Saltar al contenido principal

En el Mundial de Japón el rugby también se juega con los pies

Anuncios

Tokio (AFP)

Ocupación del campo rival, presión sobre el adversario, drop-goals para sumar puntos... El juego de pie en sus diversas formas se ha impuesto en los sistemas de todos los equipos participantes en el Mundial de Rugby que se disputa en Japón.

El capítulo mundialista precedente, ilustrado por el título de los All Blacks en 2015, se caracterizó por "tener el balón" e imponer largas secuencias de juego en campo rival, incluyendo el ataque desde su propio terreno.

Pero los tiempos han cambiado y el modo de juego 'Japón-2019' privilegia la ocupación del campo rival en detrimento de la posesión del balón, para evitar exponerse frente a unas defensas ultra-agresivas.

Así, en los partidos de la primera fase disputados hasta el momento entre aspirantes al título (Sudáfrica-Nueva Zelanda y Gales-Australia) acabaron con el mísmo número de patadas en sus diversas formas (61) en poco más de 40 minutos de juego efectivo.

¿El principal objetivo del juego con el pie? Ocupar el campo rival y evitar cometer faltas en su mitad de terreno ante la presión del rival.

"Todo el mundo ha adoptado el avance defensivo rápido", analiza el seleccionador neozelandés Steve Hansen. "También hay más juego con el pie de lo que los equipos quieren hacer. Pero nuestro juego es ese. La defensa reina, domina el juego. Afortunadamente es cíclico: la defensa domina hasta que alguien encuentra la solución y el ataque vuelve".

- 'Parte integrante de la fuerza ofensiva' -

Además de la ocupación del campo rival, el juego de pie también está siendo utilizado como pase directo hacia un jugador, habitualmente un wing, que está cerca de la zona de marca.

"Nuestro primer try frente a los Springboks (23-13 el 21 de septiembre) llegó de un golpe con el pie ofensivo. Estaba planificado. No es algo que decidiésemos hacer de pronto. Nuestro juego de pie es parte integrante de nuestra fuerza ofensiva", afirma el técnico de los All Blacks.

Esta táctica también ha sido adoptada por los galeses, cuyo primer try frente a los australianos el domingo fue anotado por el centro Hadleigh Parkes tras recibir un pase con el pie del apertura Dan Biggar.

Poco después, los Wallabies respondieron con un try de Ashley Cooper tras otra jugada con el pie. Como hicieron los escoceses 24 horas después, este lunes, frente a Samoa (34-0): patada lateral de Russell y ensayo de Maitland.

Otros equipos tardaron más en dar prioridad al juego de pie en su organización defensiva. Francia, por ejemplo, sufrió una severa derrota contra Inglaterra en marzo pasado (44-8), encajando seis tries. La mitad de ellos llegaron con patadas inglesas a la espalda de la defensa gala.

En el caso francés, históricamente con un gran juego de mano (el famoso 'french flair'), el pie no se ha visto tradicionalmente como un arma ofensiva.

"Es algo que estamos trabajando, que no estábamos acostumbrados a utilizar, porque en la tradición del rugby francés no está el deshacerse del balón de esa manera", admite el seleccionador del XV del Gallo Jacques Brunel.

El fullback francés Sofiane Guitoune jugó como apertura hasta los 18 años y recuerda que "nunca tenía que patear, se daba prioridad al juego de mano por encima de todo".

Ahora asegura: "Nunca pateé tanto en los entrenamientos. Es un arma temible para meter presión y mantener a los rivales en su terreno".

En cambio, los franceses pueden presumir del regreso al primer plano de otra acción a menudo olvidada: el drop-goal. Camille Lopez anotó uno, decisivo, en la sufrida victoria frente a Argentina (23-21).

Los galeses también aplicaron esa receta para sumar seis puntos ante Australia, con patadas de Biggar y Rhys Patchell y los escoceses hicieron lo propio, por medio de Stuart Hogg, frente a Samoa, en el primer drop de Escocia... ¡desde 2014!.

"Cuando llega un Mundial, todo el mundo piensa que se gana con los tries, pero se gana con este tipo de lanzamientos, con la capacidad de marcar puntos así", defiende Patchell.

Definitivamente, en este Mundial de rugby se juega también con el pie.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.