Saltar al contenido principal

Quiñónez acompaña a Lyles a la final de 200 metros del Mundial de Doha

Anuncios

Doha (AFP)

El ecuatoriano Álex Quiñónez disputará una gran final planetaria siete años después de haber estado en la de los Juegos Olímpicos de Londres-2012, tras sellar brillantemente su billete este lunes para la del Mundial de Doha-2019.

Quiñónez fue segundo en su serie de semifinales, con un tiempo de 19 segundos y 95 centésimas, únicamente superado por el gran favorito, el estadounidense Noah Lyles (19.86).

Después de haber accedido a semifinales el domingo con el segundo mejor crono de las series, Quiñónez obtuvo también el segundo mejor de las semifinales, lo que le pone directamente entre los grandes candidatos a las medallas.

"Estoy tranquilo y feliz con el tiempo de la semifinal. Estoy concentrado en la final, a soñar allí", se limitó a decir Quiñónez a su paso por la zona mixta tras la carrera.

Fue rechazando después una a una, con una sonrisa, los distintos requerimientos de la prensa internacional.

A sus 30 años y tras un parón en su carrera, en el que llegó a plantearse la retirada, Quiñónez regresó con fuerza.

Hace siete años en la cita olímpica de Londres había sorprendido disputando la final, donde finalizó en séptima posición, en una carrera que ganó el jamaicano Usain Bolt.

Ahora tendrá que medirse a otro prodrigio, Noah Lyles, de 22 años y que será el gran favorito al oro, avalado por su mejor crono de esta temporada, los 19.50 con los que ganó en Lausana (Suiza), que le sirvieron además para convertirse en el cuarto más rápido de todos los tiempos en el doble hectómetro.

- Blake, eliminado -

También accedieron a la final otros favoritos como el británico Adam Gemili (20.03) o el canadiense Andre De Grasse (20.08), ese último bronce mundial en 100 metros el sábado.

El turco Ramil Guliyev (20.16), segundo de su serie, también pasó a la siguiente ronda.

La principal eliminación de las semifinales fue la del jamaicano Yohan Blake, el segundo hombre más rápido de la historia en esta distancia (19.26 en 2011), que finalizó con 20.37 en esta ocasión.

Álex Quiñónez será la única presencia latinoamericana en la gran final del martes, ya que el dominicano Yancarlos Martínez (20.28) y el cubano Reynier Mena (20.61) quedaron eliminados en esta ronda.

En la final del martes, Quiñónez aspira a dar a Ecuador su primera medalla mundial de la historia en una prueba de pista.

Las cuatro anteriores las consiguió un mismo hombre, Jefferson Pérez, en los 20 kilómetros marcha (tres oros y una plata).

Desde el último título de Pérez, en Osaka-2007, Ecuador no ha podido volver a subir al podio en un Mundial.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.