Saltar al contenido principal

Indígenas continúan con su marcha en Bolivia por incendios forestales

Anuncios

San José de Chiquitos (Bolivia) (AFP)

Indígenas del Bosque Chiquitano, en el este de Bolivia, continúan este viernes con su marcha hacia la ciudad de Santa Cruz, en demanda al presidente Evo Morales de que declare zona de desastre a la región devastada por incendios que consumieron 3,9 millones de hectáreas.

Más de un centenar de nativos comenzaron la caminata el pasado 16 de septiembre, desde el poblado de San Ignacio de Velasco hasta Santa Cruz, por un camino de tierra de unos 420 kilómetros.

Los caminantes, que se encontraban este viernes en las afueras de la comarca de Piococa, cercano a San José de Chiquitos, piden la declaratoria de desastre de las zonas afectadas por los incendios que se dispararon en agosto y la abrogación de normas que permitieron el desmonte mediante la quema para ampliar la frontera agropecuaria.

Declarar desastre implicaría -dicen- canalizar más ayuda internacional para mitigar los incendios, pero el gobierno ha negado de forma reiterada tal posibilidad, pues asegura que las llamas están bajo control.

Mientras, los puntos ígneos en la zona comenzaron a declinar producto de las lluvias y el combate por aire y tierra de aviones y carros cisternas, además de más de mil brigadistas.

"El gobierno dice que tiene toda la capacidad de ayuda, pero si no ha podido ni apagar el fuego, ¿cómo será para después ayudarnos a reponer una casa? No lo va a hacer", dijo a la AFP Joaquín Orellana, uno de los marchistas.

El grupo camina bajo un sol inclemente con temperaturas de hasta 30°C a mediodía. Hombres, mujeres y algunos niños marchan portando banderas bolivianas o con el símbolo regional de la flor de 'patujú', típica del lugar.

La mayoría se protege del sol con sombreros de ala ancha, fabricados con hojas de árbol de motacú.

Santa Cruz, el departamento en el este de Bolivia donde se encuentran el Bosque Chiquitano y el Pantanal, sufrió la quema de 3,9 millones de hectáreas, según la ONG Fundación Amigos de la Naturaleza, que dijo que en todo el país ardieron 5,3 millones de hectáreas.

Los ambientalistas responsabilizan a decretos de Morales de haber incentivado la quema de bosques y pastizales para ampliar la frontera agrícola, mientras el gobierno culpó a los vientos y al clima seco de la región.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.