Saltar al contenido principal

Oleada de reacciones contra la sentencia condenatoria a los líderes independentistas en España

Los manifestantes bloquean la entrada al aeropuerto como respuesta a la sentencia, en Barcelona, España, el 14 de octubre de 2019.
Los manifestantes bloquean la entrada al aeropuerto como respuesta a la sentencia, en Barcelona, España, el 14 de octubre de 2019. Albert Gea / Reuters

La sociedad catalana respondió a la sentencia con la ocupación del Aeropuerto del Prat, en Barcelona. Pedro Sánchez, presidente de España, prometió el cumplimiento de la sentencia y Quim Torra, presidente de Cataluña, habló de "venganza".

Anuncios

La plataforma Tsunami Democràtic, con más de 150.000 persona suscritas en su canal de Telegram, inició, con la salida de la sentencia, durante el 14 de octubre, la convocatoria de movilizaciones con una primera protesta formada por distinas columnas de ciudadanos que bloquearon el centro de Barcelona.

Horas después, la manifestación se desplazó hasta el Aeropuerto de El Prat, donde miles de personas trataron de frenar la circulación aérea, mientras la policía cargó contra los manifestantes y parte de la prensa, entre la que se encontraba la corresponsal de France 24 en Español en Barcelona Elise Gazengel.

Más de 120 vuelos fueron cancelados ante la imposibilidad de las tripulaciones de llegar a las dependencias aéreas. En otros puntos de Cataluña también se realizaron acciones de protesta, cortando importantes carreteras y vías de tren. Y a última hora, el centro de Barcelona volvió a acoger una multitudinaria manifestación de rechazo.

Ante el masivo desplazamiento de los manifestantes, las carreteras fueron cerradas y las líneas de tren y de metro que conectan la ciudad de Barcelona con el aeropuerto fueron suspendidas. Sin embargo, los manifestantes están haciendo el camino a pie, con distancias que pueden llegar a superar los 10 kilómetros.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

El Gobierno asegura "el cumplimiento integro" de la sentencia, mientras que desde Cataluña hablan de "venganza"

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España en funciones, realizó una declaración institucional, después de la publicación del fallo, en la que aseguraba que nadie está por encima de la ley: "La sentencia significa su cumplimiento íntegro".

Con estas palabras Sánchez cerraba la puerta al indulto. Una posibilidad que ciertos sectores pensaban que podría servir como medida política de distensión en el conflicto con Cataluña.

Por su parte, Quim Torra, presidente de Cataluña, hizo una declaración institucional en la que aseguró que había enviado una carta al presidente Pedro Sánchez y al rey Felipe VI para solicitar una reunión de urgencia ante los últimos acontecimientos.

Además, Torra consideró que la resolución judicial es una decisión antidemocrática: "un acto de venganza, no de justicia". Y aprovechó para reafirmar la voluntad de formar un Estado independiente de Cataluña y avanzar a la república.

"Hoy han sido condenadas entre 9 y 13 años de prisión unas personas que siempre actuaron con sentido democrático y pacífico. Por eso rechazo estas sentencias, por injustas y antidemocrácticas, por formar parte de un juicio político y de una causa contra el derecho de autodeterminación".

Horas después de conocerse que se activaba la euroorden de detención contra Carles Puigdemont, el expresidente en una rueda de prensa desde Bruselas, también habló de "represión" y "venganza". Y aprovechó para criticar la postura de Europa y su silencio.

Reacciones de la comunidad internacional a la sentencia

La portavoz jefe de la Comisión Europea, Mina Andreeva, declaró en rueda de prensa en Bruselas, que no comentan las decisiones de tribunales nacionales y que la postura de la Comisión de Europea no ha cambiado: "Sigue siendo un asunto interno de España que tiene que ser resuelto en línea con su orden constitucional".

Por otro lado, Massimo Frigo, asesor legal senior para Europa y Asia Central, de la Comisión Internacional de Juristas, en palabras a France 24, aseguró que el crimen de sedición es un tipo penal demasiado vago y amplio, que permite violaciones de DD. HH.

Además, avisó de las consecuencias que puede tener la sentencia en futuras movilizaciones: " Sienta precedente a nivel internacional al ser una corte tan respetada como Tribunal Supremo de España. Crea un ejemplo muy grave, por la influencia que puede tener en otros países. Es ir hacia atrás, no progresar en la protección de los DDHH, y eso puede inspirar de manera negativa la jurisprudencia de otros países".

Los presos enviaron mensajes de rechazo al fallo judicial

Oriol Junqueras, que recibió la condena máxima, con un total de 13 años, aprovechó para enviar un mensaje de audio desde la cárcel de Lledoners, en la que mostraba su enfado y aseguraba que Cataluña estaba más cerca de la independencia después del fallo:

"Estoy enfadado e indignado. Seguro que también lo estáis fuera. Esto no hará que abandonemos los valores republicanos. Hoy tenemos más motivos para querer la independencia y para seguir defendiendo la justicia, la libertad y el progreso".

Por su parte, Jordi Cuixart, uno de los dos líderes sociales encarcelados después de organizar la manifestación del 20 de septiembre de 2017, y que, según la sentencia, formaba parte de una estrategia conjunta con el Gobierno de Cataluña de conseguir la independencia vía la sedición, aprovechó Twitter para insistir en su voluntad de declararse culpable de los hechos:

"Mensaje desde la prisión: La respuesta a la sentencia, reincidencia, lo volveremos a hacer. Amnistía, Democracia y Autodeterminación".

Con EFE y medios locales

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.