Saltar al contenido principal

El Salvador recibiría y reasentaría a solicitantes de asilo de Estados Unidos

Los presidentes de El Salvador, Nayib Bukele, y de Estados Unidos, Donald Trump, estrechan sus manos durante su reunión en los márgenes de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, el 25 de septiembre de 2019.
Los presidentes de El Salvador, Nayib Bukele, y de Estados Unidos, Donald Trump, estrechan sus manos durante su reunión en los márgenes de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, el 25 de septiembre de 2019. Jonathan Ernst / Reuters

Según informó la agencia de noticias EFE, que accedió al documento firmado entre los dos países, los demandantes de asilo de Estados Unidos serán recibidos en El Salvador mientras se trata su caso y podría reasentarlos en su territorio.

Anuncios

El Salvador recibirá y reasentará en su territorio a solicitantes de asilo de Estados Unidos. Eso se desprende del acuerdo firmado por los gobiernos de ambos países, al que pudo acceder la agencia de noticias EFE.

El pacto había sido firmado el 20 de septiembre por la canciller salvadoreña, Alexandra Hill, y el secretario interino de Seguridad Nacional estadounidense, Kevin McAleenan, y ningún funcionario había revelado hasta ahora el contenido ni las implicaciones del acuerdo.

Según informó EFE, el documento destaca el compromiso del Gobierno de El Salvador para no enviar a otro país a los demandantes de protección antes de que Estados Unidos defina sus casos. Además, el país centroamericano deberá establecer un procedimiento para gestionar la situación de las personas que desistan de la solicitud de asilo.

Asimismo, el acuerdo abre la posibilidad de que El Salvador reubique a los solicitantes de asilo en su territorio. En el artículo 8 del escrito queda explicitado que ambas partes "se esforzarán por ayudarse mutuamente en el reasentamiento" de personas que requieran "protección en circunstancias apropiadas".

Sobre este punto, el propio presidente de El Salvador, Nayib Bukele, admitió recientemente en Estados Unidos que su país "no tiene condiciones de asilo" dado que "no tiene la capacidad para mantenerlos en un ambiente humano, digno, limpio, moderno, seguro".

Un grupo de migrantes centroamericanos camina junto a la cerca entre México y los Estados Unidos después de cruzar la frontera en El Paso, Texas, el 15 de mayo de 2019.
Un grupo de migrantes centroamericanos camina junto a la cerca entre México y los Estados Unidos después de cruzar la frontera en El Paso, Texas, el 15 de mayo de 2019. José Luis González / Reuters

Actualmente, El Salvador es considerado uno de los países más violentos del mundo con tasas de entre 103 y 50,3 homicidios por cada 100.000 habitantes entre 2015 y 2018.

Cabe destacar que estos mecanismos no aplicarán para solicitantes de asilo en Estados Unidos que sean salvadoreños o personas sin nacionalidad que vivan habitualmente en ese país. En ese caso, esos demandantes de protección serán destinados a Honduras o Guatemala, países que también han firmado acuerdos similares con Estados Unidos, en el marco del plan regional del Gobierno de Donald Trump para frenar la migración irregular.

El jueves 26 de septiembre, el presidente Bukele defendió el pacto, negó ser parte de un "cerco" extrafronterizo de Estados Unidos a la migración y remarcó que se trata de un apoyo de El Salvador a su "aliado natural más grande".

Estados Unidos decidirá sobre los menores no acompañados

En el artículo 4 del acuerdo al que tuvo acceso la agencia EFE, las autoridades centran su atención en la suerte de los menores de edad que lleguen a Estados Unidos sin la compañía de sus padres.

El documento señala que Estados Unidos decidirá si procesa o no las solicitudes de asilo de estos menores y las personas que hayan entrado a ese país con un documento de tránsito o visa.

No obstante, el escrito no aclara si esos niños y adolescentes podrían ser enviados a El Salvador. De cualquier manera, el Gobierno de Nayib Bukele no podrá discutir la decisión estadounidense sobre estos casos.

Cortesía Departamento de Seguridad Nacional

Un compromiso para fortalecer las "capacidades" de El Salvador, sin mayores detalles

En el artículo 7 del documento, Estados Unidos se compromete a trabajar con El Salvador para "identificar a las personas apropiadas que serán transferidas de conformidad con este acuerdo" y ambos países aseguran que desarrollarán procedimientos para “ayudar con la implementación” del pacto, incluido un canal de notificación a El Salvador antes del traslado de los solicitantes de asilo a ese país.

Asimismo, en el escrito, el Gobierno de Donald Trump revela su "intención" de fortalecer las "capacidades institucionales" salvadoreñas para hacer frente a los compromisos, aunque evita dar mayores precisiones sobre si invertirá, por ejemplo, en la construcción de la infraestructura necesaria para el resguardo de los demandantes de protección.

Una vez que se ponga en marcha el pacto cuando se completen "los procedimientos legales internos necesarios”, al cabo de siete días, ambos países activarán un plan inicial que determine los requisitos a cumplir “para efectuar la transferencia de personas".

Si bien la canciller Hill había destacado que se trataba de un "acuerdo marco" para avanzar en la "estrecha colaboración y cooperación en diferentes temas", el escrito firmado por Estados Unidos y El Salvador no hace referencia a otros temas distintos a la gestión de los solicitantes de asilo.

Con EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.