Saltar al contenido principal

China ha reubicado a más de diez millones de tumbas en pro del desarrollo

Un hombre llora frente a un panteón destruido dentro de la campaña de reubicación de tumbas en Zhoukou.
Un hombre llora frente a un panteón destruido dentro de la campaña de reubicación de tumbas en Zhoukou. Cortesía Kan Dongfang Morning Show

La mayor reubicación de tumbas en la historia de la humanidad se ha llevado a cabo en China en las últimas dos décadas. Más de 10 millones de cuerpos han sido exhumados para dar paso a nuevos proyectos de desarrollo en las grandes megalópolis.

Anuncios

Son varias las ciudades y países que han reubicado tumbas antiguas y lo siguen haciendo, pero ningún otro lo ha hecho en la magnitud de China en los últimos veinte años.

El historiador de la Universidad de Stanford, Thomas Mullaney, ha investigado este fenómeno por seis años y descubrió que las reubicaciones de tumbas se deben al rápido desarrollo de las ciudades chinas de tercer y cuarto nivel y de las cuales pocas personas han oído hablar por fuera de China.

"Los lugares donde se produce una reubicación de restos altamente intensa y agresiva es básicamente donde se están creando nuevos centros urbanos", dijo el experto en una entrevista con France 24, cuya investigación estimó que 10 millones de cuerpos han sido exhumados para dar paso a nuevos proyectos de desarrollo.

Otro de los resultados de su investigación es que la relocalización de los restos es impulsada por los gobiernos locales por la "necesidad desesperada" en China por obtener recursos fiscales.

Los cadáveres son en realidad uno de los actores centrales en la historia del rápido crecimiento de la China contemporánea"

Thomas Mullaney, historiador de la Universidad de Stanford

Los ingresos fiscales y el impuesto a la tierra han sido históricamente muy bajos en China y para los gobiernos locales es mejor dar esos predios a desarrolladores de bienes raíces, que pagan enormes cantidades de dinero en impuestos por arrendar la tierra, que alquilarla a largo plazo y por bajo costo para cementerios.

"Con el fin de arrendar esa tierra a un desarrollador de bienes raíces y hacer que el impuesto de alquiler se devuelva al Estado, se necesita mover los cuerpos, necesitan mover los restos humanos. Curiosamente, lo que la investigación también muestra es que los cadáveres son en realidad uno de los actores centrales en la historia del rápido crecimiento de la China contemporánea y también una muestra de la precariedad de este crecimiento", indicó Mullaney.

La mayoría de estas reubicaciones están ocurriendo en lo que se consideran ciudades de tercer y cuarto nivel, algunas consideradas administrativamente como condados, en las que pueden llegar a vivir poblaciones muy grandes de cientos de miles de personas o por encima de un millón.

"Las personas fuera de China nunca han oído hablar (de estas ciudades o condados), no estamos hablando de Wuhan, Beijing, Shanghái o Chongqing, estas son ciudades donde se reubicaron tumbas pero ocurrieron hace décadas", precisó Mullaney.

Áreas en el sur y el suroriente de China donde se realizan proyectos de infraestructura son las que más han experimentado la relocalización de las tumbas.

Este mapa muestra los lugares en donde se procede con la remoción de las tumbas en China y su magnitud.
Este mapa muestra los lugares en donde se procede con la remoción de las tumbas en China y su magnitud. Chinesedeathscape.supdigital.org

Los planes de desarrollo implican nuevas carreteras, ferrocarriles, una pista de aterrizaje, hospitales, guarderías, entre otros, pero también la construcción de condominios de lujo y campos de golf para la creciente élite de China.

Las familias de los fallecidos a veces son notificadas del traslado de las tumbas

Este tipo de reubicaciones de tumbas ocurren de manera legal e ilegal, cuando se hace de la manera reglamentaria el Estado o una compañía de bienes raíces generalmente publica notificaciones breves sobre el tema en los periódicos locales.

Los avisos contienen un conjunto mínimo de información en el que se especifica el área donde se debe hacer la reubicación de las tumbas, la fecha límite y por lo general el motivo de la reubicación y un número de teléfono donde la familia puede contactar para recibir un pequeño estipendio, que va de 500 a 2.000 yuanes (70 a 281 dólares).

Este pago no es ni de cerca el costo real en el que deben incurrir los familiares para la exhumación y mover la tumba a otro lugar.

En caso de que nadie se presente para reclamar dentro del plazo determinado, generalmente de 30 días, el Estado maneja el caso como tumbas "desatendidas". El margen de un mes es muy corto para muchas de las familias que son migrantes internos dentro de China.

Diversas empresas destruyen cementerios para desarrollar nuevos proyectos.
Diversas empresas destruyen cementerios para desarrollar nuevos proyectos. Cortesía Kan Dongfang Morning Show

La investigación de Mullaney encontró que en algunos casos no se emiten avisos en los absoluto y hay varias historias de personas que regresan en las vacaciones a sus pueblos de origen y descubren que sus muertos ya no están.

Unas de las opciones por las que optan los familiares más adinerados es alquilar un panteón en uno de los nuevos cementerios, que por un elevado costo aceptan recibir el cadáver o cremar los restos.

"Algunas familias eligen volver a enterrar a sus familiares ilegalmente en algún lugar más alejado de la ciudad o centros poblados", aseguró el historiador y agregó que hay casos de acuerdos ilegales con agricultores que permiten enterrar de nuevo los cuerpos en el campo a cambio de un pago de alquiler mensual o anual.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.