Saltar al contenido principal

La muerte de cuatro civiles y los ataques a periodistas hacen arder los ánimos en Haití

Manifestantes protestan contra el gobierno de Jovenel Moïse, en Puerto Príncipe, Haití, el 11 de octubre de 2019.
Manifestantes protestan contra el gobierno de Jovenel Moïse, en Puerto Príncipe, Haití, el 11 de octubre de 2019. Jean Marc Herve Abelard / EFE

En otro intento de protesta frente al presidente Moïse, cientos de haitianos fueron reprimidos, respondiendo a la policía con más violencia. La muerte de un periodista y de otras cuatro personas incrementa el reclamo de un “gobierno transitorio”.

Anuncios

Haití lleva a sus espaldas meses de crisis y protestas, pero octubre ya se proyecta como uno de los más cruentos, a nivel de febrero y junio. Se cree, según la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos de la isla, que al menos 17 personas han muerto este año en contexto de manifestaciones. Una cifra que habría aumentado a 21, según medios y oposición, solo con la protesta de este viernes 11 de octubre.

Una vez más, cientos de haitianos salieron a las principales plazas de la capital Puerto Príncipe, con un mismo fin: reunirse en Pétion-Ville o la plaza St-Pierre, y marchar hasta tocar a la puerta de la casa del presidente Jovenel Moïse, para exigir su dimisión y “recoger su carta de renuncia” al cargo. Es en este intento reiterado, a grito criollo de “¡Fuera Jovenel!”, que se están produciendo los picos más graves de violencia, con choques entre ciudadanos y policías.

Un hombre se cubre la cara mientras corre durante una protesta para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moïse, en las calles de Puerto Príncipe, Haití, el 11 de octubre de 2019.
Un hombre se cubre la cara mientras corre durante una protesta para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moïse, en las calles de Puerto Príncipe, Haití, el 11 de octubre de 2019. Andrés Martínez Casares / Reuters

Y es que la policía sigue siendo fiel a la defensa de la casa presidencial, disparando gases lacrimógenos y, en algunos casos, balas de goma y artillería real. Sin embargo, el pueblo tampoco desiste en responder y defenderse con piedras, botellas, escombros, y la quema de neumáticos en las calles. Un escenario en el que además de violencia y saqueos, puede oírse música con letras antigubernamentales.

“Estamos en la miseria y nos estamos muriendo de hambre (…) No podemos soportarlo más”, reclama el manifestante Jean-Claude, quien añade que la petición a Moïse es “que renuncie para que tengamos un nuevo Haití, porque sufrimos demasiado en este país”.

El asesinato de Nehemie Joseph, una chispa en un gran incendio

La corrupción política de décadas, la falta de combustible y alimentos, y la subida de precios son el gran incendio interno de miles de haitianos, una lista larga de razones para marchar. Si bien, el asesinato del periodista de Radio Mega Nehemie Joseph ha sido la cerilla que ha hecho arder más los ánimos.

Joseph había cubierto de cerca la crisis política y económica de Haití, era reconocido en la isla. Pero este jueves 10 de octubre fue hallado muerto en su coche con varias heridas de bala en la cabeza. Se ignora quién cometió el crimen, pero sí es vox populi, porque se había quejado en público, que había recibido amenazas de políticos cercanos al gobierno.

Nehemie Joseph es el tercer periodista asesinado o “desaparecido” en los dos años y medio de gestión de Moïse, bajo el cual ha incrementado la inseguridad. Durante la protesta del viernes, la fotógrafa de la agencia AP Rebecca Rockwell resultó herida por una botella, cuando en realidad estaba reemplazando a su compañero Chery Dieu-Nalio, herido de bala en septiembre por el senador Jean Marie Ralph Fethière, quien disparó de forma indiscriminada al sentirse amenazado a las puertas del Senado.

Manifestantes se esconden detrás de un camión antidisturbios, durante enfrentamientos en una manifestación para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moïse, en las calles de Puerto Príncipe, Haití, 11 de octubre de 2019.
Manifestantes se esconden detrás de un camión antidisturbios, durante enfrentamientos en una manifestación para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moïse, en las calles de Puerto Príncipe, Haití, 11 de octubre de 2019. Andrés Martínez Casares / Reuters

Daños que se suman a las muertes de este viernes, con tres personas fallecidas en la capital y un joven de 16 años asesinado durante enfrentamientos en St-Marc (a 100 kilómetros de Puerto Príncipe), según el líder del movimiento Sector Democrático y Popular, André Michel. Para Michel, estas muertes se deben al “comportamiento irresponsable” de ciertos agentes de la Policía Nacional Haitiana, mientras que estos también reivindican a sus heridos. En medio, Jovenel Moïse niega estar actuando mal.

“Algo está claro ahora mismo, los días de Jovenel Moïse están contados. Jovenel Moïse es un jefe de Estado rechazado por la población haitiana. Todos los agentes de policía implicados en violaciones de derechos humanos serán perseguidos”, sentencia el opositor André Michel.

¿Una comisión gubernamental o un “gobierno de rescate”?

Esta semana, el presidente haitiano anunció la creación de una comisión, cuyo objetivo sea hallar una salida para el país más pobre de Latinoamérica. Sin embargo, críticos tanto de fuera como de dentro de su gobierno aseguran que es demasiado tarde, que un diálogo no calmará su deseada renuncia.

En ese sentido, un grupo de 107 organizaciones e instituciones sociales, políticas y económicas reclaman un “gobierno nacional de rescate y una transición exitosa”, que termine con esta “situación caótica que anuncia un desastre humanitario inminente”. “En nombre de la nación haitiana, nos dirigimos a usted, señor Presidente de la República, para reconocer la bancarrota de su gestión en los asuntos públicos y para pedirle que entregue su renuncia a la nación”, expresan en su comunicado.

Manifestantes marchan durante una protesta para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moïse, en las calles de Puerto Príncipe, Haití, el 11 de octubre de 2019.
Manifestantes marchan durante una protesta para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moïse, en las calles de Puerto Príncipe, Haití, el 11 de octubre de 2019. Andrés Martínez Casares / Reuters

Estas organizaciones de empleadores, agricultores, grupos de derechos humanos y sindicatos, firmantes de este documento, han invitado al resto de sectores para formar un bloque de solidaridad y debatir en pro de una solución. También a distintas fuerzas sociopolíticas del país, a quienes les exigen que “actúen como ciudadanos responsables” y acepten todo tipo de sacrificios.

Este gran grupo aboga por una transición pacífica, que cuente con implicación de la ciudadanía y que conduzca al restablecimiento del orden público, del funcionamiento de los servicios públicos, y lleve a la aplicación de un programa de emergencia para los más vulnerables, mientras se siguen los expedientes relativos a la gestión de los fondos de Petrocaribe. Otra de las chipas que tienen hirviendo a Haití.

Con Reuters, AFP y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.