Saltar al contenido principal

12 millones de dólares por una pintura del Parlamento británico lleno… pero de simios

Captura de pantalla de un vídeo que muestra la obra “Devolved Pairlament” de Bansky
Captura de pantalla de un vídeo que muestra la obra “Devolved Pairlament” de Bansky Reuters

Bastaron apenas 13 minutos para que la casa de subastas Sotheby's vendiera la obra que el artista urbano británico Banksy pintó en 2009.

Anuncios

Para la casa de subastas británica Sotheby's, la pintura que muestra la Cámara de los Comunes repleta, pero no de políticos, sino de simios, no pudo haber sido vendida en un mejor momento. No en vano, el comprador pagó 12,2 millones de dólares por ella.

“Devolved Parliament”, o “Parlamento devuelto” fue elaborada por el artista urbano británico Banksy en 2009. Una sátira casi premonitoria que recobró vigencia (y mucho valor) en medio de la tormenta política en torno a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

"Y aquí tenemos a esta, una de nuestras democracias más antiguas y dentro de ella vemos la regresión hacia el comportamiento animal tribal, independientemente de qué lado se encuentren en el debate sobre el Brexit. No hay duda de que en las últimas semanas hemos visto un comportamiento increíble aquí en la Cámara de los Comunes del Reino Unido", manifestó el jefe de arte contemporáneo de Sotheby’s, Alex Branczik.

¡US$12,2 millones a las tres!

La casa de subastas dijo que la obra que representa a primates sentados en el Parlamento británico tenía un precio estimado de entre 1,5 millones de libras y a 2 millones de libras.

Sin embargo, apenas se necesitaron 13 minutos para que el comprador de la obra ofreciera 8,5 millones de libras esterlinas por el cuadro de Banksy, a lo que se agregaron tarifas que le dieron un valor total de 9,8 millones de libras (12,2 millones de dólares).

El precio marcó un récord personal para el artista. Antes de la venta, lo máximo que el público había pagado por una obra de Banksy fueron los 1,870.000 libras esterlinas que costó “Keep it Spotless”, vendida por Sotheby's en Nueva York en 2008.

El nombre de Banksy sonó ampliamente en octubre de 2018 cuando él mismo destruyó su propia obra “Girl with Balloon”. Utilizando un control remoto, trituró su pintura justo después que esta fuera vendida en la casa de subastas.

Captura de pantalla del vídeo que muestra el momento en que la obra "Girl with Ballon" es dañada en público por su autor.
Captura de pantalla del vídeo que muestra el momento en que la obra "Girl with Ballon" es dañada en público por su autor. Reuters

Alex Branczik, de Sotheby's, recordó que “el año pasado en estas salas aquí en Londres vendimos la obra de arte que ahora se conoce como “Shredded Banksy”, que subió de un estimado de 300 mil a 500 mil libras hasta más de un millón de libras”.

A pesar de las caras largas de muchos asistentes a la subasta, la revista Forbes aseguró que la “travesura” de Bansky recibió los máximos honores como la “mejor desfiguración artística de la historia”.

“Afortunadamente para la casa de subastas, el comprador también lo sintió, pero de una manera extremadamente positiva, y eligió amar lo que el artista le había hecho al trabajo en los primeros segundos que lo tuvo bajo su propiedad. Ya sea intencional o no, fue un movimiento inteligente”, concluyó Forbes hace un año.

Con Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.