Saltar al contenido principal

Afganistán: posponen los resultados preliminares de las elecciones presidenciales

Trabajadores de la Comisión Electoral afgana abren las urnas y el material electoral en un almacén en Kabul, Afganistán, el 7 de octubre de 2019.
Trabajadores de la Comisión Electoral afgana abren las urnas y el material electoral en un almacén en Kabul, Afganistán, el 7 de octubre de 2019. Mohammad Ismail / Reuters

La Comisión Electoral de Afganistán anunció que no entregaría los resultados preliminares de las presidenciales, celebradas el pasado 28 de septiembre. La incertidumbre aumenta las tensiones en el país.

Anuncios

El anuncio tenía como fecha límite el sábado 19 de octubre, pero es posible que se extienda durante una semana más por el temor de que los principales candidatos se nieguen a aceptar una posible derrota, así lo informó Abdul Ibrahimi, portavoz de la Comisión Electoral Independiente (IEC). “El anuncio de los resultados preliminares no se presentará hoy”, explicó, porque el trabajo sobre el procesamiento de los votos y el recuento, aún no se ha completado.

De acuerdo con Ibrahimi, la transferencia de datos biométricos, que se retrasó durante cuatro o cinco días, causó “uno de los principales problemas” a la hora de hacer el anuncio. Las denuncias de fraude, la desconfianza de los candidatos en el proceso y los problemas técnicos del sistema, han ido en aumento durante las últimas semanas causando también una fuerte presión sobre la IEC.

“La transparencia es importante. No queremos sacrificar la transparencia por el bien de la velocidad. La entrada de datos ha tardado más de lo esperado”, alegan desde la IEC. Según la Comisión, casi 1,8 millones de votantes han sido agregados a la base de datos.

La IEC, ha dicho el portavoz, prevé completar el sábado 19 de octubre la transferencia de los datos biométricos al servidor y “se iniciará el proceso de separación y filtración de votos duplicados y otro tipo de votos no válidos”.

La baja participación marcó los comicios

Afganistán, devastado por la guerra, ha luchado contra la violencia relacionada con las elecciones que mató a docenas de personas. Los atentados durante el mes electoral de septiembre dejaron al menos 85 civiles muertos y más de 370 heridos, según las Naciones Unidas.

El miedo a sufrir ataques durante los comicios hizo que se contabilizara la mayor abstención desde que se instauró un sistema democrático en Afganistán tras la caída del régimen talibán en 2001 con la invasión estadounidense. De los 9,6 millones de votantes registrados, tan solo 2,7 millones de afganos acudieron a las urnas el pasado 28 de septiembre.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Durante las últimas semanas el recuento se ha visto también interrumpido por el recelo y las trabas de los equipos de los principales aspirantes: el presidente afgano, Ashraf Ghani, y el actual jefe del Ejecutivo, Abdullah Abdullah. Los dos líderes presidenciales reivindicaron la victoria antes de que se contaran las votaciones y señalaron que no aceptarían la derrota, lo que genera más incertidumbre política.

Ambos líderes también fueron los principales candidatos en las elecciones de 2014 cuando ambos se acusaron mutuamente de fraude, fue entonces cuando Estados Unidos intervino y propuso un acuerdo para que Ghani y Abdullah compartieran el Gobierno.

Mientras tanto, el resto de los candidatos a la presidencia, quince en total, cuestionaron la legitimidad del proceso ensombrecido por la bajísima participación. Por otra parte, los insurgentes talibanes se han negado a aceptar la legitimidad de la administración de Ghani, a la que denominan de “títere a manos de Estados Unidos”.

El candidato vencedor deberá obtener más del 50 % de los votos para erigirse como presidente, pero en el supuesto de que ninguno supere ese porcentaje, habrá una segunda vuelta entre los aspirantes más votados.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.