Saltar al contenido principal

Tres partidos de sanción para el irlandés Aki, que se pierde el resto del Mundial

Anuncios

Tokio (AFP)

El centro irlandés Bundee Aki, expulsado en el partido contra Samoa del pasado sábado por un tackle peligroso, ha sido suspendido con tres partidos, por lo que ya no volverá a jugar en lo que resta del Mundial de rugby de Japón.

Esta suspensión es un duro golpe para los irlandeses, que el sábado próximo se enfrentarán en cuartos a los All Blacks neozelandeses, grandes favoritos al título.

Aki se convierte en el décimo jugador sancionado durante el campeonato mundial por un tackle peligroso, entre ellos el uruguayo Facundo Gattas (tres partidos) y el argentino Tomas Lavanini (cuatro).

Antes del inicio de la Copa del Mundo, la federación internacional (World Rugby) manifestó su deseo de penalizar los tackles peligrosos, cuando se realizan con los hombros, sin agarrar al jugador placado o aquellos que supongan un contacto con la cabeza.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.