Saltar al contenido principal

Opositores boicotearon el discurso anual de Carrie Lam en el Parlamento

La jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, reacciona durante una conferencia de prensa después de su discurso de política para 2019, en Hong Kong, China, el 16 de octubre de 2019.
La jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, reacciona durante una conferencia de prensa después de su discurso de política para 2019, en Hong Kong, China, el 16 de octubre de 2019. Umit Bektas / Reuters

La jefa del Ejecutivo se vio obligada a abandonar la Cámara durante el discurso sobre el estado de la región hongkonesa ante las constantes protestas de los partidos prodemocráticos, que acusaron a Lam de tener las "manos manchadas de sangre".

Anuncios

La tensión se traslada de las calles al Parlamento de Hong Kong. Carrie Lam no pudo realizar este miércoles 16 de octubre su discurso sobre el estado de Hong Kong ante las constantes protestas de la bancada opositora, que obligaron a suspender el pleno dos veces y que finalmente hizo que Lam tuviera que abandonar la Cámara entre abucheos.

La sesión plenaria se volvió insostenible por las reiteradas interrupciones del sector opositor, contrario a Beijing, durante el discurso de la jefa del Ejecutivo. Con las manos pintadas de rojo, estos políticos acusaron a Lam de tener las manos manchadas de sangre por los heridos registrados durante los meses de protestas en la ciudad isleña.

Entre las consignas coreadas por los pandemócratas, los políticos que abogan por la expansión de derechos, se repitieron las peticiones de dimisión a Lam y las condenas a la brutalidad policial contra los manifestantes que han salido en masa a las calles desde el pasado mes de junio.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

El discurso se tuvo que retomar una hora después, no en el Parlamento sino en solitario. Esta alocución era importante para la líder hongkonesa ya que con él trató de restaurar la confianza perdida en su Ejecutivo.

En un intento por calmar las protestas, la jefa del Ejecutivo local anunció que su gabinete encargará la construcción de 10.000 viviendas provisionales en los próximos tres años en suelo público o alquilado a inmobiliarias, que se pondrían a disposición de los ciudadanos que estén en lista de espera para optar a vivienda de protección oficial.

Según Lam, el desorbitado precio de la vivienda en la región administrativa especial sería una de las causas originarias de las protestas en Hong Kong, por lo que también anunció una relajación en las restricciones de las hipotecas, en especial para quienes opten a comprar por primera vez.

En el discurso, la líder apeló a sus 7,5 millones de ciudadanos para "apreciar la ciudad" advirtiendo que "la violencia continua y la propagación del odio erosionarán aún más los valores centrales de Hong Kong".

Lam, sin más concesiones para la oposición

El discurso de Lam no contó con ningún anuncio de reformas en materia política ni cedió a ninguna de las cuatro demandas que los manifestantes esperan lograr: una amnistía a los arrestados, una investigación independiente sobre brutalidad policial, la revocación del término "revuelta" para las protestas del 12 de junio y la introducción de sufragio universal en la elección del jefe del Ejecutivo.

El pasado 4 de septiembre, Lam anunció la única concesión hecha, por el momento, al movimiento prodemocrático: la retirada de la polémica propuesta de ley de extradición que habría permitido que Beijing accediera a "fugitivos" refugiados en territorio hongkonés para juzgarlos en suelo chino bajo un sistema judicial sin garantías.

Las protestas, que se convirtieron en masivas en junio a raíz de esta propuesta de ley de extradición, han mutado hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos que rigen Hong Kong y una oposición al autoritarismo de Beijing.

Con EFE, Reuters y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.