Saltar al contenido principal

"Hacer posible lo imposible": las catorce cumbres de "8.000" en siete meses

Anuncios

Katmandú (AFP)

El montañista nepalí Nirmal Purja quiere hacer "posible lo imposible", afirma en una entrevista a la AFP antes de partir hacia la última montaña de su desafío sobrehumano de escalar las 14 cumbres de más de 8.000 metros de altura en solo siete meses.

"Nims", su diminutivo, tiene el rostro arrugado por el sol, el viento y el frío extremos de sus recientes ascensos de los "8.000" del Himalaya. Vestido con una camisa a cuadros y bermudas, sonriente y distendido, el exsoldado de las fuerzas especiales británicas espera sentado en un café a la moda de Katmandú.

En posesión desde hace poco de un permiso especial acordado por China para el Shishapangma, cumbre tibetana de 8.027m que estaba cerrada en principio esta temporada, el montañista se apresta al asalto final de su "Project Possible" iniciado en la primavera boreal.

"Hay 14 montañas por encima de los 8.000 metros en el mundo. La persona más rápida en escalarlas lo hizo en casi 8 años y yo intento hacerlo en 7 meses. Es eso el 'Project Possible'", resume este hombre de 36 años que recurre a tubos de oxígeno en la "zona de la muerte".

Desconocido hasta hace poco en el pequeño mundo del montrañismo, Nims atrajo de manera progresiva la atención de su pares y de los medios en los últimos meses a medida que conquistaba con resistencia y una rapidez sorprendentes las cumbres más altas del planeta.

Al principio, muchos pensaban que la empresa era física y logísticamente imposible, vista la ventana de tiempo muy estrecha que no deja ningún lugar a la improvisación. Antes de las primeras cumbres, "todo el mundo se reía en mi nariz", afirma Nims a la AFP.

¿Uno de sus secretos? "La disciplina", responde en su inglés con mezcla de acentos británico y nepalí.

"Se trata de tener confianza en la capacidad de uno y es siempre necesario tener un espíritu positivo, porque a veces las cosas se apartan del buen camino. Los planes no salen como uno quiere o como habíamos pensado. Pero a pesar de todo, se puede volver posible lo imposible", dice.

- "Hay que relativizar todo" -

Su sprint-maratón en condiciones de poco oxígeno comenzó en abril en el Annapurna (Nepal, 8.091m), cuya cumbre alcanzó el 23 de abril.

Sin respiro, con poco descanso, saltando de un campamento base al otro en helicóptero, escaló algunas montañas sin detenerse en los refugios intermedios y encadenó otras famosas cumbres nepalíes: Dhaulagiri (8.167m), Kanchenjunga (8.586m), Everest (8.848m), Lhotse (8.516m) y Makalu (8.485m).

Luego de unas semanas de pausa, atacó en julio los cinco "8.000" de Pakistán, entre ellos los temidos K2 (8.611m) y Nanga Parbat (8.126m). A finales de septiembre sumó el Cho Oyu (China, 8.188m) y el Manaslu (Nepal, 8.163m).

Su proyecto chocó entonces con el cierre del Shishapangma. El obstáculo quedó sorteado finalmente esta semana, luego de que el gobierno nepalí interviniese a su favor ante las autoridades de China.

El más pequeño de los "8.000" y poco visitado, el Shishapangma es considerado como menos difícil técnicamente pero su ruta de ascenso deja a los montañistas muy expuestos a las avalanchas. La montaña ya se ha cobrado la vida de varios escaladores experimentados.

Nacido en una familia modesta de un pueblo del noroeste de Nepal, Nims pasó 16 años en la unidades Gurkas del ejército británico, del que se retiró recientemente para lanzarse en cuerpo y alma a la montaña.

"A veces te sentís invencible, como si fueses el mejor. Pero cuando parto a la montaña, eso me hace relativizar todo y es la razón por la cual empecé el montañismo", explica.

Como con otros atletas del estilo del difunto Ueli Steck o Kilian Jornet, Nims forma parte de una ola de montañistas que tienen a la velocidad como marca de fábrica. Ascensos "exprés" que no son del agrado de los puristas de la montaña.

Con su historia, espera inspirar y favorecer el surgimiento de nuevos alpinistas nepalíes: "Hay tanto mejores escaladores que yo que no han tenido su oportunidad. Espero que muchos jóvenes, incluso algunos de nuestros hermanos sherpas, salgan del anonimato y probablemente batan mi récord".

"No es más que el inicio", concluye.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.