Saltar al contenido principal

Trump envió una carta a Erdogan donde le recomienda no ser un "tipo duro ni tonto"

Donald Trump le envió una carta a su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan el pasado 9 de octubre. Un día antes de la reunión de alto nivel del líder turco con la delegación estadounidense se conoció el contenido de la misiva.
Donald Trump le envió una carta a su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan el pasado 9 de octubre. Un día antes de la reunión de alto nivel del líder turco con la delegación estadounidense se conoció el contenido de la misiva. Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escribió el 9 de octubre una carta a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, en la que le pedía que no fuera "un tipo duro ni un tonto" o pasará a la historia como "un demonio".

Anuncios

La misiva fue enviada el 9 de octubre, el mismo día que comenzó la ofensiva del Ejército turco contra las milicias kurdas en el noroeste de Siria. En el documento, escrito en un tono crudo y coloquial, el líder estadounidense se ofrece a mediar entre Turquía y los kurdos, aliados de Estados Unidos en su lucha contra el Estado Islámico.

La periodista Trish Regan, de la cadena 'Fox', hizo pública la carta y la Casa Blanca confirmó su veracidad. Del lado de Ankara, una fuente diplomática turca declaró al diario 'Hürriyet' que la misiva "fue rechazada por Erdogan y arrojada a la basura".

La carta sigue el estilo lingüístico que Trump emplea en su cuenta de Twitter y comienza con un animado "¡lograremos un acuerdo!", pero advierte a Erdogan que de no escuchar sus consejos "pasará a la historia para siempre como el demonio". Además, Trump lanza una amenaza en forma de sanciones económicas a Ankara: "Usted no quiere ser responsable de la matanza de miles de personas, yo no quiero ser responsable de la destrucción de la economía turca y lo haré".

Luego de tres párrafos en los que la diplomacia brilla por su ausencia, Trump concluye con un "te llamo luego". No se conoce si esa llamada se realizó, pero el ultimátum en forma de misiva no ha hecho reacción en el plan de Erdogan y este continúa con su ofensiva contra los kurdos.

Una cita de alto nivel para intentar negociar un cese al fuego

Pese a un primer rechazo, el líder de Turquía aceptó reunirse este jueves 17 de octubre con el vicepresidente estadounidense Mike Pence y el secretario de Estado, Mike Pompeo, que ya están en Ankara para intentar negociar un cese el fuego en la intervención turca en el noroeste de Siria.

El vicepresidente de EE. UU. se reúne con el presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, en Ankara, Turquía, el 17 de octubre de 2019.
El vicepresidente de EE. UU. se reúne con el presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, en Ankara, Turquía, el 17 de octubre de 2019. Reuters

El asalto de Turquía lanzado el 9 de octubre sobre las milicias kurdas del noroeste de Siria ha creado una nueva crisis humanitaria en el país con más de 160.000 desplazados y una alerta de seguridad sobre los miles de combatientes del grupo Estado Islámico (EI) abandonados en las cárceles kurdas. Por ello, Pence insta a Erdogan a detener la ofensiva en Siria de inmediato a medida que se avecina la amenaza de nuevas sanciones sobre Turquía. El miércoles 16 de octubre, Trump advirtió que las sanciones económicas podrían "devastar la economía turca".

La delegación estadounidense busca negociar un alto el fuego de la ofensiva turca contra las milicias kurdas Unidades de Protección del Pueblo (YPG) –que Ankara considera terroristas- hasta ahora apoyadas por EE.UU. en la lucha contra el EI. Sin embargo, el presidente turco se ha mostrado contrario a la petición de Trump y ha dicho que solo pondría fin a la ofensiva si las milicias kurdas se desarman y se retiran de la franja de 30 kilómetros bajo la que Ankara aspira a tener bajo control en el noroeste sirio.

Por su parte, Rusia prometió a Ankara que la milicia kurda YPG no permanecerá en los territorios fronterizos, según declaró el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu. Rusia "ha prometido que el PKK o el YPG no permanecerán en el otro lado de la frontera", dijo Çavusoglu durante una entrevista con la 'BBC'. "Si Rusia, junto con las tropas del Ejército sirio expulsan a las milicias del YPG de la región, no nos opondremos".

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.