Saltar al contenido principal

Diego Arbelo, un pilar de Uruguay que sueña con Europa

Anuncios

Tokio (AFP)

Diego Arbelo se ha convertido a sus 25 años, en su primer Mundial de rugby, en una pieza importante en la selección uruguaya. El pilar del Montevideo Cricket Club fue titular en la histórica victoria contra Fiyi (30-27), entró en el segundo partido contra Georgia (33-7) y estuvo otra vez de inicio en el buen partido contra Australia (45-10). Tras su buen torneo, sueña con jugar en Europa.

"Ahora estoy enfocado en el Mundial, pero a la vuelta, jugar en Europa es algo que me gustaría. No tengo nada planificado, pero sin duda que es un sueño, es un lugar hermoso para vivir y para jugar. Si pudiera darse me gustaría", explicó el jugador este miércoles en una entrevista a la AFP.

"Ojalá este Mundial sea el punto de partida de muchas cosas", añade.

"Haber podido participar en todos los partidos es algo positivo, me deja contento. Por más que el equipo tiene diferentes objetivos, un pilar sale contento o no por como le va en formaciones fijas. Estoy conforme con el rendimiento del equipo", sostiene.

Y es que la primera línea de Uruguay funcionó muy bien en las formaciones fijas como demuestran las estadísticas. Por ejemplo, en el difícil partido contra Australia, tuvo un scrum exitoso en un cien por cien de las ocasiones y un ochenta en los lines.

En la histórica victoria ante Fiyi, que en ese momento era número diez del mundo, el porcentaje de éxito en line y scrum fue del cien por cien en ambos casos.

- Buena imagen -

"Esa victoria y la buena imagen que estamos dando muestra todo el trabajo que se ha hecho estos años. No se veía mucho antes porque no hay muchos tests para demostrarlo. Por ejemplo el año pasado se perdió con Fiyi (68-7), pero este año se le ganó, lo que muestra que se hizo un trabajo impresionante", explica Arbelo.

"Mucha gente no se esperaba ese triunfo ante Fiyi. No sé qué se esperaría en el resto de Uruguay, pero seguramente no lo que pasó", añade.

Igual que sus compañeros, Arbelo espera que esa victoria contra Fiyi y las buenas actuaciones, como contra el gigante Australia, al que plantó cara por momentos, haga subir la popularidad del rugby en Uruguay.

"El rugby no es un deporte tan popular como el fútbol o el básquet. El triunfo contra Fiyi hizo que todo el mundo se interesara. Mucha gente que no sabe nada de rugby, habló del partido, del rugby. Es muy positivo y ojalá sirva para que atraiga más gente, más recursos y que se pueda potenciar mucho más", afirma.

El sueño no pudo ser completo, ya que sin tiempo para recuperarse del esfuerzo contra Fiyi, cuatro días después, llegó el partido contra Georgia y la derrota. Un triunfo habría significado ganar por primera vez dos veces en un mismo Mundial, y la clasificación para el próximo.

"Uno de nuestros objetivos era ganar a Georgia. Pero hubo solo cuatro días entre partido y partido. Se dieron algunos factores y no se nos dio el sueño", señala.

- Cierre con Gales -

Tras aquella decepción contra Georgia llegó un buen partido contra Australia, pese a la derrota. Hace cuatro años, en el Mundial de Inglaterra-2015, los Wallabies habían ganado por 65-3.

"Buscábamos jugarle de igual a igual a Australia. Si vas a ser espectador en el partido, te pasan por arriba porque son buenísimos. Pero si haces un trabajo de equipo y tratas de anticipar, logramos por momentos hacerles daño, frenarlos", resumió.

Ahora el objetivo es cerrar el Mundial de la mejor manera, frente a otra potencia, Gales, el domingo en su último partido del grupo D.

"Como contra Australia, el objetivo es mostrar nuestro juego, ser protagonistas con nuestro juego. No es tanto el resultado", concluye.

Uruguay y Arbelo quieren cerrar el Mundial de la mejor manera posible. Tras los tres primeros partidos, Los Teros pueden estar satisfechos. Y particularmente Diego Arbelo, uno de los elementos claves en su primera línea.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.