Saltar al contenido principal

EE.UU.: Elizabeth Warren se convierte en la rival a batir en el cuarto debate demócrata

La candidata presidencial demócrata, la senadora Elizabeth Warren, habla con el ex vicepresidente Joe Biden durante el cuarto debate electoral de candidatos demócratas presidenciales para 2020 en Westerville, Ohio.
La candidata presidencial demócrata, la senadora Elizabeth Warren, habla con el ex vicepresidente Joe Biden durante el cuarto debate electoral de candidatos demócratas presidenciales para 2020 en Westerville, Ohio. Shannon Stapleton / Reuters

La senadora lidera las encuestas junto con el exvicepresidente, Joe Biden, para ser elegida como candidata a enfrentar las elecciones de 2020 contra Donald Trump.

Anuncios

El cuarto debate entre los 12 candidatos demócratas a las primarias estadounidense dejó como principal protagonista a Elizabeth Warren. La candidata ha empatado virtualmente en las encuestas a Joe Biden en el último mes y por ello su programa fue el más atacado por sus rivales al tildarlo de “poco realista” y “demasiado progresista”.

La senadora Warren comprobó que su aumento en las encuestas puede tener un alto costo. Ahora es un objetivo claro para los ataques, particularmente de los candidatos más moderados, y sus planes ahora están siendo sometidos a un análisis mucho más agudo.

Los moderados Pete Buttigieg, alcalde de South Bend, Indiana, y la senadora estadounidense Amy Klobuchar persiguieron agresivamente a Warren para explicar cómo pagaría sus propuestas, calificadas como ambiciosas, donde se incluyen su plan de salud pública para todos. Su propuesta estrella.

Ambos candidatos están tratando de salir del anonimato de un grupo demócrata lleno de gente. Buttigieg se ha clasificado para el debate de noviembre, pero Klobuchar no. Tan solo tienen 4 meses por delante antes de la primera elección en Iowa, el próximo tres de febrero, que supondrá la primera toma de contacto con el poder real de cada uno de los candidatos.

Salud e impuestos fueron los temas clave durante las más de tres horas que los precandidatos a la presidencia de Estados Unidos debatieron en la ciudad de Westerville, Ohio. El debate se caracterizó por la alta confrontación de algunos de los candidatos.

"No creo que los estadounidenses estén equivocados cuando dicen que lo que quieren es una opción", dijo Buttigieg a Warren. Su plan mantiene un seguro privado, pero permitiría a las personas optar al Medicare.

La senadora Warren, el senador Sanders y el exvicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, son los favoritos en las encuestas, pero los tres superan los 70 años de edad. Foto del debate del 15 de octubre el Ohio.
La senadora Warren, el senador Sanders y el exvicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, son los favoritos en las encuestas, pero los tres superan los 70 años de edad. Foto del debate del 15 de octubre el Ohio. Aaron Josefcz / Reuters

Warren, negó por su parte, que su propuesta en salud perjudicase a las clases medias por medio de un aumento de impuestos, aunque no especificó de qué forma financiaría su propuesta. Además, atacó a sus rivales al decirles que solamente ella y Bernie Sanders eran los candidatos que “impartían justicia social” al querer quitar privilegios a los multimillonarios.

Un debate con una media de edad muy alta

Los tres favoritos tienen una edad superior a los 70 años, algo que no pasó desapercibido por sus rivales, que interpelaron a Biden, Warren y Sanders a cerca de las garantías con las que podrían ejercer un mandato de cuatro u ocho años en Estados Unidos a su elevada edad.

El mayor de ellos es Bernie Sanders, que, a sus 78 años, sufrió recientemente un infarto al corazón que ha paralizado durante varias semanas su campaña. A su vuelta aseguró que su salud es buena y que pretende retomar sus mítines esta misma semana. Biden también terminaría un supuesto mandato siendo octogenario, ya que está a punto de cumplir 77 años.

Biden prometió divulgar sus registros médicos antes de las asambleas de Iowa el próximo año y dijo que estaba corriendo porque el país necesita un anciano estadista en la Casa Blanca después de Trump.

Joe Biden mantuvo un perfil bajo y pierde apoyos en las encuestas

La candidata demócrata a la presidencia, la senadora Elizabeth Warren, escucha al ex vicepresidente Joe Biden durante el cuarto debate electoral de los candidatos presidenciales demócratas de 2020 en Westerville, Ohio.
La candidata demócrata a la presidencia, la senadora Elizabeth Warren, escucha al ex vicepresidente Joe Biden durante el cuarto debate electoral de los candidatos presidenciales demócratas de 2020 en Westerville, Ohio. Shannon Stapleton / Reuters

Biden ha visto como en los dos últimos meses su liderazgo sólido ha ido disminuyendo progresivamente en favor de las propuestas progresistas planteadas por Elizabeth Warren. Además, tras el escándalo de Ucrania que ha llevado al presidente Donald Trump a la investigación del impeachment, su intención del voto disminuyó hasta equipararse con la de la sanadora.

Durante el debate dejó de ser el hombre a batir y pasó bastante desapercibido durante las más de tres horas de discusión. El próximo será en Georgia en noviembre y para él los requisitos para continuar como precandidatos serán más duros y difíciles de obtener.

Con Reuters y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.