Saltar al contenido principal

La Loze, una pista para bicicletas, es la sorpresa del próximo Tour

Anuncios

París (AFP)

El Tour de Francia 2020, cuyo recorrido fue desvelado este martes en París, presenta un puerto inédito, La Loze, diseñado únicamente para ascenderlo en bicicleta, en Los Alpes, por encima de la estación de esquí de Meribel (Saboya).

"Es una vía verde, cerrada a la circulación de automóviles, excepto para las personas que se ocupan del dominio dedicado al esquí", explicó a la AFP el alcalde de Méribel-les Allues, Thierry Monin.

"En verano sirve para el servicio de los remontes mecánicos, en el invierno es una pista esquiable. Es únicamente una mezcla de caminos existentes", añadió.

Gran novedad del próximo Tour, el fino camino de asfalto convive con las asperezas del terreno en los últimos siete kilómetros. Como un tobogán gigante en una montaña rusa, multiplica las rupturas de pendiente, lo que hace que su pendiente media sea poco significativa, aunque se mantiene muy elevada.

"Creamos esta vía verde para los cicloturistas, para tener un vínculo con Courchevel y desarrollar la práctica de la bici con asistencia eléctrica en verano", continúa el alcalde. "Le propusimos al Tour de Francia la que es nuestra mejor promoción", añadió.

- Cuando Hinault levanta el teléfono... -

En agosto las jóvenes promesas del Tour del Porvenir probaron la subida. "El resultado fue definitivo", declaró a la AFP el organizador de esta carrera de referencia para menores de 23 años, Philippe Colliou.

Bernard Hinault, cinco veces ganador del Tour en los 70 y 80, fue quien llamó al director del Tour para pedirle que se desplazara y descubriera La Loze. Christian Prudhomme reconoce haber quedado "fascinado" por la montaña y su entorno, con una vista hacia las cimas de la Vanoise hasta Mont Blanc.

Thierry Gouvenou, director de carrera, también acudió en persona para apreciar el cambio de perspectiva que supone esta ascensión.

"No hay nada regular. No hay nunca el mismo desnivel, pasamos del llano al 20%, luego al 10%. Hace falta cambiar de ritmo todo el tiempo, algo que no gusta a los rodadores", explicó.

"No soy capaz de encontrar un lugar comparable, es una carretera única en Francia. Estás a más de 2.000 metros de altitud, se sube hasta 2.304. Se conocen los efectos de la altitud en el organismo, por lo que será la subida más complicada de gestionar para los corredores, la 'llegada-reina' del Tour", añadió.

Más allá del verano próximo, el alcalde de Meribel espera desarrollar el turismo en los Tres Valles: "Queremos que vuelva el Tour, si este día convence a todo el mundo".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.