Saltar al contenido principal

La NBA dice que China pidió el despido de Morey, Pekín lo desmiente

Anuncios

Nueva York (AFP)

El comisionado de la NBA Adam Silver señaló este viernes que el gobierno chino pidió que se despidiera al directivo de los Houston Rockets, Daryl Morey, por apoyar a los manifestantes de Hong Kong, afirmación desmentida horas después por el gigante asiático.

"El gobierno chino, las partes con las que tratamos, el gobierno y las empresas nos pidieron que lo despidiéramos", dijo Silver. "Dijimos que no hay posibilidad de que eso suceda", añadió.

Las empresas chinas suspendieron el lucrativo patrocinio y los acuerdos de transmisión por televisión con la NBA luego de que el gerente general de los Rockets, Daryl Morey, tuiteara su apoyo a los manifestantes prodemocráticos en Hong Kong.

Tras la afirmación de Silver, el gobierno chino reaccionó con una declaración ante la prensa de Geng Shuang, un portavoz diplomático. "El gobierno chino nunca ha transmitido este tipo de exigencia", se limitó a decir.

Silver añadió que "las pérdidas financieras ya han sido sustanciales" tras este episodio. "Nuestros juegos no están siendo difundidos en directo (en televisión) en China mientras hablamos y veremos qué sucede después", dijo.

"No sé dónde vamos a llegar", dijo en la Cumbre de Salud Time 100 de la revista Time en Nueva York. "Las consecuencias financieras han sido y pueden seguir siendo bastante dramáticas", continuó.

Hong Kong es una antigua colonia británica y tras la retrocesión a China en 1997 es ahora un territorio semiautónomo. Desde junio se ha visto sacudida por manifestaciones cada vez más violentas que exigen una mayor autonomía frente al creciente control de Pekín.

La NBA fue criticada por su comunicado de disculpa después de que estallara la tormenta, al incluir la palabra "lamentable" para referirse al tuit de Morey, que muchos vieron como un guiño a China.

- 'No hubo arrepentimiento' -

"Al principio usamos la palabra lamentable, pero lamentable fue modificar el hecho de haber molestado a nuestros fanáticos chinos", señaló Silver.

"Decíamos que lamentamos haber molestado a nuestros aficionados, (pero) al mismo tiempo que apoyamos el derecho de Daryl Morey a expresarse, el derecho de tuitear ... Tal vez estaba tratando de ser demasiado diplomático", agregó.

"No hubo arrepentimiento dirigido al gobierno (sino en cambio) a nuestros aficionados, cientos de millones de ellos en China", continuó.

Silver nuevamente trató de hacer la diferencia entre la libertad de expresión y el hecho de que la Liga apoye una posición particular.

"Brindar una plataforma para la libertad de expresión es diferente a agregar un punto de vista particular", subrayó Silver.

"Los valores de la NBA, los valores estadounidenses, somos un negocio estadounidense, viajan con nosotros donde quiera que vayamos. Y uno de esos valores es la libre expresión", concluyó.

La polémica provocó una gran tormenta, con multitud de reacciones, entre ellas la de la estrella Lebron James, que señaló a la prensa el lunes que el director general de los Rockets "no sabía suficiente" y estaba "mal informado" cuando publicó su mensaje de apoyo a los manifestantes de Hong Kong.

"Muchas personas podrían haber sido perjudicadas no solo económicamente sino también física, emocional y espiritualmente, así que tenemos que prestar atención a lo que tuiteamos, decimos y hacemos", añadió el astro de los Angeles Lakers.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.