Saltar al contenido principal

La UE tendrá que pagar 7.500 millones de dólares a EE. UU. por los subsidios a Airbus

Un avión Airbus A-350-900 en una exhibición durante el Salón Internacional de la Aviación y el Espacio, en las afueras de Moscú, Rusia, el 29 de agosto de 2019.
Un avión Airbus A-350-900 en una exhibición durante el Salón Internacional de la Aviación y el Espacio, en las afueras de Moscú, Rusia, el 29 de agosto de 2019. Maxim Shipenkov / EFE

Después de 15 años en pleitos, la Unión Europea deberá pagar 7.500 millones de dólares en aranceles por haber subsidiado ilegalmente a Airbus, competidora directa de Boeing, la empresa aeroespacial estadounidense.

Anuncios

La Organización Mundial del Comerico (OMC), en un esperado fallo, dictaminó que Estados Unidos puede imponer sanciones comerciales a la Unión Europea por valor de 7.500 millones de dólares.

El máximo organismo comercial, en un fallo no recurrible, determinó que el constructor de aeronaves estadounidense Boeing había perdido ese dinero en ventas potenciales. Según la OMC estas pérdidas fueron causadas por los subsidios ilegales que los gobiernos de la UE de Francia, Alemania, España y Reunio Unido dieron al fabricante europeo Airbus.

Ante esta resolución, el consistorio estadounidense anunció, en un comunicado del jefe de Comercio Exterior, Robert Lighthizer, que las sanciones comenzarán a partir del 18 de octubre.

"Estamos consiguiendo muchas victorias en la OMC. (...) Todos esos países estuvieron aprovechándose de Estados Unidos durante muchos años y ellos saben que tengo razón", declaró Donald Trump.

La Unión Europea tendrá que asumir unos aranceles del 10% en el espacio aéreo y del 25% en otro tipo de bienes, que recaerán, especialmente, en Francia, Alemania, España y Reunio Unido, según explicó la Oficina de Comercio Exterior estadounidense: "Son los cuatro países responsables de los subsidios ilegales".

Los productos que sufrirán gravámenes son el queso fresco, las aceitunas, el aceite de oliva y productos porcinos de origen español, alemán y británico; así como el vino francés, de acuerdo a una lista distribuida por la Oficina de Comercio Exterior.

También estarán afectados otros productos como yogures, mantequilla, cerezas y melocotones. Sin embargo, estos gravámenes recaerán en la mayoría de países de la UE.

Las dos potencias están dispuestas a negociar

Aunque la OMC autorizó a Washington con penalizar a Bruselas hasta el 100%, Washington limitó las tarifas por ahora, aunque avisó de que tienen la potestad de incrementar los gravámenes o cambiar los productos sancionados.

Lighthizer aprovechó para pedir una reunión a la OMC para el 14 de octubre en la que informe de la autorización de los aranceles. También apostó por tender la mano a la UE para llegar a un acuerdo: "Esperamos negociar con la Unión Europea con el objetivo de resolver el problema de forma que benefice a los trabajadores estadounideses".

Por su parte, inmediatamente,la Unión Europea amenazó con devolver las sanciones, pero tampoco renunció a seguir negociando: "Compartimos propuestas concretas con EE. UU. para conseguir un nuevo régimen de subsidios a la indústria aérea".

Funcionarios de Estados Unidos declararon que no habían recibido ofertas serias desde Bruselas durante las últimas semanas.

Un conflicto que se remonta al año 2004

La disputa transatlántica en la OMC comenzó hace 15 años, en 2004, cuando Washington acusó de bienestar corporativo masivo en favor de Airbus, un competidor directo de Boeing, la firma aeroespacial estadounidense. Esa denuncia inició un complejo proceso en el organismo comercial, que permitió una gran cantidad de apelaciones hasta la sentencia final.

Sin embargo, Bruselas también podría imponer pronto sus aranceles a EE. UU. con el visto bueno de la propia OMC.

En 2005, la UE alegó que Boeing había recibido subsidios ilegales del Gobierno de los Estados Unidos por valor de 19.000 millones de dólares entre 1989 y 2006.

Después de otro largo juicio, Bruselas solicitó a un árbitro de la OMC que le permitiese imponer aranceles de 12 mil millones de dólares a productos estadounidenses. La decisión del máximo organismo comercial se espera para dentro de seis meses.

A tenor de los dos casos, la Unión Europea hizo una propuesta a Estados Unidos, en julio, para llegar a una tregua en la que ambas partes admitan irregularidades y encuentren una forma de reducir los subsidios.

Con EFE y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.