Saltar al contenido principal

El consejero delegado de Thomas Cook defiende su gestión

Anuncios

Londres (AFP)

Dos tercios de los turistas británicos que se encontraban en el extranjero cuando Thomas Cook declaró repentinamente su quiebra hace una semana habían sido repatriados el lunes, mientras el consejero delegado del turoperador defendía su gestión en los medios.

Unos 106.000 viajeros residentes en el Reino Unido, de los 150.000 que habían sido sorprendidos por la noticia, fueron repatriados en el marco de una masiva operación lanzada por la Agencia de la Aviación Civil británica (CAA), anunció la CAA.

La mayor operación de repatriación organizada en tiempos de paz por las autoridades británicas, con más de 1.000 vuelos previstos, debe durar hasta el 6 de octubre.

Mientras tanto, el consejero delegado del grupo, Peter Fankhauser, defendió en la prensa británica el domingo su acción a las riendas de la empresa y las elevadas remuneraciones que él y otros de los principales directivos cobraron en los últimos años.

"Hice todo lo que puede para salvar la compañía", afirmó en el Daily Mail, al tiempo que reconoció entender "la ira" y "la decepción" de sus colegas.

Desde la quiebra, se multiplicaron las críticas, especialmente procedentes del mundo político, contra los 20 millones de libras (24,6 millones de dólares, 22,5 millones de euros) recibidos en los últimos años por los dirigentes de Thomas Cook, entre ellos Fankhauser.

Sobre los 8,3 millones de libras que él cobró personalmente, Fankhauser aseguró al Daily Mail que la mitad eran acciones que no utilizó y que ya no valen nada. Y subrayó que estos niveles de remuneración no son "escandalosos" en comparación con los de los otros directivos de las 250 empresas del FTSE, en índice selectivo de la bolsa de Londres.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.