Saltar al contenido principal

Coalición internacional liderada por EE. UU. confirma retirada del nordeste sirio

Una señal de carretera que muestra la dirección a la entrada de la ciudad de Manbij, Siria, el 15 de octubre de 2019.
Una señal de carretera que muestra la dirección a la entrada de la ciudad de Manbij, Siria, el 15 de octubre de 2019. Omar Sanadiki / Reuters

Las fuerzas de la coalición anunciaron su retirada "deliberada" de Manbij, horas después de la llegada de las fuerzas leales a Damasco, que pactaron con los kurdos. La ciudad está en la mira del presidente Erdogan.

Anuncios

El norte de Siria, escenario de la ofensiva turca, está a punto de ebullición. Ante el avance de las fuerzas de Erdogan y sus aliados rebeldes, los ejércitos kurdos acordaron el ingreso de las fuerzas leales a Damasco en Manbij.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, prometió controlar la franja del noreste sirio para "limpiar de terroristas" su frontera y reasentar a tres millones de refugiados sirios. En ese contexto, en Manbij, al oeste del Éufrates, fortín de las milicias kurdas ahora acompañadas por las fuerzas sirias, la tensión crece cada minuto.

Este 15 de octubre se conoció que las tropas estadounidenses se retiraron de esa ciudad, días después de que el presidente Donald Trump anunciara su retiro del país árabe. Así también lo confirmó el coronel Myles B Caggins III, portavoz de la alianza internacional que combatió al Estado Islámico: "Las fuerzas de la coalición están llevando a cabo una retirada deliberada del nordeste de Siria, estamos fuera de Manbij", dijo por medio de Twitter.

Esta retirada despeja la zona y ubica cada vez más cerca las tropas de Ankara y Damasco, lo que tiene en alerta a la comunidad internacional ante los temores de un escalamiento del conflicto.

Rusia, aliado del presidente sirio Bashar al-Asad, y con tropas en territorio sirio, puede ser un punto de quiebre en la ofensiva turca. El enviado del Kremlin a Siria dijo que el asalto de las fuerzas de Erdogan era "inaceptable" y negó que la operación hubiera sido consultada a Moscú.

"No. Siempre le hemos pedido a Turquía mostrar moderación y siempre hemos considerado una operación militar en territorio sirio como inaceptable", dijo el portavoz desde Abu Dhabi, donde el presidente Vladimir Putin se encuentra en visita oficial.

Informe desde Sanliurfa: los kurdos resisten y contraatacan la ofensiva turca

Las razones de Erdogan para lanzar la intervención contra los kurdos en el noreste de Siria

El presidente Erdogan ha dicho que lleva a cabo una operación antiterrorista al norte de Siria y que ya ha "limpiado 1.000 kilómetros cuadrados de terroristas".

Ankara dice combatir a los "terroristas" del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK ) y sus aliados sirios de las Unidades de Protección Popular (YPG). Organizaciones que según el Gobierno turco son responsables de la muerte de 40.000 personas en los últimos 30 años.

Desde el séptimo foro del Consejo de Cooperación de los Estados turco hablantes, en Azerbaiyán, Erdogan insistió en que la ciudad de Manbij es uno de sus objetivos.

Los combatientes rebeldes sirios respaldados por Turquía derriban la bandera del Consejo Militar de Tal Abyad en la ciudad fronteriza de Tal Abyad, Siria, el 14 de octubre de 2019.
Los combatientes rebeldes sirios respaldados por Turquía derriban la bandera del Consejo Militar de Tal Abyad en la ciudad fronteriza de Tal Abyad, Siria, el 14 de octubre de 2019. Khalil Ashawi / Reuters

La ofensiva además también la lleva Turquía dentro de sus propias fronteras. La policía detuvo a cuatro alcaldes del partido legal pro-kurdo en los distritos de Hakkari, Yuksekova, Ercis y Nusaybin, cerca de la frontera con Siria.

Sanciones de EE.UU. a Turquía "son muy pocas y llegan muy tarde"

El rechazo a la operación turca ha sido global. Naciones Unidas, incluso, acusó a Turquía de ejecuciones sumarias. Algunos combatientes kurdos detenidos y un político habrían sido ejecutados.

Además, la ONU ha documentado víctimas de ataques aéreos, operaciones terrestres y disparos de francotiradores todos los días desde que comenzó la ofensiva el pasado 9 de octubre.

Estados Unidos, que fue aliado de los kurdos, impuso sanciones comerciales al Gobierno de Erdogan en un intento por detener la ofensiva. Pero las sanciones han sido menos severas de lo pensado y la lira ha venido recuperando su valor. "Las sanciones no están dirigidas a los bancos, entonces los mercados tienen una percepción positiva", dijo Cem Tozge, director de Alta Invest.

La vocera de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo que las sanciones "son muy pocas y llegan muy tarde" y agregó que el anuncio de sanciones de Trump "contra Turquía se queda corto en reversar el desastre humanitario”.

En cerca de una semana, Naciones Unidos cifró el desplazamiento de unas 160.000 personas. La autoridad kurda dice que son por lo menos 270.000 personas las que han debido iniciar un nuevo éxodo humanitario en la golpeada Siria, tras ocho años en guerra.

Con Reuter y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.