidad", dijo Francisco sobre esta obra del artista canadiense Timothy Schmalz.

Finalmente, el sumo pontífice abogó por "la construcción de un mundo más justo, donde todos puedan acceder a los bienes de la tierra, donde todos tengan la posibilidad de realizarse como personas y como familias, donde los derechos fundamentales y la dignidad estén garantizados para todos".

Con Reuters, AP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.