Saltar al contenido principal

La UE pide ayuda internacional urgente para afrontar la crisis migratoria venezolana

Ciudadanos venezolanos regresan con sus maletas llenas de provisiones por el puente internacional Simón Bolívar, en Cúcuta, Colombia, el 19 de octubre de 2019.
Ciudadanos venezolanos regresan con sus maletas llenas de provisiones por el puente internacional Simón Bolívar, en Cúcuta, Colombia, el 19 de octubre de 2019. Mauricio Dueñas Castañeda / EFE

El bloque europeo reclama la atención urgente para la crisis migratoria que afrontan los países Latinoamericanos ante la masiva salida de ciudadanos venezolanos. Bruselas acoge el 28 y 29 de octubre la Conferencia Internacional de Solidaridad.

Anuncios

El éxodo de ciudadanos venezolanos sigue en aumento. El próximo año, el número de venezolanos en el exterior podría superar los 6,5 millones, convirtiéndose en la mayor crisis migratoria del mundo, según los cálculos de los organismos internacionales.

Por ello, la Unión Europea (UE), junto al Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ACNUR) y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), ha organizado la Conferencia Internacional de Solidaridad, que cuenta con más de 500 participantes registrados. Una cita que pretende concienciar de la situación de los 4,5 millones de venezolanos que han salido ya de su país y preparar una próxima conferencia de donantes que ayude a paliar la escasez de recursos.

“Esta es la crisis de refugiados con menos fondos del mundo. La comunidad internacional simplemente no está haciendo lo suficiente. Y tengo la impresión de que no está al tanto de la gravedad y la urgencia de tener que hacer más”, expresó la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, durante la inauguración del acto.


La jefa de política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, durante el inicio de la conferencia internacional de solidaridad sobre la crisis de refugiados y migrantes venezolanos en Bruselas, Bélgica, el 28 de octubre de 2019.
La jefa de política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, durante el inicio de la conferencia internacional de solidaridad sobre la crisis de refugiados y migrantes venezolanos en Bruselas, Bélgica, el 28 de octubre de 2019. Oliver Hoslet / EFE

El 80% de los refugiados venezolanos se quedan en América Latina

La factura social y económica de los países de América Latina, que acogen al 80% de los refugiados y migrantes que ya han salido de Venezuela, es otro de los puntos tratados durante la conferencia. Tanto Bruselas como las Naciones Unidas (ONU) temen que los países receptores cierren sus fronteras al éxodo venezolano, lo que agravaría aún más la crisis.

“Cada día, miles de venezolanos aumentan las cifras de aquellos que han huido a Colombia, con números muy altos, a Brasil y a otros países de la región. En este momento parece no haber una salida a este éxodo. Se necesita más ayuda internacional y más rápida”, demandó Filippo Grandi, alto comisionado de la ONU para los Refugiados. A su juicio, “lo que está en juego es la estabilidad, la prosperidad y el bienestar del conjunto de la región”.

Hasta el momento, Colombia –el mayor receptor de migración venezolana- ha recibido a 1,5 millones de venezolanos, seguido de Perú, que alberga más de 800.000, y Ecuador, con más de 300.000.

"No hay un sentido de urgencia y eso es lo que queremos, que eso exista porque la crisis es urgente, requiere una atención urgente, las necesidades no dan tiempo y hay que atenderlas", instó el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, en Bruselas.

Ciudadanos venezolanos cruzan el puente de Cúcuta en Colombia. La crisis migratoria en Venezuela sigue aumentando y la UE pide ayuda a la comunidad internacional. 19 de octubre, Cúcuta, Colombia.
Ciudadanos venezolanos cruzan el puente de Cúcuta en Colombia. La crisis migratoria en Venezuela sigue aumentando y la UE pide ayuda a la comunidad internacional. 19 de octubre, Cúcuta, Colombia. Mauricio Dueñas Castañeda / EFE

Tanto Perú como Ecuador, dos de los principales países de acogida de los venezolanos que huyen de la crisis política y económica de su país, han endurecido recientemente los requisitos para permitir la entrada a los migrantes venezolanos, según informa ACNUR.

“Mucha gratitud se tiene por la cooperación que se ha recibido, pero se requiere más, porque el fenómeno sigue creciendo y los desafíos provenientes de esa realidad son cada vez mayores”, agregó Holmes Trujillo.

Venezuela, la mayor crisis vivida por Latinoamérica en la historia reciente

Según la UE, esta crisis migratoria es la mayor vivida en Latinoamérica en los últimos años, y se ubica, a escala global, solo por detrás de la generada por la guerra en Siria. “Es verdaderamente una crisis de inmensa magnitud. En número es ya la segunda después de la crisis siria, pero es la primera en relación con la tasa de incremento del número de migrantes”, explicó Mogherini.

La exposición de las dificultades a las que se enfrentan los venezolanos fuera de su país, sobre todo a nivel de necesidades básicas como la atención sanitaria, educación e integración, servirá para preparar una reunión de donantes –previsiblemente en enero, según fuentes europeas- que intentará reunir los apoyos que demandan los países de acogida.

Mogherini recordó que la petición de la ONU para 2019 no se ha visto satisfecha y pidió que la de 2020 “no sufra el mismo destino”. También reclamó la necesidad de escuchar a “nuestros amigos en la región”, dado que las necesidades derivadas de esta emergencia humanitaria continúan superando la respuesta. “El número de venezolanos que abandonan su país sigue creciendo y también lo hacen los desafíos que enfrentan las comunidades de acogida”, remarcó.

Hace unos meses, ACNUR y la OIM instaron a reunir 740 millones de dólares para afrontar esta crisis, pero hasta el momento tan solo se ha recaudado el 60% de los fondos, según denunció el ministro español de Exteriores en funciones, Josep Borrell, quien sustituirá a Mogherini en diciembre en el cargo de alto representante de la UE para la Política Exterior.

los europeos hemos mostrado mucha menos resistencia a estos fenómenos y por eso es tanto de agradecer la suya”

Josep Borrell, ministro español de Exteriores en funciones.

Borrell alabó la apertura de los países de acogida, reconociendo que “los europeos hemos mostrado mucha menos resistencia a estos fenómenos y por eso es tanto de agradecer la suya”. Sin embargo, en términos económicos, las instituciones de la UE y sus 28 Estados miembros lideran el respaldo internacional con más de 320 millones comprometidos para Venezuela y la región.

El ministro español también dijo que quizás haya llegado el momento de “pensar en soluciones más comprometidas”, teniendo en cuenta la actualidad de las personas en situación de necesidad que permanecen en Venezuela y "las dificultades de las autoridades para importar alimentos o productos básicos que precisan”. España ha anunciado un apoyo de 50 millones de euros para ayudar a paliar la crisis que sufre Venezuela.

Con EFE y AFP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.