Saltar al contenido principal

Caso Salazar: Nike no adoptó ninguna iniciativa para "dopar sistemáticamente" a deportistas (CEO)

Anuncios

Nueva York (AFP)

El director ejecutivo de Nike, Mark Parker, afirmó que la multinacional estadounidense de equipamiento deportivo nunca ha participado en ningún esfuerzo para "dopar sistemáticamente" a los atletas, según un correo interno dirigido a los empleados este miércoles y obtenido por la AFP.

El entrenador estadounidense de origen cubano Alberto Salazar, cerebro del Nike Oregon Project (NOP), un grupo de entrenamiento de alto nivel con base en el noroeste de Estados Unidos y financiado por Nike, fue suspendido el lunes por cuatro años por violar las reglas antidopaje.

Paralelamente, un documento de la Agencia Antidopaje estadounidense (USADA) afirma que Parker estaba copiado en varios correos electrónicos informándole sobre el progreso de las investigaciones de Salazar, un proyecto del entrenador encaminado a relanzar el elitismo de las carreras de fondo en Estados Unidos.

Inyecciones excesivas de aminoácidos (que favorecen la quema de grasas), experimentos con testosterona, documentos médicos falsificados... La USADA descubrió, tras una investigación de seis años, una serie de excesos de Salazar, el entrenador de atletismo más famoso del mundo.

En un correo electrónico de 2011, Alberto Salazar explica, en particular al director ejecutivo de Nike, que inyectó para una prueba a uno de los entrenadores del NOP un litro de una mezcla de aminoácidos y dextrosa (glucosa), una dosis claramente superior a las normas de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Hace dos años, en otro correo electrónico enviado a Mark Parker, el doctor Jeffrey Brown, que colabora con el NOP, menciona experimentos con testosterona en forma de gel.

El CEO respondió que "sería interesante determinar la cantidad mínima de hormona masculina necesaria para dar positivo en una prueba" antidopaje.

Parker, calificando las conclusiones de la USADA de "altamente engañosas", afirmó que Salazar "estaba preocupado de que los atletas Nike fueran víctimas de sabotaje por alguien que les aplicara un gel de testosterona sin su conocimiento".

"Como corredor, estaba horrorizado y sorprendido de que fuera posible", agregó el presidente de Nike.

"Tener mi nombre y el de Nike ligados a estas falsas caracterizaciones insensatas (de la USADA) es ofensivo", sostuvo Parker.

El CEO reiteró el apoyo de Nike a Alberto Salazar, quien, según él, "actuó de buena fe" y no violó ninguna regla antidopaje.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.