Saltar al contenido principal

El Reino Unido y la UE, aún más cerca de lograr un acuerdo sobre el Brexit

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, posan previo a la Cumbre Social Tripartita de la UE en Bruselas, Bélgica, el 16 de octubre de 2019.
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, posan previo a la Cumbre Social Tripartita de la UE en Bruselas, Bélgica, el 16 de octubre de 2019. Yves Herman / Reuters

Tras intensas negociaciones técnicas está previsto que el acuerdo esté cerrado durante la cumbre de la Unión Europea, entre este 17 y 18 de octubre, en Bruselas. Londres aún tendrá que convencer a su Parlamento.

Anuncios

El optimismo para un acuerdo sobre el Brexit nunca había estado tan alto entre el Gobierno británico y la Unión Europea. Sus propios líderes así lo han expresado.

Este miércoles, 16 de octubre, Londres y Bruselas estuvieron al borde de alcanzar un pacto de último minuto, pero el primer ministro británico, Boris Johnson, todavía tiene trabajo por hacer en su país para garantizar que el Parlamento respalde y apruebe el plan.

"Los fundamentos básicos de este acuerdo están listos y en teoría podríamos aceptar un acuerdo mañana", dijo este miércoles 16 de octubre el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien presidirá una cumbre de líderes de la UE, incluido Johnson, este 17 y 18 de octubre en la capital belga.

El presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó que se estaba finalizando un acuerdo y esperaba que pudiera aprobarse el jueves.

"Quiero creer que se está finalizando un acuerdo y que podremos aprobarlo mañana", dijo Macron durante esta jornada, en una conferencia de prensa con la canciller alemana Angela Merkel, en Toulouse.

Merkel, por su parte, dijo que ahora creía un poco más que lograr un acuerdo fuera posible.

"Estamos esperando el resultado de las conversaciones de Michel Barnier con los negociadores británicos. Pero siempre hicimos campaña por una salida ordenada del Reino Unido de la Unión Europea… Debemos tomar medidas para el futuro de los 27 miembros restantes de la UE y creo que el consejo de ministros franco-alemán ha demostrado hoy que Alemania y Francia están preparadas para eso", apuntó Merkel.

Cualquier acuerdo debe ser aprobado por el Parlamento británico

Pese a los acercamientos positivos, el negociador de la UE sobre el Brexit, el francés Michel Barnier,recordó que cualquier aprobación por parte de Bruselas sobre un acuerdo estaría condicionada a que la Cámara de los Comunes británica lo respalde en una sesión especial este sábado 19 de octubre.

El principal líder opositor, del Partido Laborista del Reino Unido, Jeremy Corbyn, camina junto al Primer Ministro británico, Boris Johnson, después del Discurso de la Reina Isabel II, durante la apertura del Parlamento, en Londres, el 14 de octubre de 2019.
El principal líder opositor, del Partido Laborista del Reino Unido, Jeremy Corbyn, camina junto al Primer Ministro británico, Boris Johnson, después del Discurso de la Reina Isabel II, durante la apertura del Parlamento, en Londres, el 14 de octubre de 2019. Jessica Taylor/Parlamento británico/vía Reuters

Tusk también dijo que "ciertas dudas han aparecido del lado británico", en referencia a la necesidad de Johnson de ganarse a los políticos de su país que temen que haya cedido demasiado para darse esta apertura para convenir un pacto.

Si Johnson no logra determinar los términos de la salida de su país de la Unión Europea, o no logra ratificar un acuerdo en casa, seguramente tendrá que buscar una extensión más larga de la actual fecha de divorcio trazada: 31 de octubre de 2019, después de tres años del referendo en el que ganó el 'sí' para abandonar el bloque europeo.

Irlanda del Norte, uno de los principales puntos de discordia para el Brexit

El punto de conflicto en las largas conversaciones con Bruselas sobre el Brexit, y que ya ha retrasado en dos ocasiones la salida, ha sido la frontera entre Irlanda, miembro de la UE, y la provincia británica de Irlanda del Norte.

El enigma para Londres fue cómo mantener controles aduaneros entre el Reino Unido y el mercado único de la Unión Europea sin imponer una frontera, que pudiera socavar el acuerdo de paz de 1998 que puso fin a décadas de conflicto en la isla irlandesa.

Finalmente, Londres propuso que Irlanda del Norte permaneciera en el área aduanera del Reino Unido, los aranceles se aplicarían a los bienes que cruzan desde el Reino Unido continental a Irlanda del Norte si se considera que estos se dirigirán más hacia Irlanda, país, y al mercado único del bloque europeo.

Funcionarios de la UE señalaron que se habían pactado arreglos aduaneros para Irlanda del Norte, disposiciones de "igualdad de condiciones" sobre normas laborales y medioambientales en las que la UE había insistido para garantizar una competencia leal, en virtud de un nuevo acuerdo comercial para la era post-Brexit.

Para los simpatizantes del Brexit más radicales, esta solución sería una concesión muy significativa a las exigencias del bloque europeo, ya que consiste en que haya una aduana en el mar de Irlanda, algo que fue rechazado por la exprimera ministra británica Theresa May porque significa trazar una separación, una frontera, entre la provincia británica de Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido.

Mapa que ubica a El Reino Unido, la provincia británica de Irlanda del Norte e Irlanda. Indica la eventual frontera en el mar de Irlanda, con fines aduaneros, una vez el Reino Unido salga de la Unión Europea.
Mapa que ubica a El Reino Unido, la provincia británica de Irlanda del Norte e Irlanda. Indica la eventual frontera en el mar de Irlanda, con fines aduaneros, una vez el Reino Unido salga de la Unión Europea. France24

Sin embargo, esta solución cumple la condición de que no haya una frontera dura entre las dos Irlandas, como lo definió el Acuerdo de Viernes Santo, también conocido como Acuerdo de Belfast, que puso fin al conflicto armado en esta región.

Pese a este panorama, el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, dijo que las diferencias entre Londres y Bruselas sobre este asunto "todavía son bastante amplias" y que por tanto "no está claro" si se podría alcanzar un acuerdo antes de la cumbre, al finalizar esta semana.

Johnson aún tendrá que buscar el respaldo del Partido Unionista Democrático y los partidarios más radicales del Brexit, que insisten en que no haya ningún tipo de separación entre la provincia de Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.