Saltar al contenido principal

Uruguay denuncia en la ONU intento de aterrorizar y asfixiar a Venezuela

Anuncios

Naciones Unidas (Estados Unidos) (AFP)

Uruguay denunció este lunes en la Asamblea General de las Naciones Unidas el intento de Estados Unidos y otros países de la región de aterrorizar al gobierno venezolano de Nicolás Maduro y de asfixiarlo con sanciones económicas.

A diferencia de más de 50 países, incluido Estados Unidos y la mayoría de los países de Latinoamérica, Uruguay no reconoce al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela e insiste en una salida negociada a la crisis.

Uruguay fue también el único país miembro del Tratado Interamericano de Defensa Recíproca (TIAR) que la semana pasada, en Nueva York, votó en contra de la decisión de activarlo para coordinar sanciones contra el régimen de Maduro. Tras la votación anunció su retiro del pacto.

Sin mencionar a Estados Unidos, el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, expresó el lunes ante la mayor tribuna diplomática mundial su "profunda alarma" por "el avance de ideologías extremas que intentan aplicar por la fuerza sus propias recetas a otros países (...) generando situaciones de crisis y violencia como excusa para imponer sus doctrinas por la vía armada y expoliar, en su propio beneficio, a los pueblos latinoamericanos".

"Tampoco podemos tolerar la intervención extranjera bajo pretexto de defender la democracia mientras se aterroriza a los pueblos con la amenaza de una invasión presuntamente libertadora, cuyo único resultado cierto es la pérdida de miles de vidas inocentes y se les asfixia con sanciones económicas que los sumergen más y más en la pobreza, como sucede actualmente con Venezuela", añadió.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha amenazado varias veces a Maduro con una intervención militar, aunque insiste en los últimos meses en una transición pacífica a la democracia, con la convocatoria a nuevas elecciones libres.

Tras el fracaso de las negociaciones auspiciadas por Noruega, la mayoría de los países latinoamericanos, reunidos en el Grupo de Lima, se disponen a aplicar sanciones conjuntas contra Maduro, siguiendo los pasos de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.

Unos 4,3 millones de venezolanos han huido de su país debido a una creciente escasez de medicinas, combustible y electricidad, así como por el aumento de la violencia y la inseguridad, según cifras de la ONU.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU anunció el viernes pasado la creación de una misión internacional para investigar presuntas violaciones de derechos humanos en el país sudamericano desde 2014, entre ellas ejecuciones extrajudiciales y torturas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.