Saltar al contenido principal

Así transcurrió el primer debate presidencial en Argentina

Candidatos participan en el primer debate presidencial televisado para las elecciones argentinas en la Universidad Nacional del Litoral, en Santa Fe, Argentina, el domingo 13 de octubre.
Candidatos participan en el primer debate presidencial televisado para las elecciones argentinas en la Universidad Nacional del Litoral, en Santa Fe, Argentina, el domingo 13 de octubre. Javier Escobar / EFE

Seis hombres, candidatos a la función suprema del Estado, expusieron sus propuestas en torno a cuatro temáticas. Un evento marcado por el fuego cruzado entre los dos favoritos: el presidente Mauricio Macri y el peronista Alberto Fernández.

Anuncios

Los favoritos, el presidente Mauricio Macri de Juntos por el Cambio, que busca la reelección, y el peronista Alberto Fernández del Frente de Todos midieron fuerzas e intercambiaron ataques certeros en el primer debate presidencial. Otros cuatro candidatos presentes aprovecharon para exponer sus ideas y tratar de ganar influencia en esta contienda: Nicolás Del Caño, del Frente de Izquierda, Juan José Gómez Centurión, de NOS, Roberto Lavagna, de Consenso Federal y José Luis Espert, de Frente Despertar.

Asuntos Internacionales: Venezuela, Ecuador, Malvinas y Mercosur

El debate arrancó con los espinosos asuntos internacionales. Mauricio Macri aseguró que cuando llegó a la presidencia “Argentina era uno de los países más aislados del mundo. Tenía pocas relaciones y su socio estratégico era Venezuela.” El país caribeño y su crisis socioeconómica ocupó también buena parte de la discusión. "La expresidenta condecoró con la orden de San Martín al dictador Maduro. Nosotros hemos reconocido al presidente Juan Guaidó y hemos denunciado la situación en Venezuela. En esto no puede haber dobles discursos: o se está con la dictadura o se está con la democracia. La neutralidad es avalar la dictadura", aseveró el presidente.

"No quiero eludir el tema porque todos saben lo que pienso”, dijo Alberto Fernández” Venezuela tiene problemas, pero a diferencia del presidente yo quiero que los venezolanos resuelvan el problema, no quiero intervenir. El presidente tiene que decirlo: está preparando la ruptura de relaciones para poder intervenir”, denunció, “espero que ningún soldado argentino termine en tierra venezolana".

"En Venezuela hay una dictadura asesina", afirmó por su parte José Luis Espert, "Argentina debe hacer los máximos esfuerzos para que el dictador Nicolás Maduro sea removido de su cargo", sostuvo, mientras que Nicolás Del Caño argumentó que el “pueblo trabajador” de ese país tendría que ser el actor de la resolución de la crisis, al igual que se solidarizó con el movimiento de protesta en Ecuador y decidió cambiar un turno de palabra en minuto de silencio por los que “han muerto producto de la represión del FMI”.

En cuanto a integración regional, Alberto Fernández afirmó que “desde hace mucho está abandonado" el Mercosur. "La globalización ha hecho que las economías se regionalicen y hay países que se han unido para enfrentarla”, dijo, pero agregó que no dejará que “apertura se lleve puesto al trabajo argentino" y denunció que no se reveló “la letra chica” del acuerdo entre el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europa.

Juan José Gómez Centurión criticó la eficiencia del mercado sudamericano y afirmó que su política de gobierno se haría "sin confundir comercio con diplomacia" y que comerciará "con todos los países del mundo sin restricciones ideológicas", menos con "los que financien el terrorismo o el narcotráfico".

"Siendo muy joven combatí por la soberanía de las islas Malvinas”, recordó Centurión durante su presentación antes de que Roberto Lavagna afirmara que “las Malvinas es algo para nosotros irrenunciable, queremos alcanzar nuestro objetivo por la vía pacífica”. Alberto Fernández aseguró que irá a “reivindicar la soberanía sobre nuestras Islas Malvinas y en memoria de los más de 600 argentinos que quedaron allí”, caídos en enfrentamientos con Reino Unido en 1982, “me voy a ocupar de que las cosas sean distintas”, dijo.

“Pensé que iba a ser más simple de reordenar esta economía”: Macri

En una Argentina en plena crisis, los temas económicos no podían pasar al lado de este debate. “Pensé que iba a ser más simple de reordenar esta economía”, reconoció Mauricio Macri al tiempo que sostuvo que el “el esfuerzo no fue en vano” y que se avecinaba “crecimiento y alivio para la clase media”. Era el momento que Alberto Fernández esperaba para atacar con todo a su rival y lo hizo calificando de fracaso las políticas económicas de Macri: "Creyó que para combatir la inflación había que combatir el consumo y les sacó a quienes viven de su salario el dinero de su bolsillo”, le respondió el peronista.

Fernández acusó a Macri que haber aumentado la deuda del país del 37% al 100% del PIB y señaló a los "amigos" del presidente de llevarse el dinero del préstamo negociado con el FMI. "De los 39 mil millones de dólares que nos dio el Fondo se fugaron 30 mil. Se los llevaron sus amigos presidente, y algún día tendrá que explicar a la Argentina dónde se fueron esos dólares", dijo quien es hoy el líder de las encuestas. Mauricio Macri, golpeado en su popularidad, aseguró que "dos de cada tres pesos" se utilizaron para pagar las deudas que dejó la administración anterior. "También me sorprende que Alberto Fernández me diga que yo destruí la economía cuando hasta hace muy poco dijo más de una vez que la presidenta Kirchner destruyó la economía", fue la frase con la que Macri intentó devolverle la pelota al campo del candidato de Frente de Todos.

“La Argentina parecería ser que en cualquier momento empieza a fantasear de nuevo con un default de la deuda. De los últimos 20 años, 17 estuvimos en default. Tomemos una decisión: si no queremos pagar la deuda, dejemos de vivir como mangueros del mundo y ganemos los dólares con el comercio”, dijo a su vez José Luis Espert.

Para Roberto Lavagna, “no es cierto que las exportaciones estén subiendo y mucho menos que la participación de las empresas medianas y pequeñas haya subido. De 2005 hasta ahora ha disminuido la cantidad de empresas exportadoras. Eso refleja el bajo nivel de actividad económica de la Argentina”, afirmó, contestando al presidente Macri.

Sobre las cuestiones de sociedad, el aborto fue el tema que enfrentó varios candidatos. "Tenemos listas ciento por ciento a favor del aborto. Estoy convencido de que las mujeres saldrán a las calles y de que será ley”, dijo Nicolás del Caño mientras que Alberto Fernández planteó la creación de un Ministerio de la Mujer argumentando que "hay que tender a la legalización" porque "los abortos suceden clandestinamente” y afectan, según él, a las mujeres más pobres.

“Me opongo sistemáticamente a cualquier modelo de ley del aborto y de sus atajos legales que son sus protocolos”, dijo por su parte Juan José Gómez Centurión, quien denunció una clase política que “abandonó los valores”.

Otros temas como Seguridad, Empleo Producción e Infraestructura, Federalismo Calidad Institucional y Rol del Estado, Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda será los ejes del próximo cara a cara que se llevará a cabo en Bueno Aires el próximo 20 de octubre, una semana antes que los ciudadanos expresen su sentencia en las urnas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.