Saltar al contenido principal

Malí: indignación de familiares de soldados muertos y desaparecidos en ataque yihadista

Soldados de la Fuerza Barkhane y del ejército de Malí patrullan la ciudad oriental de Menaka el 21 de marzo de 2019.
Soldados de la Fuerza Barkhane y del ejército de Malí patrullan la ciudad oriental de Menaka el 21 de marzo de 2019. Daphne Benoit / AFP

Cientos de familiares de los militares que murieron o están desaparecidos luego de uno de los ataques yihadistas más fuertes en el norte de Malí, protestaron en la capital, Bamako.

Anuncios

La capital de Malí fue el teatro de la ira de las familias de los militares, el miércoles 2 de octubre. Hijos, mujeres, padres, varios cientos de ellos se manifestaron para exigir la verdad sobre el duro revés infligido al ejército a inicio de esta semana por los yihadistas en el centro del país, duramente afectado por la guerra.

25 soldados murieron durante los enfrentamientos de los dos días anteriores, según el balance provisional oficial dado por el gobierno. Para las familias, esta cifra está lejos de ser verdad: "Salimos porque el gobierno no dice la verdad sobre el número de muertos", dijo uno de los manifestantes a AFP. "Son nuestros maridos de boinas rojas los que están en Boulkessy", una de las posiciones atacadas por los yihadistas. "Exigimos que se informe el número exacto de muertes”, añade llorando.

Muchas familias de militares en Mali acusan al gobierno de mala gestión

Mientras las mujeres con turbantes rojos expresaban su exasperación por la situación frente a un campamento de paracaidistas, los jóvenes, en su mayoría hijos de militares, bloquearon una avenida cercana y se ubicaron en la carretera que conduce a la residencia presidencial. "Desde el 23 de septiembre nuestros padres (esperaban) refuerzos" porque sabían que serían atacados, dijo el hijo de un soldado. "Queremos la verdad y pedimos a las autoridades que nos digan quién está muerto, quién está vivo".

El presidente decreta tres días de duelo nacional

Los dos días de intensos combates en los campos de Boulkessy y Mondoro, cerca de Burkina Faso, se saldaron con más de 25 soldados malienses muertos y más de 60 desaparecidos, según el gobierno. De acuerdo a las autoridades, también murieron 15 yihadistas. Estas cifras la hacen la batalla más mortífera para los soldados malienses desde el pasado mes de marzo.

Por el momento, ningún miembro del Gobierno de Malí se ha pronunciado frente a las protestas y sus demandas. El presidente Ibrahim Boubacar Keïta "declaró un duelo nacional de tres días, a partir del jueves (3 de octubre) a medianoche", según un comunicado.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.