Saltar al contenido principal

Seis muertos en un doble ataque en el norte de Burkina Faso

Los gendarmes burkineses patrullan el norte del país el 30 de octubre de 2018.
Los gendarmes burkineses patrullan el norte del país el 30 de octubre de 2018. Issouf Sanogo/ AFP

Al menos seis personas murieron este sábado 19 de octubre en ataques simultáneos contra dos campamentos militares en el norte de Burkina Faso. Nadie se atribuyó el hecho, pero todo apunta a una acción yihadista.

Anuncios

Todo comenzó alrededor de las 3:00 de la mañana este sabado 19 de octobre. Los campamentos militares de Bahn y Yensé, en el norte de Burkina Faso, fueron atacados casi simultáneamente. El balance provisional es de cinco muertos y 11 heridos según un comunicado emitido por la jefatura del ejército.

Esta tragedia tuvo lugar en un contexto en el que Burkina Faso, una nación de África Occidental, se enfrenta a ataques terroristas casi todos los días, principalmente en el norte del país. "Desafortunadamente, estos ataques costaron la vida a cinco miembros de estos batallones, incluido un oficial de policía. Once soldados también resultaron heridos", informó el ejército, que aseguró también que sus fuerzas "rechazaron a los atacantes" con "enérgicas represalias (...) antes de la llegada de los refuerzos".

"486.000 personas ya se han visto obligadas a abandonar el interior del país".

Durante casi cinco años, Burkina Faso, al igual que los demás países de la región del Sahel, ha sufrido de un aumento del número de ataques terroristas en su territorio, principalmente en el norte. Las autoridades tratan a toda costa de detener esta espiral de violencia atribuida a grupos yihadistas, algunos afiliados a Al-Qaeda y otros al autodenominado Estado Islámico, aunque rara vez reivindican la autoría de estos ataques.

El país, que es uno de los más pobres del mundo, tiene dificultades para entrenar, asesorar y preparar adecuadamente a sus fuerzas de seguridad.

Pese a la conformación del G5 Sahel desde 2014, una alianza regional entre Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger, cuyo propósito es luchar contra el terrorismo, el ejército no logra detener los ataques mortales.

En un principio, estos ataques se dirigían principalmente contra las fuerzas de defensa y de seguridad, así como a los símbolos del Estado. Hoy, sin embargo, los civiles también terminaron en el blanco de estos grupos. "Unas 486.000 personas ya se han visto obligadas a abandonar el interior del país, incluidas 267.000 sólo en los últimos tres meses", anunció Andrew Mbogori, portavoz del ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, en una conferencia de prensa en Ginebra, y añadió que otras 16.000 han huido de las zonas afectadas hacia países vecinos. Por el momento, el número de muertes desde 2015 se estima en 600.

Manifestación contra el terrorismo y las "políticas imperialistas"

En Burkina Faso, Francia está presente con 200 hombres de las Fuerzas Especiales en Kamboinsin (suburbios de Uagadugú) e interviene regularmente en el país como parte de la operación Barkhane (4.500 hombres distribuidos entre Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger). En las últimas semanas, los soldados franceses desplegados en el Sahel han intensificado sus acciones en Burkina Faso.

Sin embargo, esta presencia extranjera suscita a menudo el descontento de grupos de la sociedad civil. El pasado sábado 12 de octubre, centenares de personas protestaron en la capital, Uagadugú, para "denunciar el terrorismo y la presencia de bases militares extranjeras en África", respondiendo a la convocatoria de una decena de organizaciones sociales en el marco de las llamadas "jornadas antiimperialistas". Los participantes en la manifestación cantaron "El ejército francés y las fuerzas extranjeras no son bienvenidos", "fuera el ejército francés de Burkina Faso".

Manifestación en Burkina Faso para exigir la retirada de las fuerzas francesas.

Los ejércitos francés, estadounidense, canadiense, alemán y otros han entrado en la subregión para, según dicen, luchar contra el terrorismo pero son señalados de usar dicha guerra como un pretexto para establecer bases militares en la región. "Pero a pesar de esta presencia masiva de los ejércitos más grandes del mundo, los grupos terroristas siguen operando e incluso están creciendo en poder", denunció Gabin Korbéogo, uno de los portavoces del movimiento.

"Por lo tanto, debemos tener cuidado con estos pirómanos nocturnos que se convierten en bomberos al amanecer", agregó. "Estas potencias extranjeras utilizan el terrorismo para (...) controlar la inmensa riqueza de la región",concluyó Gabin Korbéogo.

Con AFP y medios locales

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.