Saltar al contenido principal

Un herido grave en Hong Kong durante las protestas contra el Gobierno chino

Un manifestante se encuentra en condición crítica tras recibir un disparo en el pecho por parte de la policía, que reprimió con dureza las manifestaciones del denominado “Día de Luto”, al conmemorarse el 70° aniversario de la República Popular China.

Anuncios

En contraste con las fastuosas celebraciones por el 70° aniversario de la creación de la República Popular China, Hong Kong se sumió nuevamente en el caos.

Desde temprano, decenas de miles de ciudadanos desafiaron la prohibición impuesta por las autoridades y se volcaron a las calles para reclamar contra el gobierno central chino, al que acusan de ejercer su autoritarismo en Hong Kong.

Mientras la jefa del Gobierno de la excolonia británica, Carrie Lam, participó de los festejos en Beijing, masivas manifestaciones se replicaron en las calles de Hong Kong y terminaron con una violenta represión de la policía frente a grupos de manifestantes que, una vez más, se enfrentaron a las autoridades.

En concreto, algunos manifestantes lanzaron objetos y bombas molotov contra los oficiales, quienes respondieron con gases lacrimógenos, balas de goma y cañones de agua para dispersarlos.

Como consecuencia de los episodios de violencia, al menos 15 personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad, según informó la Autoridad Hospitalaria de Hong Kong. El herido de gravedad es un hombre que recibió un impacto de bala en el pecho por parte de la policía y se encuentra en condición crítica. Aunque a lo largo de varios meses de movilizaciones ciudadanas varias personas han sido golpeados de balas de goma, este es el primer episodio en el que un manifestante es alcanzado por una munición real.

Según una fuente policial anónima citada por el diario local South China Morning Post, los agentes dispararon varias veces al aire en el distrito de Tsuen Wan y una de esas balas habría alcanzado al hombre ahora afectado. Sin embargo, un video viralizado en las redes sociales y verificado por la agencia de noticias AP muestra a un oficial disparando a quemarropa contra un manifestante.

De acuerdo a South China Morning Post, un amigo del herido señaló que se trata de un estudiante de quinto grado, al que solo pueden acceder alumnos de al menos 16 años.

Los enfrentamientos se extendieron desde el distrito de lujo de Causeway Bay hasta el área del Almirantazgo, donde se encuentran las oficinas gubernamentales en la isla. También se intensificaron los episodios de violencia a través del puerto hacia Kowloon y en la región de los Nuevos Territorios. Al menos 30 manifestantes fueron detenidos, según fuentes policiales.

El Día Nacional de China, un “Día de Luto” para los manifestantes

Los manifestantes habían anticipado en los días previos a las marchas de este 1 de octubre que aprovecharían la conmemoración del Día Nacional de China para impulsar un llamado a una mayor democratización, ante la mirada internacional, contrarrestando las intenciones de Beijing de mostrar una China unida y marcada por el progreso económico y militar.

Con ese objetivo, los manifestantes decidieron marchar bajo la consigna “Día de Luto Nacional”, en contrapartida a las celebraciones por el 70° aniversario de la República Popular China.

“No soy joven, pero si no marchamos ahora, nunca tendremos la oportunidad de volver a hablar, es tan simple como eso”, señaló una mujer de 42 años a la agencia de noticias Reuters, en medio de las marchas cerca de Causeway Bay.

Hong Kong lleva casi cuatro meses de tensión, con manifestaciones masivas desde junio a raíz de un proyecto de ley de extradición a la China continental presentado por el gobierno de Carrie Lam, que fue visto como un intento de recortar las libertades individuales en la región administrativa especial.

Si bien el plan fue descartado semanas después por Lam, las protestas han mutado en un reclamo por mejoras de los mecanismos democráticos en Hong Kong y en rechazo a lo que consideran la injerencia de Beijing, al que acusan de interferir en los asuntos del centro financiero asiático.

Desde el ejecutivo chino han rechazado los señalamientos de Hong Kong y aseguran que gobiernos extranjeros, como los de Estados Unidos y Reino Unido, están “avivando” el sentimiento contra China.

Informe desde Hong Kong: fuerte jornada de protestas en la excolonia británica

En Hong Kong, una celebración modesta y cerrada por el Día Nacional de China

En el inicio del lunes 1 de octubre, cientos de funcionarios y miembros de la élite ‘pro-establishment’ de Hong Kong realizaron una ceremonia de izado de banderas y una recepción en el Centro de Convenciones y Exposiciones, a puertas cerradas, para conmemorar el Día Nacional de China.

El secretario jefe de la Administración de Hong Kong, Matthew Cheung, dijo ante los invitados que la política de “un país, dos sistemas” de China ha beneficiado a la isla, otorgándole libertades y derechos tras la transferencia de la ciudad del dominio británico al chino en 1997.

Asimismo, agregó que la escalada de violencia en Hong Kong está dejando “irreconocible” la ciudad, alterando el orden social y dañando la economía.

El Gobierno hongkonés ya había cancelado una exhibición anual de fuegos artificiales sobre el puerto Victoria de la ciudad, por motivos de seguridad pública.

Cheung lideró los actos en Hong Kong en representación de la jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, quien participó de los imponentes festejos en Beijing junto a funcionarios chinos, en un intento de China por mostrarse como una nación unida fuerte.

En su discurso televisado, el presidente chino Xi Jinping defendió “los principios de la reunificación pacífica” y el plan de “un país, dos sistemas”, con el que apuesta a “mantener una prosperidad y estabilidad duraderas en Hong Kong y Macao” y a “continuar luchando por la reunificación completa de la patria”.

Con Reuters y EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.