Saltar al contenido principal

China le hace un bloqueo a la NBA y la liga defiende la libertad de expresión

Foto de archivo del jugador de Houston Rockets, James Harden, frente al defensor de Golden State Warriors, Jordan Bell, durante las finales de la Conferencia Oeste de la NBA en Oakland, California, el el 26 de mayo de 2018.
Foto de archivo del jugador de Houston Rockets, James Harden, frente al defensor de Golden State Warriors, Jordan Bell, durante las finales de la Conferencia Oeste de la NBA en Oakland, California, el el 26 de mayo de 2018. John G. Mabanglo / EFE / Archivo

La televisión estatal no transmitirá los partidos de pretemporada en rechazo al tuit del dueño de Houston Rockets, que apoyó las protestas en Hong Kong. El comisionado de la NBA remarcó que no reglamentarán las declaraciones de los protagonistas.

Anuncios

La tensión entre China y la NBA sigue escalando. El conflicto -iniciado tras un tuit en apoyo a las protestas de Hong Kong publicado por el dueño de Houston Rockets, Daryl Morey, posteriormente borrado- sumó un nuevo capítulo con el rechazo abierto del Gobierno chino y un corte de vínculos por parte de varias firmas chinas.

En el movimiento más fuerte de este martes 8 de octubre, la televisión estatal china 'CCTV' anunció que no transmitirá los partidos de la pretemporada de la NBA en China y dijo que revisará su "cooperación" con la liga de básquetbol más importante del mundo, de la cual tiene los derechos de transmisión exclusivos para China.

La reacción de 'CCTV' llegó luego de que el comisionado de la NBA, Adam Silver, emitiera un comunicado en defensa de la libertad de expresión, en este caso, de Daryl Morey. "Es inevitable que las personas de todo el mundo, incluidos Estados Unidos y China, tengan diferentes puntos de vista sobre diversos temas. No es el papel de la NBA juzgar esas diferencias", dijo.

En su respuesta, 'CCTV' indicó que cualquier comentario que desafíe la soberanía y la estabilidad social de un país "no está dentro del alcance de la libertad de expresión".

Lamento que tanta gente en China esté molesta, incluidos millones y millones de nuestros fanáticos"

Adam Silver, comisionado de la NBA

Además de la emisora estatal china, otras firmas del gigante asiático confirmaron su retiro de apoyo a la NBA. Es el caso del fabricante de smartphones Vivo, patrocinador de los juegos de exhibición en China, que anunció la suspensión de todos sus lazos con la liga estadounidense.

En la misma línea, la firma de ropa deportiva ANTA informó que congeló las negociaciones de renovación de contrato con la NBA. Varios jugadores de la liga -incluyendo figuras como Klay Thompson, de Golden State Warriors, y Gordon Hayward, de Boston Celtics- tienen vínculos de patrocinio con esa compañía.

Previamente, el gigante tecnológico Tencent Holdings, que tiene los derechos exclusivos de transmisión por Internet en China, había informado que dejaría de mostrar, al menos temporalmente, los encuentros de Houston Rockets.

Desde el Gobierno de China también expresaron su rechazo a los dichos de Daryl Morey. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, subrayó además que la Administración de Xi Jinping adhiere a la postura "muy clara" expresada por la Asociación China de Básquetbol, que rompió lazos con Houston Rockets.

Tras las críticas en Estados Unidos, el comisionado de la NBA defiende la libertad de expresión

El conflicto entre la NBA y China no solo le valió críticas a la liga estadounidense en el país asiático, sino también en Estados Unidos. Una primera respuesta de la NBA, que lamentaba el comentario de Daryl Morey, generó rechazo entre legisladores estadounidenses, que acusaron a los directivos del certamen de básquetbol de ceder ante sus intereses en China.

Con el objetivo de aclarar la postura de la NBA, el comisionado Adam Silver brindó una conferencia de prensa en Japón –país donde se están celebrando partidos de pretemporada- y aclaró que la organización "no se está disculpando por el ejercicio de libertad de expresión de Daryl".

"Sabemos que hay consecuencias (…) Lamento que tanta gente en China esté molesta, incluidos millones y millones de nuestros fanáticos", señaló Silver, aunque aclaró que "no estamos dispuestos a comprometer nuestros valores".

La NBA ha trabajado durante años para acercarse al mercado chino y, a menudo, disputa juegos de exhibición allí, además de desarrollar acciones sociales con figuras del torneo. El conflicto ya comienza a resentir los vínculos comerciales.

"Simpatizo con nuestros intereses aquí y con nuestros socios que están molestos. No creo que sea inconsistente, por un lado, simpatizar con ellos y al mismo tiempo defender nuestros principios", agregó Silver, en un intento de equilibrio.

Además, el comisionado reveló su deseo de dialogar con el exbasquetbolista chino Yao Ming, quien supo ser figura de Houston Rockets e integra el Salón de la Fama de la NBA, y hoy preside la Asociación China de Básquetbol.

"Espero que juntos podamos encontrar un acuerdo. Pero él está extremadamente enojado en este momento y lo entiendo", confesó.

Una caricatura estadounidense se burla de la censura en China

El programa de animación satírico South Park se convirtió en el último protagonista de la disputa entre la industria del entretenimiento de Estados Unidos y las autoridades de China.

En su último episodio, la serie presentó una caricatura satírica acerca de cómo Hollywood se autocensura para poder acceder al amplio mercado de consumo chino. Esa emisión fue rápidamente eliminada de los portales de Internet en China.

Ante esta situación, los creadores del programa, Trey Parker y Matt Stone, publicaron en Twitter una irónica disculpa, con una crítica incluida a la primera respuesta de la NBA ante el caso de Daryl Morey.

“Al igual que la NBA, damos la bienvenida a los censores chinos en nuestros hogares y en nuestros corazones. También amamos el dinero más que la libertad y la democracia”, subrayaron en la publicación.

Con Reuters y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.