Saltar al contenido principal

¿Qué está pasando en Cataluña?: siete preguntas y siete respuestas

Una de las protestas convocadas después de la sentencia condenatoria contra líderes independentistas, en Barcelona, España, el 15 de octubre de 2019.
Una de las protestas convocadas después de la sentencia condenatoria contra líderes independentistas, en Barcelona, España, el 15 de octubre de 2019. Rafael Marchante / Reuters

Después de la sentencia condenatoria del 14 de octubre contra 9 líderes independentistas, se producen protestas a lo largo de Cataluña, que han vuelto a poner la autodeterminación en el centro de la agenda internacional.

Anuncios

El 14 de octubre el Tribunal Supremo de España hizo pública la sentencia contra los 12 líderes catalanes, de los cuales 9 llevan casi dos años encarcelados.

El fallo judicial condenó a cargos de sedición, malversación y desobediencia, con penas que van de los 9 a los 13 años de cárcel.

Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat, recibió la máxima condena. Sin embargo, Carles Mundó, Santi VIla y Meritxell Borràs, los tres políticos que abandonaron el gobierno durante los sucesos de otoño del 2017, fueron condenados por desobediencia y no entrarán en prisión.

¿Qué está pasando en las manifestaciones?

14 de octubre: Tsunami Democràtic convocó protestas durante toda la jornada, siendo la del bloqueo del aeropuerto de Barcelona la más numerosa.

Imagen de la ocupación del aeropuerto de Barcelona, el 14 de octubre, en la que más de 100 vuelos fueron cancelados.
Imagen de la ocupación del aeropuerto de Barcelona, el 14 de octubre, en la que más de 100 vuelos fueron cancelados. Juan Medina / Reuters

Las autoridades aeroportuarias se vieron obligadas a cancelar más de 100 vuelos y hubo cargas policiales contra los manifestantes, y parte de la prensa, ante las que respondieron ciertos sectores de manifestantes, arrojando objetos y creando barricadas.

Según el Sistema de Emergencias Médicas de Cataluña hubo más de 130 heridos, entre los que destaca un joven de 22 años que perdió un ojo debido al disparo policial de una pelota de goma.Este tipo de armas están prohibidas en Cataluña.

15 de octubre: Miles de personas llenaron los alrededores de la Delegación del Gobierno en Cataluña, donde Omnium Cultural y Assemblea Nacional Catalana (ANC) convocaron una encendida de velas para protestar contra la sentencia. La policía volvió a cargar contra los manifestantes para evitar que llegaran hasta las puertas de la delegación y los manifestantes volvieron a responder con barricadas y lanzamiento de objetos.

Las imágenes de Barcelona en llamas dejaron 125 heridos y 30 detenidos.

Imágenes del final de la jornada del 15 de octubre, cuando las cargas policiales derivaron en enfrentamientos y barricadas con contenedores ardiendo.
Imágenes del final de la jornada del 15 de octubre, cuando las cargas policiales derivaron en enfrentamientos y barricadas con contenedores ardiendo. Juan Medina / Reuters

16 de octubre: Comenzaron las denominadas "Marchas por la libertad", organizadas por Omnium Cultural y ANC y con el apoyo de Tsunami Democràtic.

Se trata de 5 columnas que salieron de Tàrrega, Tarragona, Berga, Vic i Girona, y en las que miles de personas caminarán durante 3 días, cortando las principales autopistas catalanas, hasta llegar a Barcelona, en un recorrido de 100 kilómetros, que une distintos puntos de Cataluña con su capital.

El 16 de octubre comenzaron las marchas de la libertad, donde miles de personas salieron desde cinco puntos, para caminar 100 kilómetros hasta Barcelona.
El 16 de octubre comenzaron las marchas de la libertad, donde miles de personas salieron desde cinco puntos, para caminar 100 kilómetros hasta Barcelona. Marta Pérez / EFE

Por la noche se volvieron a repetir los sucesos del día 16 de octubre. Después de una concentracón convocada por los CDR, frente al Ministerio de Interior de Cataluña, para exigir la dimisión de su responsable, Miquel Buch, volvieron los enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes, que dejaron 46 detenidos y 96 personas atendidas por el SEM, con un herido grave después de un atropello por parte de los Mossos d'Esquadra.

¿Qué movilizaciones hay previstas para los próximos días?

Durante el 17 de octubre esta prevista la segunda jornada de las "Marchas por la libertad", que coincide con una huelga estudiantil.

Las marchas llegarán a Barcelona el 18 de octubre, fecha en la que está convocada una huelga general como protesta por la sentencia.

El 26 de octubre está prevista la convocatoria de una macromanifestación unitaria de partidos políticos y entidades soberanistas. En un primer comunicado, Tsunami Democràtic, anunció acciones para ese mismo día, en una jornada que coincide con el Clásico. El mensaje fue borrado y en la segunda versión del comunicado ya no se volvía a hablar del 26 de octubre. Con el temor de que pueda suceder alguna acción en contra del partido, la Liga de Fútbol Profesional (LFP) solicitó que el FC Barcelona - Real Madrid se juegue en la capital española. Una moción que apoyó el Gobierno en funciones. Sin embargo, los clubes se mostraron en contra.

La decisión será tomada el próximo 22 de octubre por el Comité de Competición, el cual está formado por un miembro de La Liga, otro de la Federación Española y un último independiente.

¿Quién está detrás de las protestas?

Tsunami Democràtic: es la última plataforma de movilización en Cataluña. Sin cabezas visibles, ni entidad jurídica, realiza sus comunicados a través de mensajería cifrada.

En Telegram tiene más de 200.000 personas suscritas y, desde esta plataforma, organizaron la protesta del aeropuerto y emitieron un comunicado leído por Pep Guardiola, entrenador del Manchester City.

Han desarrollado una app, de difícil infiltración policial, la cual exige un código QR para poder unirse y, desde la cual, pretenden hacer más convocatorias cuando tengan gente suficiente registrada. Así lo anunció la plataforma en un comunicado vía Twitter: "La próxima acción se anunciará cuando seamos miles de gotas conectadas con la app". La referencia a las gotas conecta con las protestas de Hong Kong, que han utilizado este tipo de metáforas, bajo el lema "Sé agua". 

ANC: fundada en 2012, es una asociación que tiene por objetivo conseguir la independencia de Cataluña.

Hasta el referendo del 1 de octubre, junto con Omnium Cultural, capitalizaba las protestas soberanistas. Sin embargo, desde que su expresidente Jordi Sánchez entró en prisión por convocar la manifestación del 20 de septiembre de 2017, su poder de convocatoria disminuyó, aunque sigue contando con una gran masa social.

Su expresidenta Carme Forcadell, también expresidenta del Parlamento de Cataluña, es una de las líderes encarceladas.

Omnium Cultural: se trata de una asociación histórica, fundada en 1961, con el objetivo de promocionar la lengua y la cultura catalana. Desde 2012 también promueve la independencia de Cataluña, siendo uno de los principales aglutinadores del movimiento.

Igual que la ANC, desde la encarcelación de su presidente, Jordi Cuixart, por la manifestación del 20 de septiembre 2017, disminuyeron la convocatoria de movilizaciones.

CDR'S: nacieron con el nombre de Comités de Defensa del Referendo. Sin embargo, una vez realizado, mutaron a Comités de Defensa de la República.

Son asambleas abiertas, organizadas en distintos barrios de Barcelona y localidades catalanas, vinculadas a la izquierda anticapitalista e independentista.

7 miembros de estos colectivos fueron detenidos el 23 de septiembre acusados por terrorismo. Sin embargo, los hechos están bajo investigación y, a pesar de las informaciones iniciales de poseer Goma2, solo se encontraron termitas, como material explosivo, cuyo uso es común en la pirotecnia.

¿Qué pasa con Carles Puigdemont?

El expresidente de la Generalitat, establecido en Bruselas, hizo público su rechazo a la sentencia y pidió a la Unión Europea que actuase.

Carles Puigdemont, durante la rueda de prensa del 14 de octubre en Bruselas, en la que condenó la sentencia.
Carles Puigdemont, durante la rueda de prensa del 14 de octubre en Bruselas, en la que condenó la sentencia. Francois Lenoir / Reuters

Por su parte, desde el Tribunal Supremo, el juez Pablo Llarena aprovechó la sentencia y solicitó la Euroorden de extradición a Bélgica.

Sin embargo, su escrito fue en español, por lo que la Justicia belga contestó que la euroorden debía estar redactada en una de las tres lenguas oficiales del país, francés, flamenco y alemán, o en su defecto, en inglés.

Después de la fallida declaración de independencia del 27 de octubre de 2017, el día 30 del mismo mes, Carles Puigdemont se estableció en Bruselas, Bélgica. De este modo, evitó la orden de detención contra los líderes independentistas, quienes entraron el 2 de noviembre en prisión. 

Después de una batalla judicial entre España y Bélgica, Bruselas descartó la extradición del expresidente. Sin embargo, Puigdemont fue detenido en Alemania el 25 de marzo de 2018, en cumplimiento de la euroorden emitida por España. Aunque, finalmente, el 5 de abril, la justicia alemana descartó el delito de rebelión y Puigdemont fue liberado.

¿Cuál es la reacción desde España?

Desde la política, Pedro Sánchez, presidente en funciones del Gobierno de España, declaró, después de salir la sentencia, que se asegurará de que la condena sea cumplida íntegramente.

Después de los altercados del 15 de octubre, el Gobierno en funciones emitió un comunicado hablando de "violencia generalizada en las protestas de Cataluña".

El 16 de octubre, además, Sánchez se reunió con Pablo Casado, Albert Rivera, líder de Ciudadanos, y con Pablo Iglesias, líder de Podemos, para abordar la crisis en Cataluña.

Pedro Sánchez convocó a Pablo Casado, líder del PP y de la oposición, para tratar con urgencia los sucesos que se están desarrollando en Cataluña.
Pedro Sánchez convocó a Pablo Casado, líder del PP y de la oposición, para tratar con urgencia los sucesos que se están desarrollando en Cataluña. Juan Carlos Hidalgo / EFE

Casado, de la derecha conservadora, y Rivera, de la derecha nacionalista, durante la reunión, exigió a Sánchez la destitución, vía el artículo 155 del gobierno de Cataluña, así como la declaración de la Ley de Seguridad Nacional.

Pedro Sánchez declaró que tomaría las medidas que fuesen necesarias, pero aprovechó para hacer una llamada a la calma. Pablo Iglesias confirmó, después de la conversación, que el presidente en funciones no pensaba tomar medidas excepcionales.

Por su parte, Albert Rivera, de la derecha nacionalista española, convocó a una manifestación para el domingo 20 de octubre, en la céntrica Plaza de Sant Jaume de Barcelona, con el lema: "¡Basta ya! Justicia y Convivencia".

Hace unas semanas una encuesta de GAD 3 desveló que el 59% de los españoles -el 82% de los catalanes- creía que la mejor forma para resolver el problema era el diálogo entre los gobiernos de España y Cataluña.

España está en precampaña para unas elecciones que se celebrarán el 10 de noviembre.

¿Cómo está actuando el gobierno de Cataluña?

La estrategia del "Govern" es contradictoria.

Quim Torra, presidente de Cataluña, al salir la sentencia llamó a la gente a "manifestarse pacíficamente y sin miedo". Después, felicitó a la gente que había bloqueado el aeropuerto. Y, por último, durante el 16 de octubre marchó con los manifestantes de la marcha por la libertad cortando la principal autopista catalana.

Sin embargo, la policía catalana, en manos del gobierno de Torra, colaboró con la policía española desplazada y cargó contra los manifestantes siguiendo una estrategia conjunta. Por lo que avaló las protestas y las cargas policiales al mismo tiempo.

Después de las presiones internas en Cataluña, que exigen su dimisión por las violentas cargas, Miquel Buch, ministro de Interior de Cataluña, dio una rueda de prensa para dar explicaciones por una actuación policial que dejó más de 100 heridos durante las dos primeras jornadas de protesta. En su declaración, Buch defendió la actuación policial y aseguró que continuarían con la misma contundencia.

Por su parte, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), socio de gobierno de Junts x Catalunya (JxC) instó, desde su vicepresidente, Pere Aragonés, a respetar las movilizaciones pero condenando todo tipo de violencia.

En esa línea tuitearon los presos independentistas.

¿Qué reacciones hubo internacionalmente?

Después de la sentencia, la portavoz jefe de la Comisión Europea, Mina Andreeva, declaró en rueda de prensa en Bruselas, que no comentan las decisiones de tribunales nacionales y que la postura de la Comisión de Europea no ha cambiado: "Sigue siendo un asunto interno de España que tiene que ser resuelto en línea con su orden constitucional".

Un día más tarde, el Departamento de Estado de EE. UU. pidió moderación a quienes protestan por la sentencia del procès y advirtieron que el presidente Donald Trump "prefiere una España fuerte y unida".

El mismo día, el Parlamento del Reino Unido debatió sobre la situación en Cataluña y el presidente de la Cámara de los Comunes aseguró que Carles Puigdemont sería "sumamente bienvenido".

Desde el Reino Unido, la jefa del Gobierno escocés, Nicola Sturgeon, condenó la sentencia y aseguró que el sistema político español necesitaba un cambio urgente.

"Estos políticos han sido encarcelados por permitir a los catalanes escoger pacíficamente su futuro. Cualquier sistema político que conduzca a un resultado tan terrible necesita un cambio urgente. Mis pensamientos y solidaridad están con ellos y sus familias", dijo Sturgeon.

Por su parte, Massimo Frigo, asesor legal senior para Europa y Asia Central, de la Comisión Internacional de Juristas, en palabras a France 24, aseguró que el crimen de sedición es un tipo penal demasiado vago y amplio, que permite violaciones de DD. HH.

Además, avisó sobre las consecuencias que puede tener la sentencia en futuras movilizaciones: "Sienta precedente a nivel internacional al ser una corte tan respetada como Tribunal Supremo de España. Crea un ejemplo muy grave, por la influencia que puede tener en otros países. Es ir hacia atrás, no progresar en la protección de los DDHH, y eso puede inspirar de manera negativa la jurisprudencia de otros países".

Con EFE y medios locales

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.