Saltar al contenido principal

El iceberg D28 se separa de su plataforma de hielo Amery en la Antártida

El iceberg D28 se separó cinco días después de una primera instantánea que capturó la grieta, en la Antártida, del 20 al 25 de septiembre.
El iceberg D28 se separó cinco días después de una primera instantánea que capturó la grieta, en la Antártida, del 20 al 25 de septiembre. COPERNICUSEU

La plataforma de hielo Amery sufrió una separación de la que surgió el iceberg D28. Aunque el suceso no fue causado por el cambio climático, los científicos alertan de las consecuencias que puede tener una repetida separación de placas de hielo.

Anuncios

La Antártida tiene un nuevo iceberg y ha sido bautizado como D28. Su tamaño es de 1.580 kilómetros cuadrados y se desprendió de la plataforma de hielo Amery, la tercera más grande de la Antártida.

La información del suceso registrado el 25 de septiembre fue difundida, vía Twitter, el 1 de octubre, por Copérnico, el programa de observación de la Tierra de la Unión Europea en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA). A pesar de que todo parece indicar que es un efecto del cambio climático, los científicos lo descartan y consideran que forma parte del ciclo normal de las plataformas glaciares.

Se trata de la primera separación que sufre Amery desde los años 60. En el tuit, difundido por Copérnico, se ven dos imágenes capturadas y procesadas por el satélite Sentinel 1. Una de las fotografías, realizada el 20 de septiembre, muestra una grieta en Amery; mientras que en la segunda de las instantáneas, hecha el 25 de septiembre, se puede ver al iceberg completamente separado de la plataforma de hielo.

A pesar de la repercusión que tuvo el acontecimiento y después de las comparaciones que se realizaron respecto al tamaño de importantes capitales, cabe destacar que el D28, con 210 metros de espesor y 315.000 millones de toneladas de hielo, no es el iceberg más grande que se haya desprendido. En 2017 tuvo lugar la separación del iceberg A68 de la plataforma Larsen C, y su tamaño fue tres veces mayor al del D28.

¿Por qué sucedió esta separación de hielo?

Durante 20 años los expertos vigilaban la plataforma Amery y habían llegado a nombrar “diente de leche” la zona afectada.

Al parecer, el empuje de los glaciares que provienen del casquete polar hace que las plataformas de hielo, en algunas zonas costeras de la Antártida, crezcan por el empuje que reciben. Esta acción genera que se formen enormes masas de hielo, de centenares de metros de grosor, que descansan sobre el fondo marino o flotan sobre él. Sin embargo, no puede crecer de forma indefinida y, finalmente, el frente se vuelve inestable, fracturándose por el crecimiento natural y la acción marina.

El cambio climático merece ser tenido en cuenta

Aunque la separación del D28 de la plataforma de hielo Amery no fue causada por el cambio climático, sí que puede afectar de forma indirecta.

La fractura reduce el freno que supone para los glaciares que hay detrás y, entonces, el flujo aumenta. El hielo proviene del continente, por lo que cuando llega al mar, incrementa el nivel.

Tal y como informa el programa Copérnico en otro tuit, la extensión del hielo del mar Ártico durante el verano es uno de los principales y más sensibles indicadores del cambio climático. Este año, de hecho, se registró una de las extensiones más bajas jamás observadas.

Durante la última Cumbre del Clima, un informe de la ONU conocido como "Unidos en la Ciencia", reportaba que los últimos cinco años iban camino a convertirse en los de mayor temperatura media jamás registrada. El informe también detallaba que estas altas temperaturas son las que están llevando a un continuado descenso del hielo marino, a un ritmo de un 12 % cada década desde 1979 a 2018.

CON EFE y El País

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.