Saltar al contenido principal

Ecuador impulsa reformas acordadas con FMI que desatan protestas

Anuncios

Quito (AFP)

Movimientos sociales ecuatorianos iniciaron este miércoles protestas contra reformas laborales y tributarias promovidas por el gobierno en función de un acuerdo con el FMI que le da acceso a créditos por 4.209 millones de dólares.

"Ecuador va a seguir con el acuerdo", dijo el ministro de Economía, Richard Martínez, en rueda de prensa ofrecida un día después de que el mandatario Lenín Moreno anticipara reajustes como la eliminación de subsidios a combustibles.

Ante los anuncios, sectores de indígenas y sindicatos prevén protestar en los próximos días.

Unas 300 personas, entre ellas estudiantes y opositores, se reunieron frente al Banco Central, en el centro de Quito, para rechazar sin incidentes la iniciativa gubernamental, tildada de "paquetazo" por los manifestantes, que con pancartas también reclamaron la salida del poder de Moreno por "traidor".

Ecuador, cuya economía dolarizada está en problemas que le han llevado a endeudarse más, tiene que emprender reformas clave, como la tributaria, la de la gestión financiera pública y la del mercado laboral, para reforzar su competitividad, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El acuerdo suscrito en marzo permitirá a Quito contar con créditos de ese organismo por 4.209 millones de dólares, a ser desembolsados en tres años. La nación ya recibió unos 900 millones.

El FMI celebró este miércoles las reformas ecuatorianas al afirmar en un comunicado que procuran "mejorar la resiliencia y la sostenibilidad de la economía", así como "fomentar un crecimiento sólido e inclusivo".

Adelantó que su Directorio Ejecutivo debe analizar la segunda revisión al plan en las próximas semanas, de lo que depende un tercer desembolso por unos 300 millones de dólares.

- "Distorsión de los subsidios" -

Otros organismos multilaterales también se comprometieron a entregar 6.070 millones de dólares a la administración de Moreno, que presentará ante la Asamblea Nacional, en la que el oficialismo carece de mayoría, proyectos de reformas para establecer por ejemplo que las empresas con ingresos anuales superiores a 10 millones de dólares aporten al Estado unos 300 millones de dólares en tres años.

Además se propondrá la reducción de algunos tributos, modificaciones en el área laboral como que los empleados de empresas públicas aporten al fisco el equivalente a un día de sueldo al mes, y nuevas modalidades de trabajo.

"El gobierno también está trabajando en importantes reformas destinadas a apoyar la dolarización de Ecuador, como la reforma del Banco Central y el código orgánico de presupuesto y planificación", indicó el FMI, con sede en Washington.

Pero lo más importante de los reajustes es la eliminación de subsidios a los precios del galón americano de diésel (de 1,03 dólares) y de la gasolina corriente (de 1,85 dólares), medida que generará unos 1.500 millones de dólares al año.

Desde el jueves, esas cotizaciones quedarán sujetas a las del mercado.

"Es increíble creer que durante 40 años ningún gobierno haya decidido acabar con la distorsión de los subsidios, que llegan a sumar más de 60.000 millones de dólares", manifestó a su vez el secretario particular de la presidencia, Juan Sebastián Roldán.

Tras el acuerdo con el FMI, Ecuador se propone que el déficit fiscal para 2019, que superaba los 1.500 millones de dólares, se ubique en unos 230 millones y que haya superávit en 2020.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.