Saltar al contenido principal

Al menos un muerto y diez heridos tras ataque en una escuela en Finlandia

Vista del frente del centro comercial Herman, donde se produjo el ataque con cuchillo en la escuela de formación profesional Savo, en Kuopio, Finlandia, el 1 de octubre de 2019.
Vista del frente del centro comercial Herman, donde se produjo el ataque con cuchillo en la escuela de formación profesional Savo, en Kuopio, Finlandia, el 1 de octubre de 2019. Jaakko Vesterinen / Lehtikuva / vía Reuters

Un joven estudiante atacó a sus compañeros con un arma blanca y una mujer falleció como consecuencia del ataque en Kuopio. El atacante está gravemente herido tras recibir disparos de la policía que intervino en el lugar.

Anuncios

Un muerto y diez heridos dejó un ataque con arma blanca en un centro de formación profesional en Kuopio, en el centro de Finlandia, según confirmaron las autoridades policiales este 1 de octubre.

Un joven estudiante de la escuela de formación profesional Savo, armado con una espada y un arma de fuego, atacó a sus compañeros y, como consecuencia, una mujer falleció en el lugar. Los policías intervinieron y dispararon contra el agresor, que quedó herido de gravedad, aunque su vida no correría peligro.

Entre los heridos hubo también estudiantes, un profesor y un policía. Dos de los lastimados fueron dados de alta y ocho permanecen ingresados, entre ellos, dos en estado delicado, aunque sin riesgo de muerte.

El superintendente de policía para el este de Finlandia, Mikko Lyytinen, señaló en una conferencia de prensa que los oficiales le dispararon al agresor para evitar que se registraran más heridos en el centro educativo, situado en el centro comercial Herman de la ciudad de Kuopio.

El superintendente de policía para el este de Finlandia, Mikko Lyytinen, brinda una conferencia de prensa tras el ataque en Kuopio, Finlandia, el 1 de octubre de 2019.
El superintendente de policía para el este de Finlandia, Mikko Lyytinen, brinda una conferencia de prensa tras el ataque en Kuopio, Finlandia, el 1 de octubre de 2019. Hannu Rainamo / Lehtikuva / vía Reuters

Los oficiales evitaron dar mayores precisiones del episodio y del atacante, pero informaron que nació en 1994, es ciudadano finlandés y no contaba con antecedentes penales.

Posteriormente, las fuerzas de seguridad allanaron la residencia del hombre y encontraron bombas incendiarias. Además, incautaron dispositivos electrónicos para investigarlos.

De momento, se desconocen los motivos de la agresión, que está siendo pesquisada por la Oficina Nacional de Investigación.

Posteriormente, la policía allanó el departamento del hombre y allí se encontró un alijo de bombas incendiarias. Pero no estaba claro de inmediato si se usaron en el alboroto.

Según medios locales, la mujer asesinada habría sido el objetivo principal del atacante

Pese a que la policía no brindó detalles del episodio, el periódico finlandés 'Keskisuomalainen' informó que la mujer asesinada habría sido una estudiante de la escuela y el “objetivo principal” del atacante.

Por su parte, un testigo le dijo al medio local 'Iltalehti' que el hombre llegó quince minutos tarde a la clase con una bolsa alargada, de la que sacó una espada tipo sable para atacar al profesor, mientras que algunos estudiantes le lanzaron sillas.

De acuerdo a los testigos citados por medios locales, el episodio generó confusión en el centro, donde se encontraban unos 300 alumnos, la mayoría de entre 16 y 19 años, y cerca de 30 profesores. En ese alboroto, el agresor causó un incendio con un líquido inflamable, que fue rápidamente sofocado por los bomberos.

Posteriormente, el joven intentó escapar por los pasillos del centro comercial y se enfrentó con la policía, que le disparó dos tiros antes de detenerlo.

El primer ministro condenó el ataque

Minutos después de conocerse el hecho, el primer ministro de Finlandia, Antti Rinne, calificó el hecho como "espantoso y totalmente condenable". "En mi nombre y en el de todo el Gobierno, extiendo mis condolencias a todos los familiares", escribió a través de Twitter.

El ataque en Kuopio es el cuarto episodio violento con víctimas mortales en el país nórdico. En noviembre de 2007, un estudiante de 18 años mató a balazos a ocho personas en la escuela secundaria Jokela antes de suicidarse.

Diez meses más tarde, un estudiante de hostelería de 22 años asesinó a diez personas a disparos en la escuela vocacional de Kauhajoki y luego se quitó la vida.

Y en 2014, un estudiante de 30 años mató con un cuchillo a un compañero en plena clase en un instituto de bachillerato de Utsjoki, en el extremo norte del país europeo.

Con EFE, AP y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.