Saltar al contenido principal

Dobletes de Coleman, Lyles, Fraser-Pryce y Hassan en Doha-2019

Anuncios

Doha (AFP)

Los estadounidenses Christian Coleman y Noah Lyles, campeones de 100 y 200 metros en este Mundial, y la jamaicana Shelly Ann Fraser-Pryce, reina de los 100 metros, terminarán Doha con dos oros, tras ser campeones este sábado en los relevos 4x100 metros, mientras que la holandesa Sifan Hassan logró el título de 1.500 metros, que une al de 10.000 metros.

Cuatro figuras con dos títulos en Doha, que estarán por ello entre los grandes protagonistas del evento, aunque Hassan, que ganó el kilómetro y medio con 3:51.95, lo será también por ser una de las pupilas del entrenador estadounidense Alberto Salazar, suspendido esta semana cuatro años por incitación al dopaje.

En el caso de las estrellas de la velocidad del 'Team USA', con Coleman y Lyles al frente, su tiempo en el 4x100 fue de 37.10. Junto a Coleman y Lyles estaban en el equipo estadounidense Michael Rodgers y el veterano Justin Gatlin.

Coleman (23 años) y Lyles (22 años) no habían sido nunca campeones en Mundiales al aire libre, por lo que los dos logrados en Catar-2019 sirven para estrenar su palmarés.

No se enfrentaron en Doha, ya que Coleman renunció a tomar parte en los 200 metros y Lyles ya había decidido no correr los 100 en esta ocasión.

Gatlin, de 37 años, eleva a diez su número de metales en Mundiales. Es el cuarto de oro, después del doblete 100-200 de Helsinki-2005 y el oro de 100 metros de Londres-2017.

Por su parte, la Jamaica de Fraser-Pryce terminó en 41.44 la final femenina, lo que le valió para superar en la final a la Gran Bretaña de Dina Asher-Smith (41.85, plata).

Fraser-Pryce, de 32 años y de regreso a la élite tras ser madre hace dos años, acumula ahora once medallas mundiales, nueve de ellas de oro.

- Yulimar Rojas, inalcanzable -

En el resto de pruebas del día, la venezolana Yulimar Rojas, una de las superestrellas de esta edición, cumplió los pronósticos y se llevó con autoridad la victoria en el triple salto (15,37 metros).

Rojas se quedó a trece centímetros del récord del mundo, su otro reto en Doha-2019, pero fue suficiente para lograr cómodamente su segundo oro mundial, tras el conseguido hace dos años en Londres. La plata fue para la jamaicana Shanieka Ricketts (14,92 metros) y el bronce para la colombiana Caterine Ibargüen (14,73 metros), de regreso tras una lesión y una operación hace dos meses.

La estrella venezolana cierra un año de nuevo espectacular, en el que además de este título se colgó también la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima, el pasado mes de agosto, y en el que pudo progresar mucho en sus marcas, sobre todo con el espectacular 15,41 metros que logró a principios de septiembre en Andújar (España) y que le dejó con la segunda mejor de la historia en el triple salto, a nueve centímetros del récord mundial de la ucraniana Inessa Kravets (15,50 m, vigente desde 1995).

Para Ibargüen fue su quinta medalla en Mundiales (dos oros, una plata y ahora dos bronces), pero sobre todo fue una victoria personal por su operación debido a una fascitis plantar en agosto, tras la cual sólo había competido una vez antes del Mundial y no había sido en el triple salto, sino en el salto largo.

En el resto de finales del día, el estadounidense Joe Kovacs (22,91 metros) recuperó el título mundial en lanzamiento de bala, mientras que la keniana Hellen Obiri revalidó su corona en 5.000 metros.

En horario nocturno local se disputa el maratón masculino, última prueba fuera del estadio en Doha-2019.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.