Saltar al contenido principal

La reconfiguración de Siria tras el memorando firmado por Moscú y Ankara

Banderas nacionales rusas y sirias ondean cerca de la aldea de Zor Magar, en el norte de Siria y cerca de la frontera con Turquía, el 23 de octubre.
Banderas nacionales rusas y sirias ondean cerca de la aldea de Zor Magar, en el norte de Siria y cerca de la frontera con Turquía, el 23 de octubre. Huseyin Aldemir / Reuters

La policía militar rusa llegó este miércoles 23 de octubre a la estratégica ciudad siria de Kobane, donde va a comenzar el patrullaje de la zona según el acuerdo alcanzado el martes entre Rusia y Turquía.

Anuncios

El norte de Siria amaneció este miércoles 23 de octubre bajo una aparente calma. Moscú ha impuesto sus condiciones para el futuro de Siria y ha movilizado a su policía militar a lo largo de la frontera turco-siria para garantizar el cumplimiento del acuerdo con Ankara.

Luego de una reunión de seis horas entre Putin y Erdogan, celebrada el martes en la ciudad rusa de Sochi, ambos líderes han firmado un memorando sobre la creación de una zona de seguridad en una franja de 30 kilómetros en el noroeste de Siria.

A partir de la medianoche del 23 de octubre y en plazo de 150 horas, la policía militar rusa y guardias fronterizos sirios se desplazarán hacia poblaciones sirias en la frontera con Turquía para facilitar la retirada de las milicias kurdas y de su armamento siguiendo con las exigencias impuestas por Erdogan.

El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, ha dicho en un comunicado que "los policías militares rusos se reunieron con representantes de la administración local y trataron asuntos relacionados con su interacción para el cumplimiento de los objetivos fijados".

Limpiar de milicias kurdas la frontera turco-siria, una de las exigencias de Ankara

Las fuerzas rusas son las encargadas, según el acuerdo, de facilitar la retirada de las milicias kurdas de las Unidades de Protección Popular (YPG) que Ankara considera terrorista por sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que lleva décadas luchando de forma armada contra Turquía.

Un niño con una bandera turca se para frente a un vehículo militar turco en la ciudad de Tal Abyad, Siria, el 23 de octubre.
Un niño con una bandera turca se para frente a un vehículo militar turco en la ciudad de Tal Abyad, Siria, el 23 de octubre. Khalil Ashawi / Reuters

Una vez concluyan los seis días acordados para la retirada de las milicias kurdas, las fuerzas rusas y turcas comenzarán a patrullar conjuntamente sobre una franja de tierra de 10 kilómetros en el noroeste sirio, donde durante años se desplegaron las tropas estadounidenses con sus antiguos aliados kurdos.

Sin embargo, la ciudad de Qamishli, considerada la "capital" de las regiones kurdas en Siria, quedará excluida del acuerdo, pero Erdogan ha pedido que las fuerzas del YPG se retiren también de la ciudad, que ha sufrido especialmente la brutalidad de los ataques de la ofensiva turca durante las últimas semanas.

La región se reconfigura tras ocho años de guerra

Por su parte, el presidente sirio, Bashar al-Asad, ha expresado en una conversación telefónica con su homólogo ruso su "pleno apoyo al acuerdo logrado este martes en Sochi y mostró su disposición a enviar guardias fronterizos a la frontera turco-siria junto con la policía militar rusa", según ha dicho el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Mapa de la nueva situación del norte de Siria en la frontera con Turquía tras el acuerdo alcanzado entre Ankara y Moscú.
Mapa de la nueva situación del norte de Siria en la frontera con Turquía tras el acuerdo alcanzado entre Ankara y Moscú. France24

El Gobierno central de Damasco establecerá 15 puestos a lo largo de la frontera con Turquía, según ha informado la agencia de noticias Interfax. De esta manera, se subraya la influencia dominante de Putin en Siria y sella el regreso de las fuerzas de su aliado, el presidente Bashar al-Asad, al noreste del país por primera vez en años.

Moscú ha advertido también que si las fuerzas kurdas del YPG, hasta ahora aliadas de Washington en su lucha contra el Estado Islámico junto a la coalición kurdo-siria de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), no se retiran de toda la frontera noreste de Siria se enfrentarán a un nuevo conflicto armado con Turquía.

Una retirada total del YPG marcaría una victoria para Erdogan, que lanzó la ofensiva Fuente de Paz el 9 de octubre con el objetivo de expulsar a las milicias kurdas de la frontera turca y crear una "zona segura" para el regreso de los refugiados sirios.

El final del proyecto de auto-federación kurdo o Rojava en el norte de Siria

La ciudad de Kobane tiene un significado especial para la población kurda ya que que luchó durante meses contra el grupo yihadista Estado Islámico que intentó hacerse con la ciudad entre el 2014 y 2015. La lucha por la liberación de Kobane fue una de las más feroces en los ocho años de guerra en Siria y se saldó con la muerte de cientos de miembros de las milicias kurdas y la destrucción de gran parte de la ciudad.

Los últimos acontecimientos y acuerdos entre las distintas fuerzas implicadas en el conflicto sirio reflejan el vertiginoso ritmo de los cambios en Siria desde que Trump anunciara la retirada de Estados Unidos el 6 de octubre, sacudiendo el equilibrio militar en una cuarta parte del país tras ocho años de guerra.

De esta manera, queda frustrado el proyecto iniciado en el 2012 por los kurdos de crear su propia Auto-Federación Democrática, más conocido como Rojava, en el norte del país. Un hecho que satisface a Al-Asad, ya que el memorando implica terminar de un plumazo con las ansias separatistas kurdas, favoreciendo la unidad territorial del país bajo el control del Gobierno central de Damasco.

La franja de seguridad de Erdogan y el miedo a represalias lleva a un multitudinario éxodo kurdo

Desde el comienzo de la actual campaña militar turca en el norte de Siria, unas 176.000 personas se han visto desplazadas de sus hogares, según los últimos datos de la Oficina de Coordinación Humanitaria de las Naciones Unidas en Siria (OCHA).

Unicef cifró el pasado martes 22 de octubre en 80.000 niños los que se han visto desplazados desde el estallido de la violencia y, de ellos, unos 2.000 han huido hacia la región del Kurdistán iraquí, frontera con las áreas kurdas del noreste de Siria. Se espera que el éxodo de la población kurda que habita las localidades del noreste de Siria aumente tras el acuerdo.

Familias desplazadas sirias, que huyeron de la violencia después de la ofensiva turca en Siria, reciben ayuda en el campo de refugiados de Bardarash en las afueras de Dohuk, Iraq el 22 de octubre.
Familias desplazadas sirias, que huyeron de la violencia después de la ofensiva turca en Siria, reciben ayuda en el campo de refugiados de Bardarash en las afueras de Dohuk, Iraq el 22 de octubre. Ari Jalal / Reuters

Reacciones de la comunidad internacional tras el pacto

Irán, firme valedor de Al-Asad en el conflicto sirio, ha declarado su bienvenida al acuerdo entre Moscú y Ankara para detener las operaciones militares, calificándolo de "un paso positivo" para garantizar la estabilidad y la integridad territorial del país.

"Irán agracede cualquier medida que preserve la integridad territorial de Siria, fortalezca la soberanía nacional y conduzca a la restauración de la estabilidad y la paz en la región", ha subrayado el portavoz del ministerio de Exteriores, Abas Musaví, en un comunicado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no se refirió directamente al acuerdo en cuestión pero reveló que el Gobierno turco se comprometió con un "alto al fuego permanente" en Siria y que por ello EE.UU. levantaría "todas las sanciones" que se alcanzaron a imponer en medio de los operativos militares "a no ser que pase algo con lo que no estemos contentos".

Durante la declaración a la prensa desde la Casa Blanca, Trump resaltó que el compromiso "es un resultado creado por Estados Unidos, y no por ninguna otra nación" y se congratuló de que con esta decisión se estén "salvando decenas de vidas".

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.