Saltar al contenido principal

Ecuador impulsa reformas tributarias para lograr 450 millones de dólares al año

Anuncios

Quito (AFP)

El gobierno de Ecuador, que dio marcha atrás en la eliminación de subsidios a combustibles pactados con el FMI, anunció el viernes que impulsa reformas tributarias para obtener unos 450 millones de dólares anuales desde 2020.

"Estimamos que el próximo año puedan generar recursos por cerca de 450 millones de dólares", dijo el ministro de Economía, Richard Martínez, poco antes de que el gobierno envíe a la Asamblea Nacional un proyecto de reformas con el carácter de urgente.

El Parlamento, en el que el oficialismo carece de mayoría, tendrá 30 días para analizar la propuesta.

En un mensaje por radio y televisión, el presidente Lenín Moreno señaló que "hoy envío a la Asamblea una reforma tributaria" y anotó que "no subiremos el IVA", actualmente de 12%.

El mandatario indicó que planteará al Legislativo que las empresas que facturaron más de un millón de dólares en 2018 aporten con un total de 532 millones de dólares en un período de tres años.

También propondrá más y nuevos impuestos como para las personas con ingresos superiores a 100.000 dólares al año, a fundas plásticas e insumos para cigarrillos electrónicos.

El gobierno ecuatoriano, que afronta problemas económicos, consiguió en marzo créditos por 10.279 millones de dólares de organismos como el FMI (4.209 millones) que serán desembolsados hasta 2021, abultando su pasivo público que era de 39.253 millones hasta agosto (36% del PIB).

El acuerdo con el FMI prevé la eliminación de subsidios y reformas tributarias y laborales. Estas últimas serán presentadas en los próximos días tras diálogos con sindicatos cuando la mayor organización anuncia una paralización para el 30 de octubre.

El FMI dijo este viernes que espera un decreto del gobierno de Ecuador para concluir la segunda revisión del programa económico que condiciona el préstamo.

Para evitar el egreso de 1.300 millones de dólares, Quito suprimió subsidios a combustibles que derivó en el alza de hasta 123% en los precios, desatándose una crisis social con fuertes protestas que duraron 12 días y dejaron ocho muertos, 1.340 heridos y 1.192 detenidos, según la Defensoría del Pueblo.

La crisis terminó con el pasado domingo con un acuerdo entre Moreno y la dirigencia indígena, que encabezó las manifestaciones, por lo que se derogó el decreto que eliminó los subsidios.

El martes las cotizaciones de la gasolina corriente y del diésel, los más utilizados en Ecuador, retornaron a los niveles de antes, así como las tarifas del transporte público, que habían subido hasta en 40%.

Indígenas, que representan un 25% de los 17,3 millones de ecuatorianos y son el sector más pobre del país, y gobierno negocian nuevas alzas de combustibles y la focalización de ayudas para los más deprimidos.

El FMI señaló el viernes que espera el resultado de esa negociación para concluir la segunda revisión del programa económico, del que depende el tercer desembolso por unos 300 millones de dólares.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.