Saltar al contenido principal

Inicia semana clave para el Brexit: Johnson urge a la Unión Europea aprobar su nuevo acuerdo

(Archivo) El primer ministro británico, Boris Johnson, participa en la clausura del congreso anual del Partido Conservador en Manchester (Reino Unido), el 2 de octubre de 2019.
(Archivo) El primer ministro británico, Boris Johnson, participa en la clausura del congreso anual del Partido Conservador en Manchester (Reino Unido), el 2 de octubre de 2019. Neil Hall / EFE

El primer ministro británico dijo que Gran Bretaña hizo una oferta “generosa, justa y razonable” e invitó a la Unión Europea a que exprese sus preocupaciones para avanzar en la firma de un nuevo acuerdo de salida.

Anuncios

A tres semanas de que se cumpla el plazo previsto para que el Reino Unido salga de la Unión Europea, todavía no hay indicios de que el nuevo acuerdo presentado por el primer ministro, Boris Johnson, haya conquistado a Bruselas.

El líder ‘tory’ puso el balón en la cancha de la Unión Europea y este lunes 7 de octubre advirtió a sus líderes que, si existe algo que no les gusta de su nueva propuesta de acuerdo de salida, es momento de decirlo. E insiste en que, sí o sí, se irá del bloque europeo el 31 de octubre.

“Lo que les estamos diciendo a nuestros amigos es que hicimos una oferta muy generosa, justa y razonable. Lo que nos gustaría saber de ustedes ahora es qué piensan al respecto”, dijo Johnson a un grupo de periodistas a las afueras de Londres.

Y agregó que “¿Cuál es la objeción de la UE?, ¿cuál es su sugerencia? Realmente no hemos escuchado los detalles sobre cuáles creen que son los problemas (…) Si tienen inconvenientes con alguna de las propuestas que hemos presentado, entremos en detalles y discutámoslas”.

Boris Johnson considera que el Reino Unido ya cumplió con su parte del compromiso y dijo estar esperando a que la Unión Europea haga lo propio: “es hora de que la Comisión Europea muestre su disposición a comprometerse también”.

Un funcionario del Gobierno francés dijo que el presidente Emmanuel Macron instó a Johnson el domingo a entablar conversaciones detalladas con el principal negociador de Brexit de la UE.

Londres, dispuesta a empacar maletas antes del 31 de octubre

Con el tiempo agotándose para cumplir su promesa de abandonar el bloque antes del 31 de octubre, el mandatario británico presentó una nueva propuesta el miércoles 2 de octubre, con la oferta de que no construirá una frontera física en Irlanda, el tema más polémico.

En su lugar, propuso una zona reguladora de toda la isla con controles aduaneros, que resuelva el dilema que existe sobre la frontera entre Irlanda del Norte, gobernada por los británicos, e Irlanda, miembro de la Unión Europea.

Su oferta atrajo una recepción cortés pero fría de la UE, que, junto con Irlanda, aseguró que era poco probable que las propuestas resultaran en un acuerdo sin más concesiones. El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, dijo que no entendía cómo podrían funcionar las propuestas británicas y que Dublín no podía suscribirse a un tratado que no salvaguarde una frontera abierta entre Irlanda e Inglaterra.

En una verdadera carrera contrarreloj, Boris Johnson espera resolver esta y otras eventuales preocupaciones. Pero si no lo hace, está dispuesto a cumplir su ya célebre promesa: “prefiero estar muerto en una zanja, que buscar otra extensión del plazo”.

El partido Liberal Demócrata de Londres insistió en que irse sin acuerdo, sería “catastrófico” y llamó al Parlamento a detener la salida.

Versiones contradictorias y un tema legal sin resolver

A pesar de que Johnson ha dicho reiteradamente que no solicitará otro retraso para el Brexit, cuando se le preguntó recientemente sobre la legislación que lo obliga a solicitar uno si para el 19 de octubre no ha acordado con Bruselas, su respuesta fue que él “no violará” la ley.

Esta norma, conocida como la "Ley de Benn", y aprobada el mes pasado por el Parlamento británico, solo exime al primer ministro de la responsabilidad de pedir una extensión si tiene la aprobación de los legisladores para irse sin ningún acuerdo.

Justamente, un tribunal del Escocia le negó a grupo de activistas este lunes su petición de expedir una orden que obligue a Boris Johnson a cumplir con la “Ley de Benn” por considerarla innecesaria.

Johnson dice que cumplirá con la ley, pero también que cumplirá su promesa de que Gran Bretaña esté fuera del bloque antes del 31 de octubre, sin haber explicado hasta el momento esa aparente contradicción.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.