Saltar al contenido principal

Región de Bolivia realiza tarea de rastrillaje para detectar incendios

Anuncios

La Paz (AFP)

La gobernación de Santa Cruz, en el este de Bolivia, se encuentra en fase de "rastrillaje" y "monitoreo", de las zonas afectadas por incendios que consumieron 4 millones de hectáreas, para verificar que no se reinicie el fuego, dijo este lunes una fuente oficial.

"No hay incendios en el departamento, sin embargo estamos monitoreando siete zonas, vamos a hacer rastrillajes durante todo el día (...) para asegurar que todo esté bajo control y no haya reinicio de fuego", afirmó en rueda de prensa Enrique Bruno, director del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COE) de la gobernación local.

Las copiosas lluvias caídas sobre el Bosque Chiquitano durante los últimos días ayudaron a extinguir los incendios forestales sobre esta zona y el Pantanal en el departamento de Santa Cruz, desde que las llamas se dispararon en agosto pasado, a causa de las quemas para ampliar la frontera agrícola.

Consultado sobre si el monitoreo implicaba riesgo de que aún existiera fuego, Bruno precisó que "pueden haber brasas, pero no como incendios".

El director del COE regional precisó que los incendios consumieron "casi 4 millones de hectáreas en el departamento de Santa Cruz y el 46% fueron las áreas protegidas que es la mayor preocupación".

La ONG privada Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN) informó hace más de una semana que en toda Bolivia se consumieron 5,3 millones de hectáreas por los incendios forestales y pastizales.

Tanto la gobernación de Santa Cruz, como el poder Ejecutivo, informaron que se elaborarán planes de evaluación de las zonas afectadas para implementar planes de reforestación.

Los ambientalistas consideran que los decretos de Morales incentivaron la quema de bosques y pastizales para ampliar la frontera agrícola, mientras el gobierno culpó a los vientos y al clima seco de la región.

El gobierno desplazó aviones cisternas, como un SuperTanker Boeing 747 y un ruso Ilyushin, además de varios helicópteros, para contrarrestar los incendios, y en determinado momento llegó a movilizar hasta 5.000 personas, entre soldados, policías, bomberos y brigadistas locales, franceses y argentinos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.