Saltar al contenido principal

Sebastian Kurz, el ‘niño prodigio’ que alienta a la derecha austriaca

Sebastian Kurz, líder del Partido Popular de Austria (ÖVP) durante un mitin electoral luego de la votación anticipada en Viena, Austria, el 29 de septiembre de 2019.
Sebastian Kurz, líder del Partido Popular de Austria (ÖVP) durante un mitin electoral luego de la votación anticipada en Viena, Austria, el 29 de septiembre de 2019. Florian Wieser - EFE / EPA

El excanciller dominó las elecciones legislativas y tiene todas las probabilidades de volver a gobernar a Austria. El líder de 33 años goza de una fuerte popularidad entre los conservadores, que alimenta con un discurso ultraderechista.

Anuncios

Es poco factible que lo hubiera logrado sin él. Este domingo 29 de septiembre, el Partido Popular (ÖVP) arrasó con los votos de las elecciones anticipadas, adelantando con más de 600 mil votos a los socialdemócratas del SPÖ. Este triunfo, que no había alcanzado esta magnitud desde hace 17 años, no puede desvincularse de la figura de su jefe: Sebastian Kurz.

Tiene apenas 33 años, pero ya el tercio de su vida la desarrolló en política. Hijo de una docente de letras y de un ingeniero, encontró una segunda familia entre las filas de las Juventudes del ÖVP, donde militó a partir de 2003. Escaló los eslabones de su formación, hasta presidirla desde mayo de 2017, pero también las del Gobierno, ya que ambos están muy ligados. En 74 años de existencia, el ÖVP estuvo en la oposición durante solo cinco mandatos pues gobernó en los otros 17, aunque cabe resaltar que una sola vez obtuvo los votos suficientes para dirigir sin alianza.

Los ejecutivos austríacos se conforman a punta de coaliciones y bien lo sabe Sebastian Kurz. Tras vencer en las últimas elecciones se alió con el Partido de la Libertad de Austria (FPÖ) en el Consejo Nacional lo que le permitió convertirse en el mandatario más joven del mundo.

Un joven que seduce a los conservadores

Pero debido a un escándalo que implicó al jefe de la extrema derecha, la luna de miel con su polémico socio no llegó a su término. Terminar su alianza con la extrema derecha no impidió a Kurz seguir con la retórica antimigratoria durante esta última campaña. Este domingo 29 de septiembre, mientras se derrumbó el FPÖ, el ÖVP ganó fuerza, en lo que parece ser un traslado de votos de los desilusionados del ‘Ibiza Gate’.

Durante sus 17 meses de Gobierno, Sebastian Kurz se erigió como un crítico de su homóloga Angela Merkel, la canciller de Alemania, y su política de acogida de refugiados y endureció las leyes contra los extranjeros en Austria. Un enfoque que le ha valido la simpatía de ciertos sectores nacionalistas.

Kurz divide a su país, el fervor de sus seguidores se conjuga con lo virulento de sus críticos. Muchos consideran que no se distanció lo suficiente de los numerosos incidentes xenófobos y antisemitas del FPÖ, formación a la cual dejó las carteras clave: Interior, Defensa y Exteriores. Una decisión que conllevó críticas a nivel europeo e incluso a una limitación de cooperación en materia de inteligencia por los dudosos vínculos internacionales del partido ultraderechista.

Unas elecciones que dejaron a Kurz en posición de fuerza para volver a gobernar

Dominando el escrutinio, el excanciller podría haberse librado del apoyo del FPÖ, cuya ala más radical ya rechazó un nuevo gobierno con él. El interés de Sebastián Kurz, es ante todo su propia imagen, para la cual remunera un equipo de asesores, tal como lo relató la prensa austríaca, que reveló la importancia de los gastos al respecto.

Por su política fiscal, que se concentra en reducciones de impuestos, Kurz nunca ha perdido el respaldo de la derecha liberal que suma a la imagen de modernizador que ha promovido. Un equilibrio con las posturas ultraconservadoras que el joven dirigente ha sabido manejar, hasta ahora, sin problema.

Al igual que otros países, los sondeos resaltaron la creciente preocupación del electorado en cuanto al medio ambiente y esta contienda marcó una irrupción del Partido Verde. Una posible nueva alianza y una opción de Gobierno entre otras para Sebastián Kurz, el favorito para volver a mandar la décima potencia económica de la Unión Europea.

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.