Saltar al contenido principal

“Asegurar la salida del Reino Unido de la UE el 31 de octubre”: la prioridad en el discurso de la reina Isabel II

La reina Isabel II lee el discurso de apertura del Parlamento Británico en la Cámara de los Lores en el Palacio de Westminster en Londres, Reino Unido, el 14 de octubre de 2019.
La reina Isabel II lee el discurso de apertura del Parlamento Británico en la Cámara de los Lores en el Palacio de Westminster en Londres, Reino Unido, el 14 de octubre de 2019. Tolga Akmen/Pool vía Reuters

La reina británica leyó el discurso en el que resaltó la prioridad del primer ministro Boris Johnson. Pero a menos de tres semanas de la fecha, muchos dudan que el mandatario pueda lograr un acuerdo de Brexit aprobado a través del Parlamento.

Anuncios

Con el “Discurso de la Reina”, como se conoce tradicionalmente en el Reino Unido, se da apertura al Parlamento Británico. Las líneas que lee la monarca son escritas por la oficina del Primer Ministro y marcan la línea de la agenda legislativa que propondrá el gobierno en el período que inicia. Pero con menos de tres semanas para la fecha límite para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el asunto del Brexit tuvo un rol protagónico.

“La prioridad de mi gobierno siempre ha sido asegurar la salida del Reino Unido de la Unión Europea para el 31 de octubre”, leyó la reina Isabel II en la cámara de los Lores y ante los miembros de esta cámara y los integrantes de la Cámara de los Comunes.

Pero más allá del Brexit, los parlamentarios británicos se preparan para una elección anticipada y las políticas que seguirán a la salida del Reino Unido del bloque. De ahí que algunos críticos vieran en el discurso una inusual instrumentalización de la reina para imponer la agenda conservadora.

El discurso de la reina, redactado por el gobierno conservador

Las líneas que leyó la reina Isabel II este lunes 14 de octubre incluyeron una lista de al menos 20 proyectos que el gobierno planea proponer al Parlamento, incluyendo la legislación necesaria para implementar el acuerdo del Brexit si el primer ministro logra un pacto con la Unión Europea esta semana.

“Mi gobierno pretende trabajar hacia una nueva sociedad con la Unión Europea, basada en el libre comercio y la cooperación amistosa”, reveló el discurso. Pero además el texto contempló el panorama para el país más allá del futuro de sus relaciones con la Unión Europea.

Según expuso la secretaria de Estado para el Comercio Internacional, Liz Truss, la ambición de su gobierno "es cubrir el 80% del total del comercio británico con acuerdos de libre comercio para el 2022. Esto incluye nuevos acuerdos con Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y Japón. Parte de nuestros compromisos para ayudar a los exportadores a acceder a nuevos mercados en expansión en todo el mundo".

Pero según el Partido Laborista, la corona fue usada para promover un manifiesto del Partido Conservador. “Lo que tenemos en efecto es una alocución partidista desde las escalinatas del trono”, afirmó el líder opositor Jeremy Corbyn en una entrevista a Sky News.

El discurso y la reapertura del Parlamento ocurre en medio, además, del panorama hacia una elección anticipada. Un asunto sobre el que están de acuerdo los dos partidos, pero no se han puesto de acuerdo sobre la mejor fecha.

Poco optimismo en la Unión Europea para llegar a un acuerdo con Johnson

Para Simon Coveney, ministro de relaciones exteriores de Irlanda, es posible lograr un acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido, pero hace falta mucho más trabajo. Su opinión tiene un eco especial teniendo en cuenta que el primer ministro británico está impulsando una propuesta híbrida sobre las relaciones comerciales entre Irlanda (parte de la Unión Europea) e Irlanda del Norte (uno de los estados del Reino Unido).

Sin embargo, el escepticismo tiene más voces ahora que los ministros de exteriores del bloque se reunieron en Luxemburgo.

“No somos muy optimistas”, dijo un alto diplomático de la Unión Europea a Reuters.

Luego de más de tres años del referendo que optó a favor de la salida del Reino Unido del bloque, Johnson tendrá que ratificar a último momento en su Parlamento el acuerdo que alcance con la Unión Europea. El sábado los parlamentarios británicos se reunirán para debatir y votar este asunto, en una sesión extraordinaria, una convocatoria que no se realizaba desde la Guerra de las Malvinas (Falklands War) en 1982.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.