Saltar al contenido principal

Manuel Leindekar, el futuro del rugby uruguayo que juega en Francia

Anuncios

Tokio (AFP)

Manuel Leindekar representa el futuro del rugby uruguayo. Con solo 22 años es uno de los cinco jugadores más jóvenes del plantel de los Teros que está en el Mundial de Japón y uno de los tres que juegan en el extranjero, en Francia. Felipe Berchesi y Agustín Ormaechea, ambos de 28 años, lo hacen en el Dax y en el Stade Montois. Leindekar en el Oyonnax, de la segunda división.

Formado en el Old Boys, donde empezó a jugar con 8 años, Leindekar pasó en edad juvenil, en 2015, al Oyonnax. Después de jugar en el equipo de Esperanzas, en enero de 2019 firmó una ampliación de tres temporadas con el club.

"Cuando termine el Mundial estaré a disposición del club para poder jugar si el técnico lo considera. El Oyonnax me ayudó mucho a progresar y crecer físicamente", afirma el segunda línea a la AFP.

Con solo 22 años y la buena actuación que está desarrollando en este Mundial, se le adivina un gran futuro en el rugby.

"Mis objetivos son seguir en el rugby profesional y dejar la camiseta de mi país lo más alto posible", explica.

Leindekar jugó los 80 minutos del partido en la victoria histórica contra Fiyi, en ese momento en el puesto diez del mundo, en el debut del Mundial (30-27) y también todo el partido en el segundo duelo, con derrota contra Georgia (33-7).

El joven jugador de apellido alemán (sus antepasados germanos llegaron en los años 1860 a Uruguay), es uno de los cuatro miembros del plantel que han disputado los dos duelos enteros.

"Vinimos preparados para esto. La preparación física y mental fueron muy buenas", señaló.

Uruguay ya ha ganado su Mundial derrotando a una potencia como Fiyi y ahora vienen dos partidos casi imposibles contra dos colosos del rugby, el sábado contra Australia en Oita y el 13 de octubre contra Gales en Kumamoto.

- Vienen Australia y Gales -

"Tras la alegría contra Fiyi, hicimos todo lo posible para llegar bien al partido contra Georgia, pero ellos estaban mejor físicamente. Ya hemos cerrado esa página y ahora estamos centrados en Australia y con ganas de que empiecen estos dos partidos, no de que termine el Mundial pero sí de empezar a jugar", indica el joven forward.

Ahora el objetivo frente a esas dos superpotencias es dejar una buena imagen.

"Es verdad que ya hemos hecho un buen papel ganando a Fiyi, pero todavía queremos ir por más. Vinimos con grandes ambiciones y no nos podemos quedar en el primer partido. Esto es un Mundial y son cuatro. Queremos jugar todos y hacerlo lo mejor posible", afirma.

Contra Australia y Gales siempre existe el riesgo de recibir muchos puntos.

"Nosotros no estamos pensando en eso, sino en jugar secuencia a secuencia, jugada a jugada. El resultado va a ser algo secundario. Ganamos a Fiyi y este equipo le puso las cosas difíciles a Australia en su primer partido por lo que vamos con todas las ganas y toda la ambición de hacer el mejor partido posible, sabiendo que la diferencia es grande, pero queremos enfrentarnos a esos grandes seleccionados, ya que no nos llegan estas oportunidades muy seguidas y vamos a dejar todo en la cancha", dice.

De momento está la satisfacción de la proeza ante Fiyi y el interés que han suscitado Los Teros en su país tras ese triunfo.

"En Uruguay se revolucionó mucho todo, fuimos tendencia y eso ayuda al rugby uruguayo. La gente estaba pendiente. Es algo hermoso, algo que soñábamos y que hemos conseguido. El Mundial es una gran ventana para dar a conocer este deporte", incide.

Leindekar no cree que sea la estrella del futuro del rugby uruguayo.

"La base del plantel está alrededor de mi edad, es un plantel muy joven. Todo el plantel tiene mucho futuro y no tiene estrellas individuales", concluye.

De cualquier manera, parece tener un gran futuro por delante.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.