Saltar al contenido principal

El seleccionador de Sudáfrica desmiente racismo en los Springboks

Anuncios

Kobe (Japón) (AFP)

El seleccionador de los Springboks Rassie Erasmus desmintió este domingo cualquier tipo de racismo en el equipo de Sudáfrica, tras la polémica surgida a raíz de un video difundido tras la victoria ante Italia (49-3).

"Algunas personas verán algo malo en ello. Yo puedo asegurar que, como entrenador, no permitiría nunca que algo así ocurriese. No hay nada de eso en este equipo. Es un grupo muy unido", aseguró el técnico de los Springboks, que se enfrentan a Canadá el martes.

Un video, convertido en viral en las redes sociales, muestra un grupo de jugadores (François Steyn, RG Snyman, Francois Louw, Vincent Koch, Franco Mostert y Steven Kitshoff), todos blancos, juntos celebrando la victoria ante Italia el pasado viernes. Con un gesto, Steyn parece echar a Makazole Mapimpi, uno de los jugadores negros del equipo sudafricano, quien se aleja cabizbajo.

"Todo el mundo sabe que, en una gira o en una Copa del Mundo, en un grupo de 31, hay los 15 titulares y los suplentes. Esta vez, los suplentes son llamados la 'bomb squad' (el equipo antiminas). Porque entran para arreglarlo todo, o porque todo va bien y es una falsa alerta", explicó Erasmus.

"Eso fue una gracia toda la semana, especialmente en torno a Lood de Jager (suplente los dos primeros partidos). Tras el partido acudió, pero Steyn le dijo que no formaba parte de la 'bomb squad' ya que había sido titular. Mapimpi, que llegaba, vio que eran ellos así que se dio la vuelta", añadió para explicar los hechos.

El propio Mapimpi restó importancia al asunto en Twitter, explicando que, en efecto, se fue al ver que los jugadores de ese pequeño grupo eran los de la 'bomb squad'.

El inicio de la Copa del mundo de los Boks se vio perturbado por una denuncia por insultos y agresión racista hacia el segunda línea Eben Etzebeth, acusado de haber arremetido contra un sintecho, y de haberlo apuntado con un arma de fuego a finales de agosto.

El caso tuvo mucho eco en Sudáfrica, donde el racismo es aún un asunto sensible un cuarto de siglo después de la caída del régimen del 'apartheid'.

Eben Etzebeth, que está en Japón para la Copa del Mundo, negó los hechos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.