Saltar al contenido principal

Francia y Alemania buscan impulsar su programa de cooperación en defensa

Anuncios

París (AFP)

Francia y Alemania esperan levantar los bloqueos que frenan su ambicioso programa de cooperación industrial en materia de defensa en un consejo de ministros franco-alemán que se celebrará el miércoles en Toulouse (sur).

Tras un primer impulso político durante su lanzamiento hace dos años, los programas de futuros aviones de combate (SCAF) y tanques (MGCS) no han avanzado.

El SCAF, bajo liderazgo francés, debe reemplazar al Rafale y al Eurofighter, y el MGCS, bajo el alemán, al Leclerc y al Leopard.

Los fabricantes Dassault Aviation y Airbus lanzaron la semana pasada un llamado a París y a Berlín para hacer de este consejo de ministros conjunto un "catalizador de este deseo común de avanzar" lanzando "sin más demora" los estudios para tener un primer ejemplar de SCAF en 2026.

Esta etapa, esencial para mantener el calendario y entrar en servicio en 2040, se ha retrasado. Según el ministerio francés de Defensa "no es anormal que programas de esta magnitud tomen tiempo".

"Los alemanes relacionan el asunto del SCAF con el de los tanques franco-alemanes. A nivel político, no hay un motivo oculto, pero hay juegos de poder en las tecnoestructuras", explica una fuente cercana al tema.

En el centro del problema está la división de tareas en el futuro proyecto de tanques. Según esta fuente, la empresa alemana Rheinmetall realizó un "intenso lobbying" para obtener más tareas frente al grupo KNDS, la empresa conjunta entre la alemana Krauss-Maffei Wegmann (KMW) y la francesa Nexter, lo que retrasó el proyecto.

Desde entonces se ha alcanzado un acuerdo sobre la igualdad de carga de trabajo entre Francia y Alemania, que se anunciará en el consejo de ministros, según una fuente del gobierno francés.

La desconfianza en esta cooperación se debe, en particular, a la diferencia en los sistemas de toma de decisiones en los dos países y al importante papel del Bundestag en Alemania, explica Gaëlle Winter, investigadora asociada de la Fundación para la Investigación Estratégica (FRS).

"Independientemente del programa de armamento, el Bundestag interfiere con las asignaciones industriales. La comisión de Presupuestos mira muy de cerca los asuntos gestionados por el ministerio de Defensa y todos los miembros de esta comisión están tratando de conseguir algo para su propia circunscripción", explica.

"Actualmente, el Bundestag no confía en la acción del gobierno federal para llevar a buen término los debates sobre la distribución industrial" y "cuestiona casi sistemáticamente las orientaciones adoptadas", afirma Gaëlle Winter.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.