Saltar al contenido principal

Corea del Norte anuncia ruptura de conversaciones con EE. UU. y culpa a su interlocutor

El principal negociador de Pyongyang, Kim Myong Gil, ofrece su declaración a las afueras de la embajada de Corea del Norte en Estocolmo, Suecia, el 5 de octubre de 2019.
El principal negociador de Pyongyang, Kim Myong Gil, ofrece su declaración a las afueras de la embajada de Corea del Norte en Estocolmo, Suecia, el 5 de octubre de 2019. Philip O'Connor / Reuters

La reanudación de los diálogos terminó sin éxito luego de que según Pyonyang, Washington no cumplió sus expectativas. El Gobierno estadounidense desmintió esta versión y dijo que aceptó reunirse nuevamente.

Anuncios

Las conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte sobre la desnuclearización siguen en un punto muerto. Las delegaciones de ambos países se habían reunido en Estocolmo para reanudar los diálogos, pero el encuentro terminó sin éxito.

"Las negociaciones no han cumplido nuestras expectativas y finalmente se han roto", dijo el jefe negociador de Pyongyang, Kim Myong Gil, al término del encuentro y agregó que este resultado "se debe totalmente al hecho de que Estados Unidos no renunciaría a su antiguo punto de vista y actitud".

El principal negociador de Pyongyang, Kim Myong Gil, ofrece su declaración a las afueras de la embajada de Corea del Norte en Estocolmo, Suecia, el 5 de octubre de 2019.
El principal negociador de Pyongyang, Kim Myong Gil, ofrece su declaración a las afueras de la embajada de Corea del Norte en Estocolmo, Suecia, el 5 de octubre de 2019. Philip O'Connor / Reuters

En palabras del funcionario, Washington tuvo la culpa de este fracaso y que a pesar de ofrecer "nuevos métodos y soluciones creativas" los ha "decepcionado enormemente" y han hecho que disminuyan su "entusiasmo al no aportar nada a la mesa de negociaciones".

Por su parte, Estados Unidos desmintió la versión de los coreanos y a través de un comunicado emitido por el Departamento de Estado dijo que dichos comentarios "no reflejan el contenido ni el espíritu de la discusión" que duró más de ocho horas.

"Estados Unidos aportó ideas creativas y tuvo buenas conversaciones con sus homólogos" coreanos, reza el documento que detalla que se revisaron los "eventos" desde la cumbre celebrada en Singapur cuando Donald Trump y Kim Jong-un se reunieron por primera vez en junio de 2018.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un(izq), y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump (der), estrechan la mano en su primera reunión en Sentosa, Singapur, el 12 de junio de 2018.
El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un(izq), y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump (der), estrechan la mano en su primera reunión en Sentosa, Singapur, el 12 de junio de 2018. Jonathan Ernst / Reuters

El texto añade que "se discutió la importancia de un compromiso más intensivo para resolver los muchos asuntos de preocupación para ambas partes".

Finalmente, Washington dejó claro que está dispuesto a continuar con las discusiones dentro de dos semanas en la capital sueca al aceptar la invitación del Gobierno de este país.

Más de 70 años de una montaña rusa de tensiones

El encuentro realizado este 5 de octubre en Estocolmo es el primero que se lleva a cabo entre Corea del Norte y Estados Unidos desde finales de junio cuando sus líderes coincidieran de manera informal en la frontera intercoreana, y donde acordaron continuar con las conversaciones sobre la desnuclearización.

La discusión sobre este tema se había estancado por desacuerdos entre ambas partes causando una abrupta finalización de la cumbre Trump-Kim que se celebraba en Hanói, Vietnam.

De acuerdo con del mandatario estadounidense, Pyongyang buscaba el levantamiento total de las sanciones en su contra. Pero los norcoreanos desmintieron estas declaraciones e indicaron que solo pretendían un alivio parcial de estas medidas económicas que limitan gran parte de su comercio.

Imagen de lo que parece ser un misil balístico lanzado por un submarino (SLBM) desde en un lugar no revelado en Corea del Norte, el 2 de octubre de 2019.
Imagen de lo que parece ser un misil balístico lanzado por un submarino (SLBM) desde en un lugar no revelado en Corea del Norte, el 2 de octubre de 2019. Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA) vía Reuters

Trump dejó claro que solo cederá cuando el país asiático se deshaga de su arsenal nuclear, pero la tensión se ha alimentado por los continuos lanzamientos de misiles desde el norte de la península. Esta semana se llevaron a cabo nuevas pruebas sumando ocho en total en poco más de dos meses.

La tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos data de 1945 cuando la península de Corea se dividió en dos. Pero la fricción se intensificó con la llegada de Donald Trump a la presidencia desde donde desató una escalada verbal y amenazas recíprocas con Kim Jong-un, que luego se rebajaron tras su primer encuentro al que le siguieron cartas y elogios entre ambos.

Con AFP y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.