Saltar al contenido principal

Estados Unidos retira sus tropas del noreste de Siria mientras avanzan las tropas turcas

Vehículo militar turco fotografiado en Siria, cerca de la aldea de Tal Abyad, el 8 de septiembre de 2019.
Vehículo militar turco fotografiado en Siria, cerca de la aldea de Tal Abyad, el 8 de septiembre de 2019. Delil Suleiman / AFP

Estados Unidos tomó la decisión de retirar sus fuerzas del noreste de Siria y anunció a sus aliados kurdos que no los defenderán de la avanzada turca.

Anuncios

“Turquía pronto estará avanzando con su largamente planeada operación en el Norte de Siria”, anunció la Casa Blanca tras reportar la conversación telefónica entre el presidente estadounidense Donald Trump y el mandatario de Turquía Recep Tayyip Erdogan. En el pronunciamiento, el gobierno de Estados Unidos añade que sus fuerzas “no apoyarán o estarán involucradas en la operación” y que luego de derrotar al “califato” territorial del autodenominado Estado Islámico, el ejército estadounidense ya no estará en la región.

El anuncio es un fuerte golpe para los kurdos en el área, aliados de vieja data de Estados Unidos. Las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, por sus siglas en inglés), lideradas por los kurdos, responderán solas a la avanzada del ejército de Turquía.

Los grupos kurdos y el conflicto con Turquía

El gobierno de Recep Tayyip Erdogan ha insistido en su interés por establecer una “zona segura” de 32 km en la frontera entre Turquía y Siria. La avanzada forzaría el repliegue de las milicias kurdo-sirias de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), principal referente de la alianza de las SDF y un grupo que para Turquía tiene estatus terrorista.

Las milicias kurdas acompañaron la ofensiva estadounidense para reducir al autodenominado Estado Islámico en Siria. Según oficiales de Estados Unidos, hay cerca de 1.000 tropas en la región, que eventualmente serían retiradas definitivamente de Siria. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, no hizo comentarios sobre el destino de sus aliados kurdos luego del anuncio del domingo.

En un comunicado, las milicias sirio-kurdas acusaron a Estados Unidos de no mantener sus compromisos con sus aliados clave. Además advirtieron que la abrupta decisión será un retroceso de varios años de avances en la lucha contra el autodenominado Estado Islámico.

Y es que la retirada estadounidense también dejaría a un grupo de presos de este grupo bajo el control de las autoridades turcas.

Los presos del autodenominado Estado Islámico

“Turquía ahora será responsable por todos los combatientes del EI en el área, capturados durante los últimos dos años”, dice el comunicado de la Casa Blanca, en el que también se señala que muchos de los presos fueron deportados desde otros países aliados en Europa. El gobierno Trump ha insistido en devolverlos para que cumplan condenas en estos territorios y en el más reciente comunicado dice que su país “no los mantendrá” dado que sus condenas podrían ser largas y esto significaría “un gran costo para quienes pagan impuestos en Estados Unidos”.

Según el portavoz del gobierno turco Ibrahim Kalim, “Turquía apoya la integridad territorial de Siria y su unidad política” y añadió que su país “no tiene interés en la ocupación o en cambiar la demografía. El PKK/YPG hizo eso en el noreste de Siria. Es hora de corregir. Turquía lucha en contra de una organización terrorista que también ha asesinado y oprimido a los kurdos”.

El gobierno turco afirma que busca establecer cerca de dos millones de refugiados sirios en la zona, en la cual ya están establecidos 3,6 millones de sirios resguardados en esta zona luego de más de ocho años de conflicto en su país.

Víctor de Currea-Lugo: "está en juego no solo la supervivencia de los kurdos sino la estabilidad de Siria"

Con Reuters y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.