Saltar al contenido principal

Hiroshi Moriyama, los colores del rugby en la piel

Anuncios

Tokio (AFP)

Un fan de todos los colores: Hiroshi Moriyama, gran aficionado japonés al rugby, de 53 años, decidió pintar su cuerpo con las banderas de los veinte países participantes en el Mundial.

"En los partidos de Top League (campeonato japonés) a los que asisto regularmente, los aficionados son a menudo muy serios y siguen los partidos en silencio. Siempre me he dicho que quería hacer algo para cambiar eso", explica Moriyama, habitante de Sanda, en la prefectura de Hyogo, y que se enamoró del rugby en secundaria.

Su objetivo: intentar dar algo de ambiente al Mundial, muy tranquilo, es consonancia con el país organizador, lejos del fervor desbordante de los aficionados europeos o sudamericanos.

Para que los otros aficionados vean "que hay muchas maneras de divertirse y animar a su equipo", y por temor a que "la llama del rugby se apague en el país", Hiroshi Moriyama se lanzó en esta pasión un poco cara con su mujer, Rika, que tuvo que improvisar para convertirse en artista y pintora para colorear a su marido.

"Mi marido es muy detallista para todo y confieso que tuve problemas para dibujar las letras pequeñas y los escudos", señala.

"Pero cuando veo que la gente sonríe al verlo, me digo que valió la pena, y me da energía para terminar de pintar", añade.

El rugby está muy presente en la vida de esta pareja japonesa. Este deporte reunió a este exjugador, que ocupaba el puesto de octavo y a esta head coach de un equipo universitario. Ahora, Hiroshi sigue jugando, como segunda línea, en un equipo de veteranos de su ciudad.

"Estoy impresionado por el gran número de japoneses que van a los partidos. Estaba preocupado por si no vendría la gente. Y estoy feliz de ver toda esta efervescencia", sonríe el exjugador.

"Hay una especie de efervescencia festiva alrededor del rugby, pero deseo sinceramente que este deporte, como cultura, llegue a enraizarse en Japón", concluye, soñador.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.